Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Basílica Catedral de San Nicolás Peregrino

Resumen

La catedral de Trani, una joya románica a orillas del mar

Si llegas a Trani por mar al amanecer, se erigirá ante ti como una visión onírica.

La catedral de San Nicola Pellegrino de Trani ocupa una posición espléndida y aislada en una amplia explanada, lo que hace que parezca colgar entre el mar y el cielo, bañada por la luz. Obra maestra del románico apulense, síntesis perfecta de tres elementos -iglesia, cripta e hipogeo- flanqueada por un elegante campanario, es lo primero que hay que ver si visitas la ciudad.

Tres iglesias para un solo lugar sagrado

Cuando dejas atrás el casco antiguo y el bullicioso puerto, se ve surgir del mar, en una posición que realza su carácter sagrado. Construida sobre una anterior catedral paleocristiana del siglo V d. C., demolida para albergar los restos de San Nicolás Pellegrino, fallecido en la ciudad en 1094, la catedral, iniciada a finales del siglo XI, fue revestida con piedra de Trani, un mármol local ligeramente rosado que da brillo al edificio.

La empresa, para la época, fue bastante atrevida por el reto que suponía construir en la orilla del mar y aislar los cimientos del agua, vio a toda la comunidad comprometida durante largas décadas.

Una obra como la catedral de Trani, atestigua que en la ciudad había artistas y trabajadores de gran capacidad, cultura y refinado gusto artístico.

Desciende a la cripta-no cripta: la luz llega hasta aquí

En la fachada, una doble escalera conduce al portal de entrada, flanqueado por arcadas ciegas: más arriba, la fachada sólo tiene 3 ventanas redondas, un rosetón y una abeja.

En el interior, la iglesia superior está dividida en 3 naves coronadas por tribunas que reciben la luz de la ventana del ábside. Desde la parte trasera de la iglesia, se puede descender a la cripta de Santa Maria della Scala, una sala muy luminosa y alta, difícilmente comparable al concepto de cripta, con 28 columnas de mármol que sostienen elegantes bóvedas de crucería.

Desde aquí, seguimos descendiendo -estamos a metro y medio por debajo del nivel del mar- hasta el hipogeo de San Leucio, que servía de sacellum de la iglesia paleocristiana: una pequeña sala con bóvedas de cañón, de época longobarda, que se construyó para albergar las reliquias del santo.

El portal de bronce firmado por el artista

El gran portal de bronce con 32 paneles modelados en bajorrelieve con temas sagrados y profanos es obra de Barisano da Trani, un importante escultor del siglo XII. El original, recientemente restaurado, se conserva en el interior de la catedral, mientras que en el exterior hay una copia de 2012.

El campanario desmontado y montado de nuevo

El elegante campanario de 59 metros de altura, obra de Nicolaus sacerdos protomagister, terminado poco después de la mitad del siglo XIV, tiene la peculiaridad de tener un arco en su base que, si bien aligera y estiliza su forma, lo hace poco estable. Probablemente sirvió para permitir el paso a otros edificios que ya no existen. Los problemas de estática se hicieron evidentes ya en el siglo XVIII, pero sólo a finales del siglo XIX se reforzó el zócalo, una intervención que no resultó decisiva.

En 1957, la Superintendencia decidió intervenir radicalmente para salvar la obra -y la seguridad pública- desmontando uno a uno los sillares de piedra del campanario para reconstruir los cimientos e incorporar una estructura de hormigón armado en la base. Así, reforzado y estabilizado, el campanario de la catedral de Trani ya no teme los embates del tiempo.

Opiniones
Opiniones
()
Basílica Catedral de San Nicolás Peregrino
Piazza Duomo, 76125 Trani BT, Italia
Llamar +390883500293 Página web

Explora los alrededores

Cercano