Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Naturaleza

Alto Adigio

Alto Adigio: los mejores miradores para ver el mundo con ojos nuevos

Si te gusta caminar por senderos de montaña, a menudo te detendrás en el camino para admirar el <strong>paisaje</strong> circundante. </br>Pero ¿sabías que en <strong>Alto Adigio</strong> se han creado <strong>miradores</strong> específicamente para disfrutar de las mejores vistas? Así es. Te presentamos <strong>3</strong> de ellos, desde los que contemplar mejor el hermoso <strong>paisaje de los Dolomitas, Patrimonio UNESCO de la humanidad.</strong>

1. La plataforma del pico de Ötzi

Uno de los más pintorescos miradores en Alto Adigio es, sin duda, el mirador del hombre de hielo Ötzi, que se eleva sobre el pico Grawand del glaciar Val Senales, a 3251 metros sobre el nivel del mar. Se encuentra en la montaña que se eleva a lo largo de la frontera entre Italia y Austria, y se llama así porque a sus pies se encontró a Ötzi, la momia congelada de un hombre prehistórico.

Fácilmente accesible en solo 10 minutos, para ver el mundo con nuevos ojos, solo tienes que empezar en la estación superior del teleférico del glaciar de Val Senales y subir las escaleras de acero. Frente a ti 126 picos diferentes, grietas, rocas espectaculares.

La plataforma tiene una estructura de acero y parece casi suspendida sobre el vacío. Busca con la vista el glaciar Giogo Alto, el campo de nieve de Similaun y el camino de la trashumancia, una línea divisoria natural entre el territorio italiano y el austriaco. Si tienes suerte y el aire es especialmente límpido, incluso podrás vislumbrar el Adriático.

2. La plataforma de monte Specie: un imán natural

A 2307 metros de altitud, la plataforma del monte Specie se eleva en el parque natural de Fanes-Senes-Braies. De fácil acceso, es una excursión adecuada para familias con niños y también para personas mayores.

Sal desde Prato Piazza por un camino de tierra en dirección sureste y mantente a la izquierda en la bifurcación. Sube hasta el refugio Vallandro y, detrás del mismo, continúa por el sendero número 34 en dirección a monte Specie. En el collado, gira a la derecha: llegarás a la "cruz de los veteranos", llamada así porque fue erigida en 1982 por los combatientes supervivientes del Val Pusteria.

Por fin podrás admirar las impresionantes formaciones rocosas de la Croda Rossa, los Dolomitas de Sesto, el grupo Cadini y el Cristallo. Una vista con un encanto incomparable.

3. La plataforma del monte Mastlè, con vistas al Patrimonio Mundial de la UNESCO

Este último balcón panorámico pretende contar y hacer visibles a los ojos las peculiaridades geológicas, geomorfológicas y paisajísticas que hacen que los Dolomitas sean Patrimonio Mundial de la UNESCO.

La plataforma, construida en acero y piedra local, se encuentra a 2200 metros de altura, cerca de la estación de montaña de la estación de remonte Col Raiser.