Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Naturaleza

Val di Fumo: la piedra preciosa del Trentino occidental

No estás en Canadá ni en Colorado: los paisajes de postal que evocan tierras lejanas son los del Trentino, del espléndido Val di Fumo, una verdadera joya del Trentino occidental al pie del Carè Alto.
La zona debe su nombre al halo de nubes que siempre la ha acompañado. 

1. Un valle por descubrir en el Parque Natural Adamello Brenta

En el Val di Fumo, la inmersión en la naturaleza es total. Estamos en la frontera con Lombardía, en un antiguo valle de origen glaciar, dentro del Parque Natural Adamello Brenta. El lugar ideal para desconectar.

2. Un paraíso de montaña

El corazón del Val di Fumo está entre el embalse de la Malga Boazzo y el Valle Daone, con 24 kilómetros de longitud.
Popular entre los excursionistas, también lo frecuentan quienes buscan setas o se interesan por la flora y fauna alpinas.
Puede ser un destino especial para quien le guste escalar en el hielo: no faltan las cascadas heladas en invierno, una práctica que solo debe realizarse con un guía experto.

El Val di Fumo discurre por el curso del río Chiese, atravesando una densa vegetación y la cumbre del Carè Alto al fondo, cima que lo separa del Val Rendena. Planifica una excursión guiada al pico de la montaña en verano, para una vista maravillosa y una experiencia sin igual.

3. Un recorrido por el Val di Fumo: información y consejos

Otra hermosa ruta es la que recorre el valle que lleva al Refugio Val di Fumo, principal punto de avituallamiento de la zona.
La salida es desde Malga Bissina, a 1850 metros. La primera parte del sendero es plana y discurre junto al lago de Malga Bissina, un embalse que explota el potencial hidroeléctrico de la zona. Después llegarás a Malga Breguzzo, una estructura en desuso desde donde parte una ruta más desafiante. Antes de llegar a tu destino, encontrarás la Malga Val di Fumo, donde detenerte para degustar algunos productos típicos. 

4. Un refugio a 2000 metros de altura

El paseo termina en el Refugio Val di Fumo, una instalación abierta desde finales de la primavera hasta el final del verano, con diversos servicios.
Cuenta con bar, restaurante y también con un alojamiento de 50 camas, 6 de las cuales están en el vivac de invierno.
Este lugar es conocido por la increíble vista de todo el valle, por la posibilidad de relajarse totalmente o, por el contrario, por sus actividades deportivas.

De hecho, desde el Refugio Val di Fumo, podemos alejarnos para hacer excursiones en canoa por el Chiese o dar paseos en busca de hierbas y setas espectaculares. 

5. Seis kilómetros de relajación total

La distancia entre Malga Bissina y el Refugio Val di Fumo es de unos 6 kilómetros, con un desnivel limitado, por lo que también pueden recorrerla los niños. Existe la posibilidad de llegar a Malga Breguzzo, a mitad de camino, antes de que comience la parte más exigente. 

Le puede interesar