Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Toscana

Siena y alrededores: dos ruedas, infinitas emociones

Desde la ciudad del Palio hay varios itinerarios para los amantes del ciclismo, hacia les Crete y las colinas de Siena, ideales para familias. Y para campeones del mundo.

El escenario es el mismo en el que se celebra desde hace años una de las etapas clave del <strong>UCI WorldTour, el principal calendario ciclista del mundo</strong>: la <strong>Strade Bianche</strong>, una <strong>carrera de ciclismo en ruta que se celebra cada mes de marzo en la provincia de Siena</strong>. El recorrido combina las principales características de otras dos clásicas, como la París-Roubaix, por los tramos de carretera irregulares (en Francia sobre adoquines, en la Toscana sobre caminos de tierra), y el Tour de Flandes, por los tramos cortos y empinados. <strong>Una competición nada fácil</strong>, reservada para los más intrépidos de las dos ruedas, que atrae a Siena a aficionados al ciclismo de todo el mundo. Volviendo con los pies en el suelo, o sobre los pedales, alrededor de la ruta oficial donde se celebra la competición de los campeones, <strong>hay muchas rutas al alcance de todos</strong> para descubrir la zona de Siena en bicicleta con amigos o con la familia.

1. Ciclismo por la zona de Siena

Partimos del corazón de Siena, la Piazza del Campo, a lo largo de las clásicas calles del centro pavimentadas con la típica pietra serena, y nos dirigimos hacia el este, hacia el Logge del Papa (finales del siglo XV), junto al cual se encuentra la iglesia de San Martino con su maravillosa fachada barroca.  Superando el territorio de la Contrada della Torre, te encontrarás frente a la Basílica de San Clemente en Santa Maria Dei Servi (Contrada del Valdimontone), desde donde podrás admirar una hermosa vista panorámica de Siena. Saliendo de Valdimontone en dirección a Porta Romana, construida en 1327 a lo largo de las murallas de la ciudad, cerca de la antigua via Cassia, continúa por algunas de las calles vecinas: entrarás en la Contrada del Nicchio, y poco a poco las cruzarás todas para llegar a via del Casato y luego al punto de partida: Piazza del Campo.

2. Sobre dos ruedas a través de las puertas de Siena

Una de las características de Siena son las puertas de la ciudad que se encuentran a lo largo de las antiguas murallas de defensa, y la belleza de este itinerario reside en que te lleva por las más bonitas. Por lo que, Porta Romana, Porta Pispini y Porta San Marco serán paradas importantes en esta excursión. Conocerás una de las fuentes de agua más antiguas de la ciudad, pasarás bajo la famosa inscripción "Cor magis tibi Sena pandit" (Siena te abre un corazón más grande... que la puerta que atraviesas) y descubrirás tesoros barrocos y renacentistas en un marco ambiental único. También hay una zona de pícnic podrás tomarte un descanso, quizás hacer algunos ejercicios de gimnasia aprovechando las instalaciones públicas disponibles, o incluso rellenar tu botella de agua. El recorrido ofrece una sorpresa final: la llegada a la hermosa Piazza del Campo.

3. Via Lauretana, un paraíso para los ciclistas

La antigua Via Lauretana es ahora un carril bici que va de Siena a Cortona, siguiendo parte de una ruta para excursionistas conocida como uno de los "Cammini Toscani". A lo largo de este camino es posible conectar con la Via Francigena y el Sentiero della Bonifica. Los numerosos desvíos que encontrarás están pensados para evitar las zonas afectadas por el tráfico y te permitirán disfrutar al máximo de este maravilloso itinerario, en el que recorrerás alternativamente tramos cortos de asfalto y tramos largos de caminos de tierra. A lo largo de la ruta hay seis posibles etapas con puntos para bicicletas en los lugares más importantes. El tramo desde Sinalunga hasta Cortona, pasando por Montepulciano, es exigente, pero absolutamente hermoso. Los ciclistas más experimentados y entrenados podrían hacer todo el recorrido en un día, pero te recomendamos que te tomes al menos 48 horas para afrontar la experiencia con tranquilidad y para que disfrutes de las innumerables bellezas que encontrarás por el camino.

4. Pedaleando entre gavillas de trigo y girasoles

Una ruta que serpentea por las onduladas colinas sobre las que se asienta Siena y, partiendo de una de sus puertas, Porta Romana, pedaleas por campo abierto siguiendo las indicaciones de la Vía Francígena del Sur. A lo largo de la ruta, se llega a Certosa di Maggiano en una sucesión de caminos de tierra y cortos tramos de carretera asfaltada, siguiendo la tradición de las "strade bianche". El paisaje es el de la Val d'Arbia, donde te esperan subidas suaves y descensos fáciles. En verano, encontrarás algunos campos de girasoles en plena floración, o campos de trigo justo después de la cosecha, con gavillas redondas tendidas en las laderas. Sea cual sea la época del año, descubrirás el encanto de la Grancia di Cuna, un imponente edificio de ladrillo rojo, uno de los ejemplos mejor conservados de una granja fortificada medieval y uno de los conjuntos arquitectónicos más interesantes de toda la provincia de Siena. Cuando tus ojos se hayan llenado de asombro y tu corazón de emoción, puedes completar la excursión pedaleando en dirección a Porta Romana y regresando a Siena.