Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Naturaleza

Tirol del Sur

Ato Adigio: protección del patrimonio natural de los parques

El territorio de Alto Adigio está lleno de espacios naturales, paisajes preciosos cuyo delicado equilibrio medioambiental debe preservarse. Por ello, la región ha creado numerosos parques. Hay 7 en total, además del parque nacional del Stelvio.
La tarea de cada uno de ellos es proteger el inestimable ecosistema y que sea accesible a todos.

1. Parque nacional del Stelvio: el "modelo" para una gestión sostenible

Entre las mayores reservas naturales de Europa, el parque nacional del Stelvio es un modelo. Abarca Alto Adigio, Trentino y Lombardía. Cubre todo el macizo montañoso de Ortles-Cevedale y es un verdadero espectáculo para los visitantes. En sus 530 kilómetros cuadrados, recorrerás grandes desniveles, desde los 650 metros del fondo del valle hasta los 3900 metros de los glaciares.

Según la altitud, podrás admirar una flora colorida y una fauna única: flores raras como la flor de las nieves y el ranúnculo glaciar, así como densos bosques poblados por ciervos, corzos y antes. Más abajo, íbices, zorros, armiños, ardillas y liebres. Y, en el cielo, águilas y buitres.

A través de praderas y bosques llegarás a zonas solitarias cuyo silencio solo se rompe con el silbido de las marmotas. Antes de elegir tu excursión, dirígete a uno de los centros para visitantes de Val Martello, Prato allo Stelvio o Trafoi. En su interior encontrarás exposiciones permanentes centradas en temas específicos.

 

2. Parque natural de Puez-Odle: la "obra" de los Dolomitas

Este parque toma su nombre de los picos que lo rodean y abarca más de diez mil hectáreas. A partir del análisis de sus rocas, es posible rastrear las diferentes épocas geológicas de los Dolomitas, formadas por alteraciones tectónicas y fenómenos erosivos. En Val di Funes te sumergirás en el "corazón verde" del parque. La exploración más emocionante para los más pequeños es la que ofrece el programa Dolomiti Ranger, con el que descubrir animales y plantas bajo la dirección de operadores cualificados. 

 

3. Parque natural de Fanes-Senes-Braies: el hogar del karst

En esta zona, más que en ninguna otra, experimentarás el fenómeno de la karstificación. Verás los numerosos lagos perennes o temporales y los manantiales kársticos que burbujean en cuencas ricas en vegetación. Detente en uno de los más bellos: el lago verde. Pasa también por el centro para visitantes del parque natural de Fanes-Senes-Braies, en San Vigilio di Marebbe. Encontrarás exposiciones y paneles informativos sobre la formación de los Dolomitas, la apicultura y fósiles encontrados en el lugar.

 

4. Parque natural Sciliar Catinaccio: el primero de los 7

Con una superficie de más de siete mil hectáreas en los Dolomitas occidentales de Alto Adigio, el parque natural de Sciliar-Catinaccio fue el primero de los "7 hermanos" instituidos en Alto Adigio. Un verdadero espectáculo de la naturaleza, con sus manantiales, arroyos, turberas y rocas de color rojo oscuro, que te fascinarán a medida que avanzas. También te llamará la atención la peculiar silueta del Sciliar debido a su composición geológica: la dolomía, con su estructura coralina. El lugar está lleno de asentamientos prehistóricos, que atestiguan la presencia del hombre desde la edad de Bronce.

 

5. Parque natural Vedrette de Ries-Aurina: la riqueza del agua

Lo que hace único a este parque es la presencia de numerosos glaciares. Con una superficie de más de treinta mil hectáreas, es rico en agua. Verás sus arroyos superando paredes y desprendimientos de rocas, para precipitarse en el valle, así como exuberantes cascadas, como las del desfiladero de Tobel, a lo largo del Río Riva. Por último, verás los lagos en las hondonadas excavadas por los glaciares, rodeados de densos bosques de coníferas.

6. Parque natural del Grupo Texel: el mayor de los 7

Con una superficie de 33 400 hectáreas, el parque natural del Grupo Texel es el mayor de los 7 parques. Tiene un desnivel de unos 3000 metros y abarca casi todos los ambientes de Alto Adigio, desde la vegetación esteparia hasta las nieves perennes. La mayor atracción es la cascada de Parcines. Por último están los caces que, flanqueados por cómodos caminos, invitan a dar agradables paseos.

7. Parque natural Monte Corno: clima submediterráneo

Es el más meridional de Alto Adigio, sin glaciares y altas cumbres, y se caracteriza por un clima submediterráneo, que hace que las flores amarillas del cornejo broten en las ramas desnudas del invierno y se conviertan en las bayas rojas del verano. En monte Corno la biodiversidad no tiene parangón en la zona y descubrirla será una sorpresa constante.

8. Parque natural Tre Cime: las flores dolomíticas

Hay tantas razones para que visites las Tre Cime de Lavaredo que una enciclopedia no bastaría para enumerarlas. Un lugar encantador, ya que caminando por las 11 891 hectáreas del parque natural te llamarán la atención las más bellas flores dolomíticas, que verás brotar entre las fisuras de las rocas, en las grietas y en los salientes. Mira hacia arriba para admirar a la reina indiscutible de la alta montaña: el águila real.