Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Cicloturismo en Lombardía entre ciudades de arte y pueblos históricos

Entre ciudades de arte y pueblos históricos, Lombardía se revela a los cicloturistas: 5 itinerarios ad hoc que ofrecen numerosas e irresistibles oportunidades para degustar los sabores del territorio.

Una alternancia de ciudades de arte y pueblos históricos, entre viñedos y arrozales salpicados de antiguas residencias nobiliarias y casas rurales tradicionales. Lombardía está llena de sorpresas para quienes deciden explorarla en bicicleta, y es generosa en su rica oferta de sabores gastronómicos y enológicos: 5 itinerarios ad hoc.

1. Sendero de la Valtellina y Carril bici de la Valchiavenna

Dos rutas cicloturísticas, que unidas cuentan con un trayecto de 150 kilómetros, atraviesan la provincia de Sondrio, revelando las numerosas riquezas paisajísticas, artísticas y gastronómicas de la Valtellina. Entre las localidades más características, donde es fácil dejarse tentar por los pizzoccheri (variedad de pasta elaborada con harina de trigo sarraceno mezclada con otras harinas), la cecina (bresaola), los quesos y los vinos locales, están Bormio, Colico, Chiavenna y Morbegno. 

Merece la pena desviarse para visitar el Palacio Vertemate Franchi, del siglo XVI, en Piuro. El Sendero de la Valtellina coincide en parte con la Via dei Terrazzamenti, una ruta que transcurre entre viñedos y montañas que conduce hasta Tirano, en la frontera con Suiza, de donde sale el pintoresco Tren Rojo de la Bernina, declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Descubre más en: www.valtellina.it

2. Del río Ticino al río Oglio

Una ruta que cuenta con un trayecto de 280 kilómetros en el noreste de Lombardía, para pedalear a ritmo lento a lo largo de sus más famosos ríos y parques agrícolas y naturales para descubrir el territorio de las tres capitales de Monza, Bérgamo y Brescia. Entre las etapas imprescindibles, la Villa Reale de Monza y el inmenso parque que la rodea, las majestuosas murallas venecianas de Bérgamo, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, que separan la ciudad alta de la baja, los monumentos romanos y lombardos de Brescia, también Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, el canal Villoresi del siglo XIX, una imponente obra de ingeniería hidráulica, y la zona protegida del Parque delle Groane. Un itinerario al alcance de todos, en el que merece la pena detenerse para degustar la polenta y el queso gorgonzola DOP, la excelencia gastronómica de la zona.

 

Descubre más en: www.in-lombardia.it

3. La comarca de Pavía, entre Oltrepò y Lomellina

Pavía, antigua capital del Reino Longobardo, es el punto de partida de esta serie de itinerarios a través de su territorio a descubrir tras una visita a la bella ciudad con su célebre Cartuja renacentista construida a instancias de Gian Galeazzo Visconti, señor de Milán. A su alrededor, los viñedos del Oltrepò, la zona vitivinícola situada al sur de la provincia de Pavía, y los arrozales de la Lomellina, excelentes productos gastronómicos y vinícolas para degustar, así como el salami de Varzi y el salami de ganso de Mortara, donde cada septiembre se celebra el tradicional Juego de la Oca en vivo. Merece una visita la ciudad de Vigevano, con su espléndido salón renacentista de la Piazza Ducale y la Torre Bramante, el castillo del Belgioioso y el Puente de hierro de Becca, en la confluencia de los ríos Po y Ticino, hasta llegar a Lodi, una de las ciudades de arte del valle del Po.

 

Descubre más en: www.in-lombardia.it

4. De Cremona a Mantua a lo largo del río Po

Un paseo en bicicleta de un centenar de kilómetros desde Cremona hasta Mantua, pasando por Casalmaggiore, siguiendo el curso del río Po en la plácida campiña que aún se caracteriza por la presencia de antiguos caseríos, molinos y las tradiciones del trabajo agrícola. Imprescindible la visita de las dos ciudades, punto de partida y de llegada, llenas de maravillas artísticas y arquitectónicas y testimonios culturales. Mantua también es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, al igual que la cercana Sabbioneta, un importante centro renacentista de la época de los Gonzaga y también Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, así como uno de los pueblos más bonitos de Italia.

 

Descubre más en: www.in-lombardia.it

5. Las Villas di Delizia en Brianza

La comarca de Brianza está salpicada de numerosas Ville di Delizia, espléndidas residencias campestres donde la nobleza se retiraba durante las vacaciones dedicándose al ocio y a la tranquilidad. Se pueden descubrir a lo largo de una ruta ciclista que comienza en Villasanta, a las afueras de Monza, donde se alza la magnífica Villa Reale, y termina en Cesano Maderno, entre los bosques y los páramos del Parque delle Groane, pasando por el frondoso Parque Lambro y a través de municipios como Agrate, Vimercate, Arcore y Desio. El itinerario, que alterna caminos de asfalto y de tierra, es llano y apto para todos los públicos, su trayecto es de aproximadamente cuarenta km.

 

Descubre más en: www.in-lombardia.it