Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Livigno, Bormio y Valtellina

Tierra de esquí durante todo el año, gracias a las espléndidas pistas del Stelvio, la <strong>Valtellina</strong> se sitúa en Lombardía, en el corazón de los Alpes. Conocida por la belleza de sus montañas y por ser una de las metas favoritas de los amantes de los deportes invernales, conserva testimonios históricos de gran encanto. Una herencia llegada hasta nuestros días transmitida de pueblo a pueblo, de valle a valle.<br>

El <strong>Stelvio</strong>, conocido también como “la Universidad del esquí”, desde mayo hasta noviembre acoge los entrenamientos de los grandes campeones así como los descensos de los aficionados que en verano no quieren renunciar a la nieve.

Bormio

La Skiarea Valtellina está compuesta por cuatro grandes zonas: Alta Valtellina, Aprica, Valmalenco y Valchiavenna y puede presumir de localidades de fama internacional como Livigno, Bormio, Santa Caterina Valfurva, Madesimo, Chiesa Valmalenco, Aprica y Valgerola, con un total de 400 km de pista. Para los amantes del snowboard no faltan espacios acondicionados y snowparks, así como más de 200 km de recorridos para los esquiadores de fondo.

Valmalenco

Sin embargo hay mucho más que esquí en estos parajes. Valles para ser recorridos en bici de montaña, itinerarios históricos y naturales para recorrer a pie, imponentes montañas para los amantes de la escalada y del alpinismo, torrentes ideales para recorrer en canoa o hacer rafting. Todo aquel que desea unas vacaciones deportivas y de movimiento en Valtellina puede vivir todo esto y mucho más.

Los palacios de hielo de Bornio y de Chiavenna y los numerosos campos de hielo natural acogen a patinadores principiantes, mientras que Husky Village de Valdidentro permite a grandes y pequeños experimentar las emociones de los trineos arrastrados por perros.

1. Livigno

Entre los municipios más al norte de Italia, cuyas temperaturas a menudo alcanzan cotas polares en el período invernal, se encuentra Livigno, uno de los destinos más frecuentados para transcurrir unas vacaciones en la nieve, con el deporte y la diversión como enseña.

Las estructuras para el esquí son óptimas y su elevada altitud (el centro habitado se sitúa a 1816 metros sobre el nivel del mar con pistas de esquí que llegan a los 2.800 metros) permite a Livigno reunir las condiciones ideales para la nieve. Esta localidad es también conocida como “el pequeño Tíbet” debido a sus características geomorfológicas, en parte similares a las del Himalaya, y a su ubicación, rodeada por montañas en el corazón de los Alpes Réticos.
Durante la estación estival no faltan los visitantes que, aprovechan la zona extra-aduanera para ir de compras o que, atraídos por la altitud del lugar, abandonan las ciudades calientes y bochornosas para disfrutar del fresco clima de la localidad.

2. Bormio

Situada en el Parque Nacional del Stelvio, Bornio es una localidad turística, en verano y en invierno, que ha albergado los campeonatos mundiales de esquí alpino en 1985 y 2005.
Además de ser famoso por el esquí destaca por sus termas, famosas desde los tiempos de los antiguos romanos. Los establecimientos termales son tres: las Termas de Bornio, y otros dos establecimientos, los Baños Nuevos y los Baños Viejos, que se encuentran en el territorio de la fracción de Premadio del limítrofe municipio de Valdidentro.

3. Madesimo e Santa Caterina Valfurva

Madesimo es una localidad sumamente amada para la práctica de los deportes invernales, ofrece más de 60 km de pista y numerosos circuitos de fondo para excursiones en moto de nieve y en snow kite.
En la estructura de Madesimo tienen lugar las competiciones de la Copa Europa. En  la pista de la Motta, en el municipio de Campodolcino, se disputan los slalom especiales, mientras que en Montalto,  tiene lugar los gigantes. Además, cada año la SkiArea Valchiavenna propone el esquí nocturno. Se puede esquiar gracias a una eficaz iluminación, en la pista “Pianello/Montalto” hasta las 23.00h.

Estación de esquí activa tanto para esquí alpino como nórdico, Santa Caterina Valfurva ha acogido, a lo largo de sus 35 km de pista, varias etapas de la Copa del Mundo de Esquí Alpino, de la Copa del Mundo de Combinada Nórdica y de la Copa del Mundo de Esquí de Fondo, así como las competiciones femeninas de los Mundiales de Esquí Alpino de 1985 y 2005. La más conocida de las numerosas pistas es la “Deborah Compagnoni”, descenso dedicado a la campeona del mundo de santa Caterina.