Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Barranquismo, en las entrañas de la tierra

Cada año en Italia se exploran y equipan nuevas rutas para la práctica de esta apasionante actividad, descubriendo gargantas y cañones que de otro modo serían inaccesibles.

Cada año en Italia se exploran y equipan nuevas rutas para este apasionante deporte de aventura, descubriendo gargantas y cañones que de otro modo serían inaccesibles. En los Alpes, a lo largo de los Apeninos o en las islas hay numerosos escenarios en los que aventurarse en verdaderas incisiones o grietas debido a la erosión natural del agua en la roca por donde suelen colarse las aguas de arroyos y ríos.

Los trayectos se afrontan en grupo, siempre acompañados por guías locales experimentados que conocen los secretos y las trampas de los distintos territorios. La experiencia es impresionante, sobre todo cuando te encuentras de repente "en las entrañas" de la tierra, con la luz filtrándose desde arriba y creando un entorno surrealista. Y luego, a escalar, atravesar desfiladeros estrechos, sumergirse en piscinas naturales de rara belleza, descender y ascender por espectaculares cascadas.

1. Trentino, los infinitos matices del Chiese

Hay una increíble variedad de colores y matices que, con el variar de la luz y de la profundidad, hacen brillar con luz propia los estanques y las piscinas naturales del curso del Chiese, un río que nace en el monte Adamello y atraviesa el Trentino y que, serpenteando, ofrece diferentes niveles de dificultad, por lo que puede ser apto para todos.

Descubre más enwww.visittrentino.info

2. Friuli Venecia Julia, en loa surcos de la historia

Un paseo de una media hora por el bosque, conduce al Estrechos de Fleons, un profundo desfiladero excavado por las turbulentas aguas del arroyo Degano, cuyas aguas minerales muy saludables por contener muy poca cantidad de sales -en su origen- también se embotellan. Siguiendo por el valle de Fleons, encontrarás trincheras y fortificaciones que datan de la Primera Guerra Mundial.

3. Abruzos, a la sombra del Gran Sasso

Hacer barranquismo en las Gargantas de Salinello significa pasar un día emocionante en una de las reservas naturales más bellas del centro de Italia, que forma parte del Parque Nacional del Gran Sasso y los Montes de la Laga. Largos desfiladeros profundos y estrechos, paredes rocosas de hasta 200 m de altura y muchas piscinas de agua: el paisaje se completa con numerosas cascadas, algunas de las cuales se pueden superar buceando, otras mediante técnicas como el rápel.

Descubre más enwww.gransassolagapark.it

4. Liguria, paseando a través de los siglos

En cada estación del año, este rincón de Liguria consigue sorprender por su característica morfología, debida a la milenaria labor de erosión del torrente que atraviesa la Val Gargassa (en el más amplio Parque del Beigua) y que ha dado forma a cañones salpicados de verdes lagos. Por sus excepcionales características geológicas el Beigua ha sido designado uno de los Geoparques mundiales de la UNESCO en Italia.

Descubre más enwww.parcobeigua.it

5. Cerdeña, de la tierra al mar

Definitivamente reservado a los exploradores competentes, Bacu Padente (término en lengua sarda para referirse a un bosque o selva) es un cañón de piedra caliza que atraviesa el corazón de Ogliastra y llega al mar en el Golfo de Orosei. El panorama es, cuando menos, impresionante, en una costa famosa por sus aguas de color esmeralda, sus acantilados y sus calas enclavadas en un territorio áspero y salvaje.

Descubre más en: www.sardegnaturismo.it