Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Enogastronomía

La Italia del vino novello

Entre el final de octubre y los primeros días de noviembre toda Italia, del Norte al Sur, rinde homenaje, con ferias y fiestas, al Vino Novello

06 octubre 2022

3 minutos

Este vino tinto de color intenso y de aromas fuertes es una entre las primeras especialidades realizadas por Bacco y es el primer vino fermentado que llega a nuestras mesas en los primeros días de noviembre.
El Vino Novello es el vino nuevo (el Mosto). En nuestro país la producción de Novello se extiende en casi todo el territorio naciónal incluyendo las islas y se realiza con todo tipo de uva (se prefiere la tinta). Todavía las uvas mejores son las siguientes: Aglianico, Cannonau, Barbera, Merlot, Nero d'Avola, Corvina, Refosco, Cabernet, Sauvignon y Sangiovese.
Su característica principal es su proceso de vinificación, llamado “Maceración carbónica” de la uva entera. La ley establece que se debe utilizar no menos del 30% de vino obtenido por este proceso para realizar el vino Novello.

La técnica consiste en que las uvas sean almacenadas enteras, recién cosechadas, en contenedores de acero, luego se suele insuflar de óxido de carbono y elevar la temperatura hasta los 35°. Los racimos se dejan fermentar por unos cinco a veinte días. En este periodo los azucares alimentan a las levaduras de la uva y se convierten en alcohol, aumentando la producción de glicerol. Al final de la maceración carbónica las uvas son prensadas y lo resultante pasa a una segunda fermentación tradicional durante unos cinco a seis días. El vino debe tener un contenido mínimo de alcohol de 11° alcoholicos. Después de su transformación de Mosto en Vino, el Novello se derrama y se coloca en el mercado. Por  razón de su contenido de alcohol y  polifenoles, este vino debe ser bebido joven. Su sensibilidad al envajacimiento como su frescura de aromas se agotan durante su primer año. Por lo tanto, es mejor que no se lo envejezca y que se lo beba dentro de los primeros 6-12 meses de vida. Por eso, la fecha límite en que está permitido embotellar el vino es el 31 de deciembre del año en que se cultivan las uvas.

En el mercado existen vinos que se mezclan con otros en el momento en que se embotellan. Estos son los más longevos y pueden ser consumidos hasta el mes de agosto, mientras que los vinos que sean 100% “Novello” se deben consumar en un corto período de tiempo. Hoy en día este vino está protegido por el Istituto Vino Novello Italiano, que fue fundado en el año 2000. En comparación con su antecesor francés, el Beaujolais, el Novello italiano tiene una major abundancia de ácido carbónico, un color rojo brillante, dinámico y atractivo y una suavidad pastosa que se perciben en el paladar gracias a su trazas de azucar. Otra característica de este vino es que, según lo establecido por la ley, se permite poner el vino en circulación a partir de la  medianoche del día 6 de noviembre del mismo año de vendimia. Como previsto por la ley, se pueden degustar los vinos nuevos el día 5 de noviembre sólo dentro de algunas ferias tradicionales: es el desbloqueo de medianoche que hace emocionante la espera de su “salida”.

De verdad, en la primera semana de noviembre se organizan en todo el país acontecimientos y manifestaciones dedicados al Novello. En unos casos las fiestas tienen lugar durante un único día o una única noche, otra vez se organizan recorridos enogastronómicos así que se pueda descubrir las especialidades locales tan como la belleza de algunos lugares. Entre los acontecimientos importantes por su valor naciónal “San Martino in Cantina: il vino novello incontra i prodotti tipici"(San Martín en la Bodega: el Novello se encuentra con los productos típicos). Desde siempre la fiesta religiosa de San Martino se encuentra en el calendario enológico como una etapa fundamental del ciclo de producción del vino: los campesinos siguen diciendo que “en San Martino cada mosto se convierte en vino”. Para celebrar el vino nuevo, lo obtenido por la cosecha del año en curso, en el segundo domingo de noviembre muchas bodegas abren sus puertas para los turistas y ofrecen degustaciones de vino y de productos de temporadas.

Le puede interesar