Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Sport

Se empieza a deslizarse en el agua con la tabla y realizar pequeños saltos, hasta tocar el cielo con las manos.

Kitesurf: evoluciones entre el agua y el cielo

El kitesurf será disciplina olímpica bajo el nombre oficial de Kiteboarding en los Juegos Olímpicos de París 2024, y esto no hace más que aumentar la curiosidad y las ganas de probarlo en los numerosos 'spots' que ofrecen las costas y lagos italianos. Un "spot" es un lugar en el agua donde los vientos ofrecen las mejores condiciones para ser arrastrado por una cometa con una tabla bajo los pies. Lo que empezó siendo surf se ha convertido, con el paso de los años, en windsurf (para dejarse empujar por el viento en aguas sin olas de metros de altura) hasta la evolución del kite (cometa). Donde - literalmente - se alza el vuelo. A primera vista, puede parecer la más compleja de todas las variantes, pero el kitesurfing es fácil de practicar, como atestigua el creciente número de practicantes a lo largo del planeta. El equilibrio solo es uno de los componentes necesarios, y luego es como jugar con una cometa. Según el kite va ganando potencia, el kiter es empujado fuera del agua, se levanta sobre la tabla y se aferra a una barra, conectándose a través de las cuerdas a una cometa. Así se empieza a deslizarse en el agua con la tabla y realizar pequeños saltos, hasta alcanzar grandes velocidades y tocar el cielo con las manos.

1. Véneto, el que madruga se alza en vuelo

La lengua de arena que emerge en la Reserva Natural Integral de Gardesana - en Malcesine (Verona), a orillas del lago de Garda - es uno de los spots de kitesurf más populares para los kiters matutinos: aquí, de hecho, los vientos favorables aparecen con las primeras luces del sol.

2. Lombardía, paisajes alpinos, emociones y adrenalina marinas

De nuevo agua dulce: esta vez estamos a sólo 90 minutos de Milán, en el lago de Iseo. Con sus vientos dominantes (a primera hora de la mañana desde el norte, por la tarde desde el sur) ofrece varios spots de kitesurf rodeados de la impresionante belleza de los Prealpes, en olas dignas de mención.

3. Lacio: cita al mediodía

Desde Santa Marinella hasta el Lido de Ostia: el mar de la capital italiana ofrece muchos spots para los aficionados al kitesurf. Aquí se reúnen kiters de todo el mundo: el famoso "ponentino" que se canta en las coplas romanescas es un viento que nunca falla, y llega todo el año, todos los días, a la hora en que suena el tradicional cañón de las doce en el Janículo, en el centro de Roma.

4. Calabria, giros divinos

La Costa degli Dei (Costa de los dioses), en Calabria (desde Pizzo Calabro hasta Nicotera, pasando por Tropea), es uno de los spots para los kiters más expertos y los aficionados a las acrobacias, más ventosos de Italia. El mistral, normalmente entre 14 y 16 nudos, proporciona las condiciones perfectas para realizar emocionantes trayectorias en estas playas.

5. Sicilia, el paraíso para todos

Stagnone, la laguna más grande de Sicilia, en la costa norte de Marsala, es una reserva natural, y se ha convertido en la base para practicar el kitesurf por antonomasia: al ser una laguna poco profunda y plana, es el lugar ideal donde los kiters pueden practicar y mejorar el propio freestyle.