Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Bienestar y Relax

Emilia Romaña

Castrocaro Terme, antiguo oasis de bienestar y naturaleza, entre el Medioevo y el Renacimiento

30 septiembre 2022

Castrocaro Terme es el destino ideal para devolver al tiempo su valor y combinar el bienestar de las  curas termales con vacaciones en medio de historia y naturaleza.  Estamos en las colinas en el corazón de Romagna, a 10 kilómetros de Forlì y 30 de Cesena.

1. Un pueblo medieval "sentado" sobre un tesoro arcaico

El pueblo comenzó a florecer en el Medioevo, hasta que entre 1160 y 1164 acogió en su fortaleza al emperador Federico Barbarroja.
Su tesoro más preciado son sus aguas verdes y el barro "aterciopelado".

2. Tradición y tecnologías innovadoras

Conocidas ya en época etrusca y romana, las virtudes de las aguas y arcillas de la zona fueron redescubiertas en la primera mitad del siglo XIX. Desde entonces, se utilizan en un edificio fundado en 1844 y ampliado en 1938 con la inauguración del balneario estatal. Abierto todo el año, en el complejo encontrarás el Pabellón Festivo, una obra maestra del Art Nouveau, y la clínica Long life, que ofrece tratamientos de belleza y fitness.

Conocidas por su característico color verde, las aguas salso-bromo-yodo y sulfurosas utilizadas en el balneario, procedentes de las colinas de Bolga y de los manantiales del parque directamente al balneario, se denominan "fósiles" por su excepcional riqueza en minerales.

3. La tradición de las arcillas "azules", aterciopeladas y medicinales

Además de los tratamientos con aguas termales, se ofrecen baños de barro, que crean una sensación de suavidad aterciopelada al contacto con la piel.
La extracción y el procesamiento de las arcillas utilizadas para los tratamientos termales es una tradición centenaria en Castrocaro: tras un periodo de maduración que oscila entre los seis y los nueve meses, el barro está listo para ser utilizado con su cremosidad característica.
La ruta del bienestar continúa al aire libre, en los más de 16 kilómetros de senderos equipados para footing y ejercicio que ofrece el Parque del Balneario.
Rejuvenecido por las aguas y los baños de barro, te sumergirás en el ambiente medieval del pueblo y podrás descubrir su imponente fortaleza, uno ejemplo interesante de la arquitectura fortificada medieval.

4. Descubrir los manantiales milagrosos donde antes estaba el mar

Si te gusta caminar, hacer senderismo y bicicletear, la oficina de turismo propone sugestivos itinerarios para explorar esta zona rica en naturaleza, arte e historia: quienes no quieran alejarse demasiado de la ciudad pueden aventurarse en el Parque Fluvial, una zona verde y equipada que serpentea a lo largo del río Montone, atravesado por una ciclovía de unos 7 kilómetros a través de campos y viñedos hasta las murallas de Terra del Sole

Más desafiante es la caminata a Rupe dei Cozzi, para descubrir los lugares donde fluyen las aguas termales. Es un alto acantilado elegido por el CAI de Forlì como muro de escalada, los restos de un antiguo acantilado submarino

No muy lejos, puedes admirar los lagos de Bolga, cuyas aguas saladas yodadas se canalizan en los baños termales. También hay varios manantiales de agua mineral que salen a la superficie en la zona.

5. El espejismo renacentista de Terra del Sole

Alcanzable a pie o en bicicleta a lo largo del río Montone, no te pierdas Terra del Sole, conocida como Eliopoli: construida por Cosme I de Medici, es una ciudad fortaleza renacentista que combinaba las funciones de "máquina de guerra" con las de centro político administrativo.

Cada año, el primer domingo de septiembre, se celebra el histórico Palio en la plaza principal de Terra del Sole, donde desfilan más de 300 participantes entre capitanes, notables, damas y caballeros, precedidos por los abanderados y ballesteros de los dos burgos, las contradas, que compiten en un concurso de tiro con ballesta. 

 

Más informacióntermedicastrocaro.it