Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Ciudad

Descubre Venecia, destino romántico sin igual

24 junio 2022

4 minutos

Venecia es la joya del turismo mundial. La ciudad que podría describirse como un sueño sobre el agua cuenta una historia y desprende un encanto inigualables en cada uno de sus rincones. Venecia hipnotiza con su laberíntica maraña de callejuelas y canales, sus puentes y sus magníficos palacios asomados al Gran Canal. 

Las referencias e influencias del arte bizantino, gótico, renacentista, barroco y del siglo XVIII ilustran un rico pasado en rutas de encanto único.

Esta sorprendente ciudad que emerge del agua es un auténtico museo al aire libre, pero también una oportunidad única para ir de compras por sus sestieri de talleres artesanales. Formada por 118 islas unidas por más de 400 puentes, Venecia es un mito atemporal.

1. Historia y curiosidades de Venecia

La historia de Venecia se palpa a cada paso, pero impresiona su capacidad de replantearse con eventos internacionales de arte actual, como la Bienal de Venecia y su Festival de Cine.

A diferencia de muchas otras ciudades italianas, el nacimiento de Venecia tiene una fecha precisa: el 25 de marzo del 421 d. C., cuando tres cónsules de Padua enviados a buscar un lugar donde desarrollar un puerto comercial seguro colocaron la primera piedra de lo que después sería San Giacomo di Rialto. Dada su geografía, no había mucha tierra para cultivar, pero el mar se convirtió en riqueza: como la sal también se utilizaba como moneda en aquella época, la zona se hizo muy rica con la creación de salinas.

En el 700, se fundó el Ducado de Venecia con dos dogos venecianos como primeros gobernantes. La capital véneta se convirtió después en la República de Venecia, pero cuando alcanzó su máximo poder y estableció varias bases en el Mediterráneo, también se la denominó Imperio veneciano durante el Renacimiento. El escudo de la República Marítima de Venecia, el león dorado de San Marcos, se alzaba sobre más de 15 puertos.

El fin de la República de Venecia llegó a manos de Napoleón. Le siguió el dominio austriaco y luego la entrada en el Reino de Italia.  Pero ¿cómo se construyó Venecia? La respuesta está en las abundantes materias primas de los alrededores, como madera, arcilla y piedra de Istria, que permitieron construir sólidas estructuras de pilotes reforzados para soportar cargas muy pesadas.

2. Qué ver en Venecia: miniguía de los lugares que no puedes perderte

Contar las infinitas bellezas de Venecia en pocas líneas es una tarea imposible, así que te proponemos una miniguía de las atracciones más populares de la ciudad de la laguna:

Comenzamos por el salón más elegante de Europa, la Piazza San Marco y el Campanile di San Marco, en el corazón de la ciudad.

Las paradas imprescindibles son el museo Gallerie dell'Accademia, que alberga una extraordinaria colección de pintura veneciana, desde los grandes del Renacimiento como Giorgione, Tiziano y Tintoretto hasta los vedutistas del siglo XVIII como Canaletto y Guardi, y el Palacio Ducal, símbolo de la época dorada de la Serenísima.

No hay Venecia sin puentes, en particular el de Rialto, que domina el Gran Canal y que en 1593 sustituyó al antiquísimo puente de madera que permitía pasar al mercado de Rialto. Cerca de la Piazza San Marco está el Puente de los Suspiros, uno de los más emblemáticos de Venecia, que conecta el Palacio Ducal con las antiguas cárceles.

Otros lugares que no pueden faltar en tu viaje a Venecia son:

  • El gueto judío de Venecia
  • La Scuola Grande di San Rocco
  • El Gran Canal
  • La Basílica de Santa María dei Frari
  • La isla de Burano
  • El museo de Guggenheim

3. 4 ideas sobre qué hacer en Venecia

Venecia ofrece un sinfín de actividades para toda la familia. Qué hacer en Venecia:

  • La primera propuesta es participar en el famosísimo Carnaval de Venecia, uno de los más queridos del mundo, que transforma la ciudad en un baile de máscaras.
  • Una experiencia clásica es el paseo en góndola por Venecia, la forma más romántica de visitar la ciudad a la manera tradicional.
  • El tour de bacari en Venecia entusiasmará a los amantes de la buena bebida. Es el célebre “andar par ombre”: dar una vuelta por los bacari, las típicas tabernas venecianas para charlar. Una forma divertida de comer cicchetti en Venecia y descubrir el lado goliardesco de la ciudad.
  • Por último, toda una institución: el recorrido por las islas de Venecia, incluidas Murano, Burano y Torcello. 

4. Qué comer en Venecia: 6 especialidades para todos los gustos

Fruto de contaminaciones históricas y de cierta pobreza de la vida cotidiana, la cocina tradicional veneciana ofrece platos sencillos donde triunfa el pescado, con sabores que unen lo dulce con lo salado, lo agrio con lo picante. ¿Qué comer en Venecia? Estos son los platos favoritos de los lugareños:

  • Baccalà mantecato, un bacalao cremoso cocinado lento y servido con rodajas de polenta a la parrilla
  • Fegato alla veneziana, con abundantes cebollas cocidas a fuego lento para hacerlas casi una cremaù
  • Sarde in saor, sardinas agridulces con vinagre, cebollas, pasas y piñones
  • Risi e bisi, un plato humilde con arroz, guisantes, panceta y perejil

Entre los manjares más típicos están los bigoli in salsa y los fritole veneziane.

5. Lugares insólitos en Venecia para escapar de las multitudes

Quienes prefieren alejarse del bullicio y disfrutar de rincones tranquilos pueden deleitarse con estos lugares insólitos en Venecia.

La acogedora librería Acqua Alta, poblada de gatos, ofrece obras antiguas y exposiciones únicas para los más sibaritas.

San Lazzaro degli Armeni es una pequeña y encantadora isla en la laguna completamente ocupada por un monasterio.

Los amantes de la literatura se sorprenderán al visitar el Labirinto Borges, homenaje a la obra del escritor argentino El jardín de los senderos que se bifurcan situado en la isla de San Giorgio.

Cosas que debes saber antes de ir a Venecia

Ten en cuenta cuándo es la temporada alta de agua en Venecia, un fenómeno natural transitorio que forma parte de la vida de los venecianos. La ciudad está en riesgo en otoño e invierno, sobre todo entre noviembre y diciembre.