Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Veneto

Venecia entre moda, artesanía, compras y aperitivos con preciosas vistas

¿Tu plan es salir de compras para luego tomarte una copa en una de las terrazas con las mejores vistas? En Venecia serás mucho donde elegir

Piérdete por las calles comerciales, descubre los barrios o sestieri con sus talleres artesanales, disfruta de un excelente aperitivo con fabulosas vistas a la ciudad.<br>
Ya seas un adicto a la moda, un amante del Made in Italy, un coleccionista de objetos curiosos o un aficionado al papel impreso, <strong>Venecia, con su tradición, tiene mucho que ofrecer</strong>. Después de un día de compras entre ropa, telas, encajes, cristales y libros, la mejor manera de relajarse es tomando un tradicional aperitivo veneciano con vistas a la ciudad.<br>
Aquí tienes una lista de lo que no debes perderte.

1. Cristal soplado, encajes, tejidos y joyas: descubriendo la tradición artesanal de Venecia

El talento creativo y la refinada producción de los artesanos venecianos han dado vida a algunos de las manufacturas más icónicas del Made in Italy. Desde las espléndidas obras de cristal soplado realizadas en los hornos de la isla de Murano, hasta los preciosos encajes de Burano, donde a la experiencia de la compra se suma la emoción de ver una pequeña obra de arte creada por las manos hábiles de los artesanos. 

Paseando por los barrios de la ciudad, junto a modernas boutiques y concept stores, puedes perderte entre las pequeñas tiendas-taller que crean obras maestras con perlas, oro, papel veteado y cuero, talleres de máscaras y trajes históricos venecianos, joyerías artísticas, sastrería, tejidos antiguos, talleres e imprentas donde comprar piezas únicas y de colección.

 

2. Las fábricas históricas de tejidos artesanales

El tejido es una de los artes más antiguos de Venecia. En la ciudad hay tejedurías artesanales históricas que fabrican sedas, terciopelos, damascos y brocados renombrados y que se exportan en todo el mundo. Merece una vita la Fábrica de Tejidos Bevilacqua (en el barrio de Santa Croce), la más antigua que sigue en funcionamiento, donde desde 1875 se produce el preciado terciopelo “soprarizzo” y otros tejidos finos con telares del siglo XVIII. 

Abierto solo con cita previa, cuenta con un archivo de más de 3.500 diseños originales, un paraíso para los amantes de la moda.

En el barrio de San Marcos se encuentra la empresa Rubelli, célebre por la producción de pasamanería, terciopelo contracortado, “soprarizzo”, lampás y brocados. El museo, que puede visitarse con cita previa, contiene más de 6.000 documentos textiles antiguos y también alberga una colección de preciosos terciopelos de seda que se fabricaban para la Casa Real de Saboya. La última parada de este viaje en el mundo de los tejidos venecianos es la isla de Giudecca. Aquí podrás visitar la sede histórica de la fábrica de tejidos artísticos de Mariano Fortuny. También se exponen al público materiales, diseños, tejidos preciados y accesorios de moda.

3. Las calles de la moda de Venecia

Para los amantes de la moda y de la alta costura un paseo por la calle Larga XXII Marzo, una de las más elegantes de la ciudad, es una cita obliga. A un paso de la Plaza de San Marcos, y a lo largo de Le Mercerie, un conjunto de calles que conforman la principal arteria comercial de la ciudad y que la conecta con Rialto, se concentran todas las grandes firmas de la moda italiana e internacional. Otro centro comercial de lujo se encuentra en el barrio de San Marcos, cerca del puente de Rialto. Se trata del Fondaco dei Tedeschi, el espléndido palacio de estilo renacentista con vistas al Gran Canal, que alberga en su interior boutiques de alta moda y alta artesanía veneciana. En la azotea de este edificio espectacular, recientemente restaurado, una maravillosa terraza ofrece una hermosa vista de la ciudad.

4. Una parada en una librería, en busca de libros raros

Para los que buscan una experiencia insólita, las antiguas librerías de Campo Santa Margherita son los lugares ideales para hojear libros raros y grabados antiguos en entornos fascinantes e inesperados. Por ejemplo, los amantes de los libros de segunda mano no deben perderse la Librería Acqua Alta, en la calle Lunga Santa Maria Formosa, en el barrio de Castello, catalogada por la BBC como una de las librerías más bonitas del mundo. Al entrar, es difícil no notar la presencia de libros apilados dentro de una bañera y en una góndola. Estos peculiares elementos de decoración no están colocados allí al azar, sino que tienen una función muy específica: en los días de marea alta protegen los preciosos volúmenes del agua que inunda la librería. Otra librería histórica es la Toletta. Fundada en 1933, es la librería más antigua de Venecia y también una de las más grandes.

5. Un aperitivo con vistas a la Basílica de San Marcos o en una terraza con vistas al Gran Canal

Al atardecer, después de un día de compras, descubrimientos y curiosidades, no hay nada más relajante que tomar un aperitivo. Hay muchos lugares donde se puede disfrutar del típico aperitivo veneciano. Te recomendamos dos que no debes perderte: la cafetería del Museo Correr, punto de encuentro para los ciudadanos y los visitantes del Museo, representa un auténtico salón veneciano en el que podrás relajarte disfrutando de una vista única de la Basílica de San Marcos. Para los que buscan un ambiente más glamuroso y moderno, recomendamos un aperitivo en la terraza del pintoresco palacio Ca' Giustinian, que hoy alberga las oficinas de la Bienal de Venecia.