Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Trentino por carretera

Los mejores destinos que no te puedes perder

Recorrer <strong>el Trentino sobre cuatro</strong> ruedas es una experiencia fantástica. Te esperan paisajes de postal, entre lagos y valles, castillos y ermitas, pastos de montaña y picos de los Dolomitas: ¡hay muchas etapas por descubrir! Solo necesitarás un coche o una caravana para llegar a los destinos recomendados, porque recuerda que la verdadera naturaleza es la que descubres a pie con una mochila al hombro.

¡Vamos!

1. Val di Non: Lago de Tovel, Santuario de San Romedio, Castillo de Thun

Comienza tu recorrido llegando al Lago Tovel. Sus aguas cristalinas están rodeadas por los bosques de los Dolomitas de Brenta, pero debes saber que también se le llama Lago Rojo porque en verano sus aguas se volvían de color rojo brillante por la presencia de una particular alga, un fenómeno que ya no se produce. Desde el lago de Tovel, avanza hacia el norte y llega a Sanzeno. Desde el Museo Retico de Sanzeno, toma el camino en la roca (recuerda que el camino está cerrado en invierno) y aventúrate por un espectacular sendero que sigue el trazado de una antigua acequia hacia el Santuario de San Romedio, un destino realmente insólito. A continuación, visita el castillo de Thun. Sus suntuosas habitaciones, empezando por la Sala del Obispo, conservan el mobiliario original del siglo XVI, además de obras de arte, armas y porcelana: es como hacer un viaje para saborear el ambiente de las familias nobles de hace siglos.

2. Madonna di Campiglio: recorrido por los 5 lagos y las cascadas de Vallesinella

Inmersa en los paisajes de los Dolomitas de Brenta, Madonna di Campiglio es el sueño de los esquiadores y el destino ideal para los amantes del senderismo, el ciclismo o simplemente para estar en contacto con la naturaleza. Toma el teleférico desde el centro del pueblo y recorre los 5 lagos: Ritort, Labin, Serodoli, Gelato y Nambino, ¡saca fotos maravillosas y respira aire puro! Visita las cascadas de Vallesinella, escucha el sonido del agua y regenera la mente, el cuerpo y el espíritu. Tómate un descanso en el refugio de Tuckett y disfruta de las espléndidas vistas.

3. Val di Rabbi: el puente tibetano y las termas de Rabbi

Entre las excursiones que puedes realizar en el Parque Nacional del Stelvio, no puedes perderte la de Val di Rabbi en el puente tibetano, un puente suspendido a 57 metros de altura sumergido entre el silencio y la maravilla de las montañas: ¡te sentirás como un águila en vuelo! Si tu alma es zen con un estilo meditativo y tu objetivo es el bienestar interior y exterior, encontrarás varios caminos Kneipp.  En el pueblo de Rabbi Fonti te esperan las Termas de Rabbi con sus manantiales de agua mineral rica en hierro y dióxido de carbono. ¡Te dejarán como nuevo!

4. Lago de Molveno: Cima Paganella, recorrido del lago y parque de fauna de Spormaggiore

Enclavado en el Parque Natural de Adamello Brenta, Molveno es uno de los lagos más bellos de Italia. Parte de Andalo y camina hasta Cima Paganella, una de las excursiones más pintorescas de la zona. Te esperan senderos de montaña y una vista panorámica de 360 ° del Trentino. Da una vuelta por el lago de Molveno en bicicleta de montaña o regálate un momento de adrenalina volando en parapente: el lago y los Dolomitas te proporcionarán uno de los vuelos más emocionantes. En el parque de fauna de Spormaggiore viven el oso pardo alpino, el lince, el búho real, el zorro y el gato montés, cada uno en su hábitat ideal. Participa en una visita guiada para descubrir los secretos del mundo animal que vive en este entorno natural. 

Hay muchas rutas por carretera para elegir en el Trentino. La que recomendamos es una de las más bellas, pero, si quieres visitarlo todo, puedes tardar entre cinco y siete días, según tu ritmo e intereses.