Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Sport

Trentino, escalada con vistas al Lago di Nembia

Sube al acantilado del Lago di Nembia, rodeado del imponente paisaje de los Dolomitas de Brenta

El Trentino ofrece a los escaladores un rincón de naturaleza encantada, de impactantes colores como el azul cristalino de las aguas del lago al el verde vibrante de los oasis y bosques protegidos. La subida es en silencio, respirando aire puro. El paisaje que envuelve el acantilado invita a pasar momentos de relax a toda la familia.

1. Desde la primavera hasta el otoño: cualquier momento es ideal

El acantilado del Lago di Nembia está situado a 838 metros de altitud, a orillas del lago del que recibe su nombre. Se sube por placas verticales o ligeramente salientes sobre roca caliza gris compacta. En 20 metros hay 10 rutas de escalada, cuya dificultad va desde 6b a 7c, y todas llegan a la cumbre. Como la pared está orientada hacia el este, se recomienda visitarlo en otoño y primavera, o en las tardes de verano.

2. Oasis WWF y reserva pesquera

El Lago di Nembia es un oasis WWF, una de las pequeñas joyas que caracterizan el paisaje dolomítico del Trentino. Nos encontramos en el Altiplano della Paganella, con una vista espectacular de los Dolomitas de Brenta, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El estanque se encuentra dentro del Parque Adamello-Brenta. Si tu objetivo es subir el acantilado, no te pierdas el paseo junto al lago por un camino fácil y apto para todos. El Lago di Nembia es, también, una importante reserva pesquera privada y con modalidad no kill: te sorprenderá la infinidad de truchas arcoíris, truchas pardas y salvelinos que habitan sus aguas. Su microclima permite pescar todos los meses del año ya que las aguas nunca llegan a congelarse. Puedes alquilar allí mismo todo el equipo que necesites.

3. Un paseo por la antigua aldea

A poca distancia del acantilado del Lago di Nembia se encuentra San Lorenzo Dorsino, que comprende las dos aldeas de San Lorenzo in Banale y Dorsino. Estamos situados justo en la entrada del Val d'Ambiez, en una de las puertas del Parque Natural Adamello Brenta. En este pueblo agrícola predomina la piedra, material de construcción por excelencia de las antiguas casas rurales con sus lavaderos, conectados por pórticos y coronadas por verdes prados. Disfruta de un paseo tranquilo con ambiente calmo de antaño. Además de su ubicación panorámica, el lugar es famoso por una de sus especialidades culinarias, resultado de la mano experta campesina. Se trata de la ciuìga, un embutido de inusual sabor picante, elaborado con carne de cerdo y nabos blancos del Trentino, que tiene un reconocimiento de Slow Food y en otoño se celebra con un festival gastronómico.

4. Parque infantil y escalada para los más pequeños

Trae a tus niños a descubrir los 14 paneles ilustrativos del sendero circular que rodea el Lago di Nembia, llenos de curiosidades y detalles sobre el patrimonio natural de la zona. Llévalos de la mano por los distintos Senderos dei Piccoli Camminatori, donde encontrarán la casa de los 3 cerditos y otras muestras inspiradas en las fábulas; pasarelas de madera suspendidas sobre el lago, desde las que podrán admirar peces, anfibios e insectos; senderos empedrados que conducen a las aldeas. En fin, un parque recreativo natural lleno de interesantes troncos y rocas.

Además del acantilado del Lago di Nembia, en el mismo municipio de San Lorenzo Dorsino hay una pared pensada para los más pequeños. Se encuentra en el Parque degli Scoiattoli y, bajo la supervisión de un guía, incluso los niños pueden experimentar la emoción de la escalada con arnés, cuerdas y mosquetones.

5. Un pícnic bajo los alerces

Trae todo lo que necesites para un pícnic. El sitio ideal es el Bosque de Alerces del Parque degli Scoiattoli, equipado con bancos y mesas. Es posible que los habitantes de la naturaleza se asomen mientras disfrutas de un bocadillo. Cuidado con ardillas curiosas: son muy rápidas.

Para comer, hay un restaurante con terraza con vistas al lago. Al placer de una rica polenta con su jugoso estofado, se suma el de las vistas panorámicas. Una experiencia única entre el verde de la vegetación y el azul del agua.

No te olvides de visitar alguna de las granjas turísticas que rodean el Lago di Nembia. Prioriza las más tradicionales, hechas de piedra rústica y madera aromática. Los niños disfrutarán viendo a los animales de la granja y el menú será del agrado de todos, tanto padres como hijos. Prueba los embutidos, quesos y vegetales de producción local. El Strudel y los postres con mermelada casera acompañados de zumo de saúco son una excelente forma de finalizar la comida.

 

Leer más
visittrentino.info