Saltar el menú

Villa Real de Marlia

Resumen

Villa Real de Marlia: maravillosos jardines entre arte y naturaleza

El parque de la villa real de Marlia, cerca de Lucca, es uno de los más bellos de la Toscana y de Italia, un lugar encantador, antaño dominio exclusivo de la aristocracia, donde podrás pasar un día lleno de arte y naturaleza, paseando entre la vegetación y la fascinante arquitectura, o disfrutando de un picnic al aire libre.  

Abarca 16 hectáreas. Los jardines tienen una parte de estilo del siglo XVII, sobre una terraza, con setos, parterres y árboles altos, una parte con paisaje “a la inglesa”, famoso por su “colección viva” de camelias. 

Dentro del parque, encontrarás la lujosa villa real, utilizada como fortaleza por el duque de Tuscia, con su majestuoso teatro del agua; la villa del Vescovo, construida en el siglo XVI sobre las ruinas de un antiguo castillo medieval; y la capilla ortodoxa de San Biagio, del siglo XIX; los edificios gemelos de Giovanni Lazzarini, justo a la entrada del parque; el característico edificio del reloj de seis horas del siglo XVIII, y la capilla de San Francesco Saverio.

     

La historia de un “sueño napoleónico” con aroma a camelias

La historia de esta maravillosa villa comenzó en la Alta Edad Media, floreció como residencia señorial en el Renacimiento y se transformó significativamente en la época napoleónica. 

El complejo fue adquirido en 1806 por la hermana de Napoleón, la princesa Elisa Bonaparte Baciocchi, que lo amplió y rediseñó el parque según la moda del jardín inglés, uno de los pocos de Italia, enriqueciendo su patrimonio arbóreo con nuevas especies, como las famosas camelias. Testigo de la animada vida cortesana de la época es el paso del gran músico Niccolò Paganini, que estrenó aquí, en el teatro Verzura, “Fedra” de Racine. 

Cuando el principado de Lucca se convirtió en ducado, la villa pasó a la dinastía borbónica, que siguió utilizándola como residencia veraniega. En el Reino de Italia, perteneció al rey Víctor Manuel II y, tras algunos problemas, fue comprada por los condes Pecci Blunt, en 1923, que la restauraron introduciendo nuevos elementos de estilo ecléctico, encargando la renovación del parque a un famoso arquitecto francés, Jacques Greber, que creó arroyos, bosques, un lago y otros elementos paisajísticos que aún hoy podemos apreciar. Entre las novedades introducidas por Greber figura el jardín español modernista, caracterizado por formas geométricas, fuentes de agua y el florecimiento de hibiscos, rosas trepadoras e hypericum.

En los últimos años, el complejo ha sufrido un amplio proyecto de restauración por parte de sus actuales propietarios, lo que permitió su reapertura al público en 2019.

 

La gruta de Pan

En la parte más antigua del jardín se encuentra la gruta de Pan, un ninfeo construido entre 1570 y 1580, dedicado a la deidad de los pastores y del campo. El exterior se caracteriza por sus amplios arcos, por donde se entra a un entorno similar a una gruta, decorado con mascarones y nichos. La obra se atribuye a Bernardo Buontalenti, el mismo artista que creó la gruta del jardín de Boboli en Florencia.

  

Los jardines, con el antiguo teatro Verzura, la avenida de las camelias, el lago, la piscina climatizada

Construido entre 1666 y 1670, el teatro Verzura de la villa real de Marlia es el más antiguo de Europa, un extraordinario testimonio del gusto de la época por equipar los jardines con teatros naturales al aire libre esculpidos en la vegetación. El escenario es un prado, los bastidores son altos setos de tejo adornados con estatuas de terracota que representan personajes de la comedia del arte. Todavía se celebran representaciones teatrales y conciertos en este maravilloso lugar, donde el maestro Niccolò Paganini tocó su violín para Elisa Bonaparte.

Las primeras camelias de la villa de Marlia, que entonces se consideraban plantas exóticas, llegaron desde el Palacio Real de Caserta por encargo de Elisa Bonaparte para su hermano José, que gobernaba en Nápoles. Gracias a la princesa, hoy las camelias son un rasgo característico de este magnífico lugar y reciben a los visitantes como en un “sueño”.

En los años 20, el arquitecto Greber construyó el lago, hoy uno de los elementos paisajísticos más importantes del parque y una valiosa instalación de riego. En la piscina climatizada, muy moderna para la época en la que se realizó, a principios del siglo XX d. C., además de en las pistas de tenis, petanca y croquet, disfrutaron numerosos huéspedes excelentes de la familia Pecci Blunt, como el artista Salvador Dalì y el escritor Alberto Moravia.

 

La ruta olfativa: un viaje sensorial por el tiempo y las estaciones

Los huéspedes de la villa son recibidos de forma única y extraordinaria en una experiencia “envolvente” con la naturaleza y el arte. Las visitas incluyen un maravilloso sendero olfativo, para una experiencia sensorial ineludible de la excepcional biodiversidad botánica del parque. 

Son muchas las esencias que acompañan cada estación a los huéspedes en un viaje a través del tiempo, en los aromas de las camelias, magnolias y mimosas, glicinias e hibiscos, tilos, plátanos, sóforas o sauces llorones, para experimentar las emociones que también vivieron la princesa Elisa Bonaparte y los numerosos huéspedes ilustres del parque.

Villa Real de Marlia

Via Fraga Alta, 2, 55014 Marlia LU, Italia

Llamar +39058330108 Página web

Le puede interesar

Arte y cultura
Ciudades de arte, paisajes de ensueño y buena comida: Toscana es el sueño de todo turista

Ciudades de arte, paisajes de ensueño y buena comida: Toscana es el sueño de todo turista

Ciudades culturales
Foto della veduta della città di Lucca.

Lucca y el abrazo de sus poderosas murallas

Espiritualidad
La Vía Francígena toscana, donde el tiempo parece haberse detenido

La Vía Francígena toscana, donde el tiempo parece haberse detenido

Enogastronomía
Photo by: Thomas Williams and Meagen Collins

Especialidades D. O. P. e I. G. P. de la Toscana

Naturaleza
La laguna de Orbetello

La laguna de Orbetello

Museos y monumentos
Parques y jardines en Florencia

Parques y jardines en Florencia

UNESCO
157437595

Montecatini Terme, centro termal histórico en la Toscana

Cicloturismo
1279305212

En bicicleta por la Versilia: Camaiore, Pietrasanta, Forte dei Marmi y alrededores

Deporte
toscana memorables excursiones

Toscana: rutas de senderismo memorables

Enogastronomía
Photo by: Flavia Cori

Comida callejera al estilo toscano

Naturaleza
Portoferraio

La Isla de Elba y su historia

Cicloturismo
1283368449

En bicicleta por la tierra de los etruscos: de Camaiore a Val di Merse con parada en Volterra

Sea
Cala Violina

Cala Violina, la playa “sonora” en el corazón de la Maremma

Enogastronomía
toscana el apetito viene con los viajes

En Toscana, el hambre llega viajando

Arte y cultura
Cafés históricos de Florencia

Cafés históricos de Florencia

Cicloturismo
1600X1000_sterrati_strade_bianche_cardina_1.jpg

Entre pueblos medievales y colinas encantadas: en bicicleta por los senderos de las Strade Bianche

Enogastronomía
Toscana: descubriendo 4 bodegas de diseño

Toscana: descubriendo 4 bodegas de diseño

Espiritualidad
En la Toscana para descubrir el pavimento de la catedral de Siena

En la Toscana para descubrir el pavimento de la catedral de Siena

Enogastronomía
Montalcino

Brunello di Montalcino DOCG

Espiritualidad
Fin de semana en Val d'Orcia: 10 iglesias y monasterios imprescindibles

Fin de semana en Val d'Orcia: 10 iglesias y monasterios imprescindibles

¡Ups! Hubo un error al compartir. Acepta las cookies de perfil para compartir esta página.