Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Descubriendo Lucca y sus tesoros: desde las murallas hasta las torres, pasando por la buena comida

Capital de la Toscana, Lucca es una ciudad con una historia antigua, pero también un animado centro cultural lleno de importantes eventos. Famosa por sus murallas del siglo XVI perfectamente conservadas, se caracteriza por sus numerosos y valiosos monumentos que revelan su pasado como la ciudad más importante de la Edad Media italiana.

  • In evidenza
Arte y Cultura

Villa Reale de Marlia

Los jardines de la Villa Reale de Marlia, pura delicia El parque de la Villa Reale de Marlia, en Lucchesia, es uno de los más bellos de la Toscana, un lugar maravilloso donde pasear por la naturaleza, descubrir los lugares de deleite de la antigua aristocracia e ir de pícnic. De las muchas villas monumentales de Lucchesia, la de Marlia es la más espectacular. El sueño de la hermana de Napoleón Este complejo de la Alta Edad Media perteneció a principios del XIX a la hermana de Napoleón, la princesa Elisa Bonaparte de Lucca, quien lo amplió y creó un jardín inglés en el gran parque, de los pocos de Italia. Posteriormente, la villa fue asignada a los Borbones, que siguieron utilizándola como residencia de la corte, luego al rey Víctor Manuel II y, tras varias peripecias, fue comprada por los condes Pecci Blunt en 1923. Estos condes supervisaron la renovación del parque, encargándoselo al renombrado arquitecto francés Jacques Greber, que creó arroyos, bosques, un lago y otros elementos paisajísticos que disfrutamos todavía hoy. En los últimos años, el complejo de la villa de Marlia ha sido objeto de un amplio proyecto de restauración por parte de sus actuales propietarios, lo que permitió su reapertura al público en 2019. La cueva de Pan En la parte más antigua del jardín se encuentra la cueva de Pan, un ninfeo construido entre 1570 y 1580, dedicado a la deidad de los pastores y del campo. El exterior se caracteriza por sus amplios arcos, por los que se entra a un entorno similar a una cueva, decorado con mascarones y nichos. La obra se atribuye a Bernardo Buontalenti, el artista que creó la cueva del jardín de Boboli en Florencia. Los dos jardines italianos El jardín a la italiana de la villa de Marlia, del siglo XVII, ha llegado hasta nosotros tras varias transformaciones. Se divide en dos partes: el jardín colgante superior de la terraza, en cuyo centro se encuentra una magnífica magnolia; y el jardín inferior, con los clásicos parterres cuadrados cerrados por setos, con plantas de boj podadas en forma esférica. Las estatuas en los nichos, los caminos de grava y el muro crean un conjunto completamente armonioso. El teatro más antiguo de Verzura Construido entre 1666 y 1670, el teatro Verzura de la Villa de Marlia es el más antiguo de Europa, un extraordinario testimonio del gusto de la época por equipar los jardines más importantes con teatros naturales al aire libre, hechos con vegetación: el escenario es de césped y las alas son setos de tejo esculpidos y adornados con estatuas de terracota, que representan personajes de la commedia dell'arte. Todavía se celebran representaciones teatrales en este delicioso lugar, donde Niccolò Paganini tocó su violín para Elisa Bonaparte. La avenida de las camelias Las primeras camelias de la villa de Marlia fueron traídas del Palacio Real de Caserta como plantas exóticas, encargadas por Elisa Bonaparte para su hermano José, que gobernaba en Nápoles. Gracias a Elisa, hoy las camelias son un elemento característico de esta magnífica zona. Las camelias son plantas asiáticas que se han aclimatado perfectamente a Lucchesia, llegándose incluso a celebrar la famosa exposición de las camelias antiguas a principios de marzo. Las plantas del parque se han renovado y enriquecido con nuevas variedades, pudiéndose apreciar su extraordinaria diversidad de colores y formas. El jardín español y la piscina Entre las novedades introducidas por Greber en los años veinte, encontramos el jardín Art Decó español, con sus formas geométricas, fuentes y una proliferación de hibiscos, rosas trepadoras, evónimios e hipéricos. También le debemos el lago, uno de los elementos paisajísticos más importantes del jardín y una estructura funcional para el correcto riego del parque. En la piscina climatizada (por tanto, muy moderna para la época), construida en 1928 junto con las pistas de tenis, petanca y croquet, se divirtieron huéspedes de los Pecci Blunt, como el escritor Alberto Moravia y el artista Salvador Dalì. La ruta olfativa La gran biodiversidad botánica del parque de la villa de Marlia, recuperada gracias a la restauración iniciada en 2015, permite convertir cada visita en una experiencia sensorial, en la que guiarse sobre todo por el olfato. Son muchos los aromas y esencias que en cada estación dan la bienvenida a quienes se aventuran en los distintos ambientes del parque, los mismos de los que debieron disfrutar Elisa Bonaparte y los numerosos invitados ilustres de su residencia. Leer más La villa y los jardines de Marlia están abiertos todos los días desde marzo hasta principios de noviembre, y solo los fines de semana desde noviembre hasta diciembre. Se admiten perros.
Ciudad

Una joya toscana encerrada entre imponentes muros

Construida en una llanura en la orilla izquierda del río Serchio, es una de las ciudades artísticas italianas más reconocidas: Lucca es un destino popular gracias a su centro histórico rico en monumentos, palacios e iglesias, los importantes eventos culturales que acoge cada año y su deliciosa tradición gastronómica.

Más información