Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Arte y Cultura

Lazio

Maxxi Bvlgari Prize: la mirada de los jóvenes artistas muestra la excelencia del arte moderno

Un proyecto creado para apoyar a los jóvenes artistas, la expresión de su creatividad y la excelencia en el arte moderno.

07 noviembre 2022

4 minutos

Nos referimos al Maxxi Bvlgari Prize, la exposición comisariada por Giulia Ferracci en el Maxxi de Roma que, hasta el 20 de noviembre, verá expuestas las obras de los tres finalistas del concurso.

La edición de 2022 ha visto triunfar a Alessandra Ferrini con Gaddafi en Rome: Notes for a Film (Gadafi en Roma: apuntes para una película), cuya obra será adquirida por el museo.

1. El Maxxi Bvlgari Prize, un trampolín para la creatividad moderna

maxxi bulgari prize

No es la primera vez que Bvlgari colabora con grandes nombres del arte contemporáneo, como Anish Kapoor y Zaha Hadid, que han reinterpretado el famoso anillo B.zero1 para la casa, personalizándolo con su propio toque creativo.

La colaboración entre Maxxi y Bvlgari comenzó en 2014 gracias a la exposición Bellissima. La Italia de la alta costura de 1945-1968. Desde 2018, Bvlgari, símbolo del «savoir-faire» italiano, ofrece su apoyo a un premio nacido en 2000 que, a lo largo de los años, ha lanzado a muchos artistas jóvenes.

La edición de 2022 es la tercera bajo el patrocinio de Bvlgari que con el premio Maxxi comparte valores como la excelencia, la creatividad, la pasión por el arte y el deseo de dar cabida a la experimentación y la innovación. Su misión es invertir en la creatividad contemporánea y en las miradas de los jóvenes talentos que diseñarán el futuro.

2. Ver obras de arte es también una experiencia de conocimiento

maxxi bulgari prize

Las obras de los finalistas se pueden ver hasta el 20 de noviembre de 2022 en la galería 5 del Museo Nacional de Artes del Siglo XXI (Maxxi), ubicado en un edificio diseñado por Zaha Hadid.

El recorrido expositivo parte de la sala de archivos, cuyas paredes están decoradas con la antigua técnica japonesa del kintsugi. Aquí, tres vitrinas, en las que asomarse antes de descubrir las obras propiamente dichas, guardan los materiales y las notas que los artistas usaron en el proceso de creación.

3. Conozcamos mejor a los artistas

maxxi bulgari prize

Para competir por el premio, 3 artistas finalistas han buscado, cada uno con su propio lenguaje, un nuevo punto de vista sobre la historia, la naturaleza y la sociedad con sus obras in-situ profundamente arraigadas en el presente.
Los tres incluyen tanto la esfera personal como la dimensión colectiva en un intento de comprender el mundo actual y su evolución continua. Conozcámoslos mejor.

Alessandra Ferrini nació en Florencia, si bien vive y trabaja en Londres. Su arte se arraiga en la historia, especialmente en el poscolonialismo, pero también explora cómo registramos la memoria histórica y las relaciones entre Italia, el área mediterránea y África.

Namsal Siedlecki es estadounidense y explora la transformación de la materia, tanto natural como artificial, a través de la escultura.

Silvia Rosi vive y trabaja entre Módena y Londres, pero tiene orígenes italotogoleses y su investigación se basa en el concepto de orígenes e identidad, lo cual hace principalmente a través de la fotografía.

4. Las tres obras en exposición

maxxi bulgari prize

La primera obra visible a lo largo del recorrido expositivo del Museo Maxxi es la de Alessandra Ferrini. Se titula Gadafi in Rome: Notes for a Film (Gadafi en Roma: Apuntes para una película) y es una videoinstalación que analiza el relato mediático de la visita oficial de Gadafi a Roma en 2009. En aquella ocasión, se firmó el Tratado entre Italia y Libia que ha tenido consecuencias en cascada, desde el reconocimiento por parte de Italia de los daños coloniales hasta la violación de los derechos humanos causada por la devolución de migrantes.
Los temas que aborda son la espectacularización de los acontecimientos, la rapidez de la comunicación que no va de la mano de la complejidad de los temas, así como la relación de Italia con su pasado colonial que todavía se niega en gran medida.

La obra Nuovo Vuoto (Nuevo Vacío) de Namsal Siedlecki es un viaje a través de la obra del artista en seis esculturas realizadas mediante el escaneo en 3D del vacío de una vieja mano de bronce que el escultor había comprado en Internet. Se parte de una ausencia para llenar el espacio vacío con materia y significado utilizando diferentes materiales como el yeso, el cemento, la madera, el gres, el poliestireno, el bronce y el vidrio. A través de las distintas etapas, la forma cambia ligeramente, mostrando cómo el pasado afecta al presente, pero también que siempre se puede empezar de nuevo.

Teacher Don’t Teach Me Nonsense (El profesor no me enseña tonterías) es la obra de Silvia Rosi que narra la identidad de su familia y de todo un pueblo a través de fotografías y vídeos, empezando por la lengua materna de Togo, amenazada por la imposición colonial de francés y alemán, pero capaz de sobrevivir en el tiempo pese a todo.

5. Artistas emergentes y Roma: una larga historia de amor

maxxi bulgari prize

Si quieres aprovechar el proyecto Maxxi Bvlgari Prize para explorar lugares y barrios de Roma dedicados a artistas emergentes, la primera parada de tu ruta será el barrio de Ostiense. Considerada la cuna del arte urbano de Roma, e incluso de Italia entera, fue el primer barrio de la capital en albergar las obras de artistas internacionales, desde Blu hasta Guy Denning, Behr y Roa, realizadas en los pasos subterráneos ferroviarios o en las paredes de los grandes palacios.

La Galería Von Buren Contemporary (anteriormente Rvb Arts) es una galería de arte contemporáneo cuya consigna es el arte accesible. Tiene como objetivo identificar talentos emergentes y promover exposiciones destinadas a dar a conocer el arte contemporáneo de una manera divertida e informal. Entre sus artistas se cuentan principalmente pintores, escultores y fotógrafos contemporáneos. Además de la gran labor de investigación y difusión, es bonito el espíritu que se respira en estos espacios donde el miedo reverencial no es bienvenido y expertos y neófitos pueden hablar el mismo idioma.

En Roma, los jóvenes artistas se convierten en protagonistas indiscutibles de una historia de belleza y, con su creatividad contemporánea, arte y sensibilidad, son una fuente de inspiración para quienes contemplan su obra.