Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Cicloturismo

Giro d'italia

Etapa 13 | Sanremo - Cuneo

Duración
8 horas
Dificultad
Medio
Mejor tiempo
Mayo, Junio, Septiembre

Pedalear a lo largo de esta ruta es experimentar una lucha entre la cabeza y el corazón. La primera te obliga a mantener la vista en el asfalto y la segunda te invita a mirar hacia arriba. Hacia colinas, fortificaciones y terrazas que te enamorarán 

 

Tres escenarios en uno

Playas anchas y arenosas, intercaladas por escollos y largos tramos de roca: estamos en la Riviera dei Fiori, en la Liguria occidental, donde las colinas cubiertas de matorral mediterráneo crecen al lado del mar. El paisaje cambia radicalmente en las Altas Langhe, las colinas piamontesas que limitan con Liguria, dedicadas a la viticultura. Aquí, las laderas son más escarpadas, pero siempre encantadoras en su vestido cambiante en cada estación: verde en primavera y verano, blanco como la nieve en invierno, amarillo y anaranjado con el follaje otoñal. Por último, la provincia de Cúneo está enclavada en el Alto Valle del Tanaro, un entorno natural todavía virgen, con densos bosques de robles, castaños, hayas y pinos, donde las líneas del horizonte se vuelven más verticales: son las paredes de los Alpes ligures y, más allá, las del arco alpino

 

 En bicicleta desde el oeste de Liguria hasta el Piamonte

La Riviera dei Fiori y las colinas piamontesas. El mar Tirreno y el arco alpino embelesan la vista y calman la mente. Es difícil imaginar un itinerario más rico que este, que serpentea por las carreteras de la 13ª etapa del Giro de Italia 2022. Al patrimonio natural se suman los elementos históricos, artísticos y espirituales. Y una invitación a todos los amantes de las dos ruedas: mirad hacia arriba. No os limitéis a las subidas (una, en realidad) pedaleando, sino que también podéis aprovechar las torres, los aerostatos y las cúpulas. Desde arriba, este territorio resultará incluso más maravilloso. 

Sanremo, una terraza sobre el mar

giro d italia 13 sanremo

Sanremo es la ciudad de las flores, canciones, zambullidas en el mar, pero hay más. Pocos saben que esta famosa localidad turística tiene un corazón medieval que descubrir, antes de arrancar por la ruta ciclista: la Pigna. ¿De dónde viene este nombre? Desde el laberinto de callejones, escaleras, arcos y pasajes cubiertos que se disponen en anillos concéntricos alrededor del centro de la ciudad vieja, fundada alrededor del año 1000. En la cima se encuentran los jardines Regina Elena, con el Santuario de la Madonna della Costa, una iglesia con planta de cruz latina y una encantadora fachada barroca: un lugar especial desde el que admirar un panorama azul único del mar Tirreno. Una vez en el litoral, es el momento de poner las manos en el manillar para un primer tramo que no presenta gran dificultad. Se recorre el litoral, pasando por Arma di Taggia, San Lorenzo a Mare y, finalmente, Imperia. Sin embargo, en este punto, es hora de dejar atrás el mar.  

Il Colle di Nava, un forte in mezzo ai monti

giro d italia 13 campo di lavanda

El viraje hacia el interior requiere un cambio de ritmo. La ruta comienza a subir hacia el Colle di Nava, el puerto entre los Alpes ligures que une Liguria con Piamonte. Anota este nombre: Pieve di Teco. Es el pueblo medieval desde el que la subida empieza a ponerse seria. Para llegar al puerto, hay que pedalear 11 kilómetros, afrontando una pendiente media del 7 por ciento. Es un tramo que amenaza con poner en dificultad a los pulmones menos entrenados, pero el esfuerzo se ve recompensado al llegar a la cima, en medio de los campos de lavanda rebosantes de tonos lila desde finales de junio hasta mediados de agosto. ¿No viajas durante el período de floración? Algo más hace que este lugar sea especial: los Forti Napoleonici, un sistema de fortificaciones construido en el siglo XIX por los gobernantes saboyanos. El Fuerte Central, justo en la cima de la colina, se encuentra en perfecto estado de conservación, con sus dos puentes levadizos y la trinchera unida al foso. El resto de la ruta serpentea por una meseta salpicada de encantadores pueblos. ¿Un lugar en el que detenerte parar a tomar un aperitivo al final del día? Garessio, uno de los pueblos más bellos de Italia: su plazoleta dedicada a San Juan parece un salón al aire libre.

Mondovì y Cúneo, cada vez más alto

giro d italia 13 santuario della nativita vicoforte

La última parada que no debes perderte antes de llegar es Mondovì, famosa entre otras cosas por sus globos aerostáticos. Después de tantos kilómetros sobre el sillín apetece hacer una parada entre las nubes, ¿verdad? Si prefieres volar alto, pero manteniendo los pies en el suelo, toma el funicular diseñado por Giorgetto Giugiaro: en 10 minutos llegarás al barrio de Piazza, el más antiguo de la ciudad, muy elegante con sus calles estrechas y sus tiendas históricas. A pocos minutos a pie se encuentra el Jardín del Belvedere: desde aquí puedes extender la mirada sobre las Langhe y el arco alpino. Si te diriges al sureste, aparece ante ti aparecerá una maravilla que merece un pequeño desvío del itinerario. De hecho, a unos 5 kilómetros de Mondovì se encuentra el Santuario de la Natividad de Vicoforte, un monumento barroco que cuenta con la cúpula elíptica más grande del mundo. De nuevo, no te conformes con verlo desde el suelo y sube la escalera de caracol hasta sus 60 metros de altura. Desde aquí, dirígete directamente a Cúneo, la capital de provincia construida sobre un espolón de roca enclavado entre el río Stura y el arroyo Gesso. El camino es ligeramente ascendente, pero no demasiado difícil. Ten cuidado con los adoquines del centro de la ciudad, que pueden ser traicioneros para las dos ruedas, pero una vez que llegues a tu destino tómate un tiempo para relajarte. Cúneo es la clásica ciudad saboyana que parece austera a primera vista, pero luego te conquista. También aquí apunta alto: sube los 52 metros de altura de la torre Cívica y contempla el arco alpino. ¿Estás seguro de querer volver a bajar?

 

Por la redacción de RCS Sport