Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Cicloturismo

Giro d' Italia

Etapa 6 | Palmi - Scalea

Tipología
percorso ciclistico
Duración
1 día
Dificultad
Medio
Mejor tiempo

Mayo, Junio, Septiembre

El olor a sal que desprende la espuma del mar. El del pescado fresco que llega de los barcos que acaban de regresar a los puertos. Recorrer la costa calabresa en bicicleta significa disfrutar de una ruta única, anticipando las sensaciones al final del día, cuando se ponen los pies en la arena y las piernas bajo la mesa de un pequeño restaurante.

 

100 tonos de azul sobre el fondo verde del Pollino

La costa tirrena de Calabria, una región dedicada al mar con 800 kilómetros de costa, 15 Banderas Azules y 18 Banderas Verdes (las playas para familias con niños), es una sucesión de vistas azules para todos los gustos: extensiones de arena blanca, acantilados vertiginosos, rocas rodeadas de espuma blanca. Es imposible no notar el contraste con el interior, dominado por las escarpadas y aparentemente impenetrables montañas del Parque Nacional del Pollino, el mayor parque natural de Italia: 1925 kilómetros cuadrados de bosques de encinas, hayas, pinos y abetos con una rica fauna (incluyendo el águila real y el lobo de los Apeninos) y algunos de los picos más altos del sur de Italia.

 

Pedalear soñando con una sombrilla en una playa en Calabria

Parece hecho especialmente para admirar el mar, el itinerario que te contamos en este artículo, que traza la etapa número 6 del Giro de Italia 2022: una pasarela desde la que elegir dónde parar para darse un chapuzón o disfrutar de la puesta de sol. La ruta es sencilla y está al alcance de todo el mundo, incluso de aquellos que quieran afrontarla en una bicicleta de paseo, con el bañador y las chanclas metidos en las bolsas laterales. Hay muchos puntos de interés: además de las playas, maravillosos pueblos encaramados que recuerdan un pasado lejano. ¿Estás listo para ir?

De Palmi a Vibo Valentia: mar e historia

giro d'italia 6 playa de michelino

La salida es desde Palmi, en la provincia de Reggio Calabria, frente a un mar abierto y profundo. La Tonnara, la playa más famosa, es una franja de arena que se extiende durante 2 kilómetros como un tablero de juego. Tres grandes rocas parecen dados rocosos lanzados al agua por un gigante: la última es el Scoglio dell'Ulivo (Roca del Olivo), debido a una pequeña planta que ha crecido en su punta y que puede resistir el viento y las olas durante años. Dan ganas de detenerse aquí, para admirar a ese campeón de la resistencia, pero la carretera llama. Se trata de la autopista estatal 18: una carretera ancha, con algunos túneles, y una vía rápida. Por ello, ten cuidado al pedalear por él: si vas en grupo, permanece en fila india e ignora la llamada del mar, concentrándote en cambio en el asfalto. Tras unos 20 kilómetros, pasada la localidad de Mileto, comienza la subida hacia el aeropuerto Razza di Vibo Valentia y poco después entramos en la ciudad, cuyas reminiscencias históricas hacen que merezca la pena hacer una parada. Fue, de hecho, una de las colonias más importantes de la Magna Grecia; cuenta con un maravilloso castillo, de origen normando-suabo, que ahora alberga el Museo Arqueológico del Estado; tiene un centro histórico de geometría medieval, con espléndidos palacios de toba amarilla. Pero Vibo Valentia también tiene un corazón de arena impresionante: a pocos kilómetros, en el municipio de Parghelia, se encuentra la playa de Michelino, a la que solo se puede llegar luego de 240 escalones. Merecen la pena todos ellos.  

En Amantea, el pueblo con vistas a la puesta de sol

giro d italia 6 amatea

Tras unos 30 kilómetros por la costa, se llega a Nocera, en la Riviera dei Tramonti. El espectáculo sigue siempre el guión habitual, con el sol sumergiéndose en el mar azul al atardecer. Sin embargo, algunas noches aparece una estrella invitada: el volcán Stromboli asomando por el horizonte. ¿Dónde parar? Amantea, con su casco antiguo aferrado al acantilado, donde se puede pasear por las callejuelas empedradas, admirando las terrazas y las casas del siglo XIX. Otra ventaja: desde el centro histórico, la vista del mar Tirreno no tiene precio. Pero ya que estás aquí, regálate también unas horas en sus playas, que no tienen nada que envidiar a las de lugares más blasonados. La zona del paseo marítimo, por cierto, está repleta de clubes y restaurantes, donde podrás deleitarte con una cena de pescado (las anchoas y las sardinas son los ingredientes principales) según las antiguas recetas de los pescadores locales.

Cetraro y Scalea: la reserva marina a un paso de las montañas

giro d italia 6 riviera dei cedri

En Cetraro se entra en la Riviera dei Cedri: una costa salvaje y escarpada con acantilados que se sumergen en el mar cristalino, cuevas, calas escondidas y playas kilométricas. Sus fondos marinos están protegidos: en 2008 se creó el Parque Marino Regional de la Riviera dei Cedri. Cetraro fue en su día una ciudadela fortificada, como demuestran las tres puertas de entrada al pueblo, donde las plazoletas son a menudo joyas de la toponimia histórica. ¿Por ejemplo? 'A giorgia' era la antigua plaza del mercado. "Miezza a curta" era el centro del antiguo pueblo. A continuación, se llega a Scalea, una maravillosa maraña de callejones, escaleras y plazoletas. Después de un itinerario salado, puede que te apetezca un cambio de aire. Estás en el lugar correcto. Si le das la espalda al mar, te espera el Parque del Pollino, el mayor parque nacional de Italia.

Por la redacción de RCS Sport