Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Cicloturismo

Giro d'Italia

Etapa 15 | Rivarolo Canavese-Cogne

Duración
10 horas
Dificultad
Difícil
Mejor tiempo
Junio, Julio, Septiembre

Las montañas llaman y tú respondes. ¿Cómo? Pedalear entre viñedos piamonteses, a lo largo del río Dora Baltea, por curvas cerradas rodeadas de prados alpinos, siempre con la vista puesta en las cumbres. Parece un sueño, pero todo es verdad

 

En presencia de madre naturaleza

 

Situado entre Turín, Valle de Aosta y Francia, Canavese es un territorio único: aquí se encuentra la Serra di Ivrea, la colina de origen morrénico más larga de Europa, que contrasta con las amplias extensiones planas salpicadas de lagos y picos nevados. A lo largo de las rutas del vino o siguiendo el curso del Dora Baltea, el río que nace de las cumbres alpinas para desembocar 160 kilómetros después en las aguas del Po, se intuye por qué estos lugares se han convertido en un destino de turismo lento y respetuoso con el medioambiente. Al fin y al cabo, estamos en el parque nacional del Gran Paradiso, la primera zona protegida de Italia, donde los grandes glaciares han modelado las cumbres y los arroyos han dado forma a los valles: desde hace 100 años es el símbolo de la perfecta interacción entre el hombre y la naturaleza.

 

Pedaleando hasta el Gran Paradiso

Desde los viñedos de Canavese, en ruta por el valle del Dora Baltea, nos adentramos en el reino de los glaciares y las cabras montesas: el parque nacional del Gran Paradiso. ¿Estamos seguros de estar en el presente? Esta es la pregunta que te harás a medida que avanzas en el recorrido del que hablamos en este artículo, inspirado en la etapa número 15 del Giro de Italia 2022. Porque aquí el tiempo parece haberse detenido, atrapado casi accidentalmente en las rocas de los puentes y los castillos. La naturaleza dicta los ritmos y el hombre se adapta sin protestar. Tú haz lo mismo: tómate un descanso cada vez que una maravilla capte tu atención. Y déjate conquistar. 

En Canavese, entre los castillos

giro-d-italia-castello-di-aglie

Los primeros kilómetros de esta ruta, que parten de Rivarolo Canavese, discurren por una zona salpicada de pueblos con un denominador común: todos tienen un castillo, una antigua casa señorial, una torre defensiva, los restos de una fortaleza. Recomendamos una visita al castillo ducal de Aglié, integrante de las residencias Reales de Piamonte, por su mezcla de estilos arquitectónicos que atestiguan más de 7 siglos de historia, desde la Edad Media hasta el siglo XIX. Siguiendo la ruta a lo largo del Dora Baltea, te encontrarás entre campos de flores y viñedos autóctonos, que te encuentras en la mesa gracias a uno de los mejores vinos del Piamonte: elErbaluce. Por supuesto, no es lo ideal antes de abordar las montañas, pero consuélate sabiendo que todavía tienes unas cuantas docenas de kilómetros bastante fáciles antes de que la pista comience a subir verticalmente. Entre medias, puede hacer una parada en el elegante pueblo de Pont St. Martinen el Valle de Aosta. Partirás con una imagen grabada en el corazón: la del monumental puente romano de arco del siglo I a. C. que une las dos orillas del arroyo Lys. 

En Aosta, tras las huellas de los romanos

giro-d-italia-aosta

En la parte central de nuestra ruta, te esperan dos subidas dignas de las mayores hazañas ciclistas de la historia: ambas de más de 15 kilómetros, llenas de curvas cerradas y rodeadas de paisajes de rara belleza. La primera, desde Pollein hasta la estación de esquí de Pila, presenta un desnivel que hace temblar las piernas: casi 850 metros. También hay que tener cuidado en el descenso, tan empinado que ganaréis velocidad fácilmente. Sin embargo, una vez que entres en Aosta, el gran saltó en la historia hará que olvides el esfuerzo. La ciudad fue fundada por los romanos en el año 25 a. C. y todavía conserva restos de su antiguo esplendor: el arco de Augusto, por ejemplo, pero también los restos del teatro romano, con su fachada de 22 metros de altura, el foro y el criptopórtico forense (una galería subterránea sostenida por arcos) o el puente romano. Una vez de vuelta en el sillín, te espera la segunda subida: 17 kilómetros con muros que superan el 20 % y un regalo final. Llegarás a Verrogne, a 1582 metros de altitud, una antigua aldea completamente restaurada donde el antiguo molino, la serrería, las calles empedradas, las fuentes y los canales de agua te conquistarán. Dejar esta joya para descender al valle no será fácil. 

En Cogne, la terraza entre las montañas

giro-d-italia-cogne

Desde Aymavilles la carretera comienza a subir hacia Cogne. Te espera una subida de 25 kilómetros, con amplias curvas cerradas y, cerca del pueblo de Pondel, un placer ante el que merece la pena detenerte: el puente acueducto perfectamente conservado, construido en el año 3 a. C., un gigante de piedra de 56 metros de altura sobre el arroyo Grand Eyvia. La primera mitad de la subida es más difícil, con varias rampas que rozan el 15 o 16 % de pendiente; la segunda es una ligera pendiente más suave, que te deja lo suficientemente despejado como para admirar el hermoso paisaje natural en el que estás pedaleando. Te encuentras en el corazón del parque nacional del Gran Paradiso, una maravilla de picos alpinos, praderas, lagos y nada menos que 59 glaciares. Aquí no manda el hombre, sino el animal, en particular el íbice (símbolo del parque), el rebeco, la marmota, el águila real y la ardilla. Cuando llegues a Cogne, te darás cuenta de que incluso aquí la presencia humana es discreta y respetuosa: en torno a la pradera de Sant'Orso, una extensión verde intacta frente al Gran Paradiso, los chalés de madera y piedra se integran perfectamente en el paisaje. Siempre ha sido así. Si deseas una confirmación, además de regalarte un paseo de altura, visita la Maison Gérard Dayné, una casa del siglo XVII transformada en museo etnográfico donde podrás descubrir la vida pasada entre estas montañas. 

Por la redacción de RCS Sport

Magazine
Via Francigena, Italia

La Vía Francígena, un camino espiritual del turismo “slow” siguiendo los pasos de los peregrinos

Naturaleza

Parque Nacional del Gran Paradiso

Magazine

Bike Parks, emociones fuertes sobre dos ruedas en plena naturaleza

Magazine

5 Parques Nacionales del Norte de Italia entre deporte y relajación

Sport
ebike en valle d'aosta

Rutas en bici y en ebike: en el Valle de Aosta tienes mucho donde elegir

Magazine

Valle de Aosta: nieve, eno-gastronomía y bienestar

Sport

El Valle de Aosta en bici: una descarga de adrenalina en Pila Bikeland

Sport

Cervinia y su valle

Sport
Valsesia-Piemonte-rafting

Descubre el rafting en Valsesia, Piamonte

Sport
Val di Susa - Piemonte

Piamonte sobre dos ruedas: el Bike Park de Sauze d'Oulx

Sport

Pendiendo de un hilo en el Lago Mayor en Piemonte

Magazine

Piamonte en bicicleta entre paisajes vitivinícolas y rutas enogastronómicas

Sport

100 años (y más) de ciclismo italiano: lugares para no olvidar

Arte y Cultura
Piamonte un fin de semana en Monferrato

Piamonte: un fin de semana de naturaleza y danza en Monferrato

Cicloturismo

Ciclismo en el antiguo corazón del Piamonte

Magazine

Islas floridas y pueblos medievales, en bicicleta por la ribera piamontesa del Lago Mayor

Naturaleza

El lago de Viverone y la iglesia del Gesùn, perlas de la Vía Francigena piamontesa

Cicloturismo
Palazzina di Caccia di Stupinigi

Un camino y mil mundos diferentes. La maravilla de atravesar Piamonte en bicicleta

Enogastronomía

Tejas y pan negro del Valle d’Aosta: tradiciones de montaña que resisten el tiempo