Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

8 experiencias para vivir Florencia de forma alternativa

09 septiembre 2022

5 minutos

Comprar el perfume que utilizaba Catalina de Médicis en la farmacia más antigua de Europa, darse un paseo en barco, pasear por un romántico jardín de inspiración inglesa, visitar una exposición en una antigua fábrica de tabaco o ir de compras por talleres de artesanos y tiendas. Estas son solo algunas de las experiencias imperdibles durante tu próxima visita a Florencia.

1. Una visita a los talleres artesanales: arte y tradición en las manos sabias de maestros artesanos.

Artigianato tradizionale fiorentino

El carácter único de esta ciudad consiste también en la capacidad de los florentinos que, a lo largo de los siglos, han sabido crear las grandes obras maestras del Renacimiento, y a la vez transmitir el conocimiento y perseguir la belleza, incluso en los pequeños detalles.

La artesanía tradicional florentina es un magnífico ejemplo: la marroquinería que destaca por encima de todo, la fabricación del papel, del hierro forjado, la orfebrería con oro y metales preciosos, pero también mosaicos, la seda y tejidos finos, adornados con bordados, la cerámica decorada y mucho más, todo sale de las tiendas y manufacturas florentinas para entrar en los hogares de clientes de todo el mundo.

Muchos de estos lugares están abiertos a visitas para descubrir cómo se fabrican estas piezas únicas. En última instancia, esto también es arte....

2. Un paseo por el río Arno en las antiguas barquetas de los “Renaioli”

En el siglo pasado, los "renaioli" eran los obreros areneros que excavaban la arena o grava (llamada "rena" en dialecto florentino, de ahí el nombre) del lecho del Arno, para utilizarla en la construcción. Los "renaioli" trabajaban en barcos, llamadas "barchetti", que transportaban la arena hasta las orillas del río, donde se dejaba secar en la zona situada entre los dos diques de Ognissanti y San Niccolò. Los "barchetti" también se utilizaban, en caso de necesidad, para transportar a las personas de una orilla a otra

Hoy en día, un paseo en barco es una experiencia que no debes perderte y te permite contemplar la ciudad y sus tesoros, como el Ponte Vecchio, desde una perspectiva completamente nueva y diferente. Vista desde el río, Florencia aparece silenciosa y solemne. El barco de los "renaioli" puede acoger a pequeños grupos y en verano es posible asistir a representaciones teatrales.

3. Fragancias a medida, para descubrir Florencia con todos los sentidos

El arte de crear perfumes es una de las grandes tradiciones artesanales de Florencia y se caracteriza por la búsqueda constante de nuevas experiencias olfativas, incluso personalizadas. Lorenzo Villoresi es un famoso maestro perfumista florentino que selecciona y crea fragancias para una clientela internacional en su laboratorio ubicado en el corazón de la ciudad. En su espacio expositivo dedicado al arte del perfume, destaca la Osmorama, la biblioteca olfativa, que permite descubrir el mundo del perfume y conocer las esencias que son la base del proceso de creación de las fragancias.

4. Una visita embriagante el Taller de perfumería farmacéutica de S. Maria Novella (Officina Profumo Farmaceutica di Santa Maria Novella)

Cuando se habla del arte de crear perfumes hay un lugar que representa más que ningún otro su esencia e historia. La Officina Profumo Farmaceutica di Santa Maria Novella, con sus cuatro siglos de actividad ininterrumpida, se considera la farmacia histórica más antigua de Europa. Buscando en sus estantes, podrás encontrar y comprar el perfume que los monjes del taller crearon para Catalina de’ Medici cuando se casó con Enrique II, rey de Francia. La experiencia comienza en la céntrica Via della Scala, sede histórica de la farmacia, ubicada en los locales del complejo del convento homónimo.

Aquí se pueden comprar los productos, y a la vez, conocer su historia recorriendo las maravillosas salas del museo, decoradas con frescos. Este viaje olfativo a través de la historia y la tradición solo puede terminar en el Jardín de las Plantas. 

En el jardín, situado en las afueras de la ciudad, cerca de la villa Medicea de Petraia, se cultivan hierbas medicinales que se utilizan para los preparados, como hacían los monjes en siglos pasados.

5. Subir a la cúpula del Duomo: la emoción ante una maravilla arquitectónica

Cattedrale di Santa Maria del Fiore, Firenze - Toscana

Símbolo de Florencia y del Renacimiento, la Cúpula del Duomo de Santa María del Fiore lleva 600 años vigilando la ciudad. Diseñada por Filippo Brunelleschi, sigue siendo la cúpula de ladrillo más grande jamás construida y cuenta con una historia más antigua que la de la Cúpula de San Pedro de Roma. Subir a la cúpula es una experiencia imperdible que permanecerá para siempre en tu memoria. Subiendo uno a uno los 463 escalones hasta la cima, descubrirás la revolucionaria técnica utilizada para construirla, vislumbrarás el altar mayor de la majestuosa catedral de Santa María del Fiore, admirarás el enorme fresco del Juicio Final que decora el interior y, finalmente, quedarás hechizado por la vista de 360 grados de la ciudad a tus pies.

6. Manifattura Tabacchi: la cultura es buena para ti y para los que te rodean

Situada cerca del centro histórico, la Manufactura Tabacchi fue construida por Pier Luigi Nervi en estilo racionalista en la década de 1930 y, como su nombre indica, era la fábrica donde se procesaba el tabaco. La fábrica ocupa una manzana entera y también incluye el Teatro Puccini, uno de los más activos de Florencia. Desde 2001, la Manifattura Tabacchi ha abandonado la producción y se ha convertido en un ambicioso proyecto de remodelación urbana con el objetivo de crear un nuevo centro artístico para la moda y el diseño, para la formación y el entretenimiento, abierto a todos. Aquí se celebran festivales, encuentros, exposiciones temporales, conciertos y proyecciones de películas.

Una experiencia que definitivamente no te puedes perder en Florencia.

7. Una visita al Jardín Torrigiani, donde arte y naturaleza van de la mano

Giardino Torrigiani, Firenze - Toscana

Paseando por Florencia a lo largo de sus antiguas murallas, en el barrio de Oltrarno, destaca una torre rodeada de vegetación: has llegado al Jardín Torrigiani, el mayor jardín privado del centro histórico de Florencia.

La familia Torrigiani es una de las antiguas familias de la ciudad que, en el siglo XIX, creó en esta zona un gran parque de estilo inglés, con estatuas, miles de plantas y edificios inspirados en la simbología masónica. Un lugar inesperado, casi invisible desde el exterior, capaz de asombrar al visitante por su inmensidad y por la variedad de especies botánicas que el jardín acoge.

8. Descubrir Palazzo Vecchio entre visitas teatralizadas y pasajes secretos

Palazzo Vecchio, Firenze - Toscana

Es el palacio más antiguo de Florencia y su centro político desde hace 700 años. Palazzo Vecchio es también uno de los símbolos de la ciudad y por sus salas han pasado duques, priores, secretarios de la República, reyes y reinas, pero también personajes históricos que han marcado la historia de Florencia y del mundo occidental: Dante, Maquiavelo, Miguel Ángel, Leonardo da Vinci, entre los más famosos.

La asociación Mus.e promueve el conocimiento de la historia de este increíble lugar (y no solo), también con visitas teatralizadas acompañados de un guía ataviado con trajes de la época, o a través de pasajes secretos que conducen a lugares inesperados. Es una de las actividades que no debes perderte, sobre todo si visitas Florencia con tus hijos.