Saltar el menú

Un viaje en primavera es la mejor opción para disfrutar del clima agradable y ver los encantadores pueblos italianos florecer

En primavera somos testigos del despertar de la naturaleza, capaz de transformar lugares y paisajes. Uno de los placeres más simples es explorar el entorno y captar las vistas y sonidos circundantes. Cuando elijas dónde ir en primavera en Italia, prepárate y déjate sorprender por los colores, los aromas y los paisajes increíbles, para vivir plenamente la temporada del renacimiento.
  • Lagos
  • Campo y colinas
  • Bienestar
  • Cicloturismo
  • Deporte al aire libre
Lagos
Lago di Como, Lombardia

Lago de Como

Lago de Como, entre villas de ensueño y pueblos por explorar El paisaje del Lago de Como combina montañas, bosques, parques llenos de flores y aguas cristalinas con villas y pueblos de ensueño para explorar. ¿La mejor manera de visitarlo? Navegando. Los barcos-taxi conectan los principales centros turísticos de las dos ramas del lago. En el centro está Bellagio, la perla del Lario, una joya de estas costas. En Lecco con Alessandro Manzoni Aquí verás el mejor panorama porque Lecco está rodeada de montañas. Visita la Basílica de San Nicolò, cuyo campanario de 96 metros puede verse desde cualquier punto de la ciudad y la Torre Viscontea, huella de un castillo desaparecido. En Lecco encontramos Villa Manzoni, que perteneció a la familia del escritor hasta 1818 y alberga el Museo Manzoniano. Y hablando de Promessi Sposi: desde la casa de Lucia en Lecco, parte una ruta por los lugares de Manzoni que llega al castillo del Innominato sobre Vercurago. Las villas de Bellagio Bellagio se encuentra en el promontorio central del lago y es considerado un lugar fascinante por visitantes del mundo. Aquí se encuentran algunas de las villas más hermosas con vistas al agua, como Villa Serbelloni, del siglo XVI y que a lo largo del tiempo ha acogido a huéspedes como Leonardo da Vinci o la reina Victoria. Vale la pena visitar la neoclásica Villa Melzi d'Eril, cuyo parque fue amado por el compositor Franz Liszt. Paseo de los enamorados de Varenna A Varenna se llega en barco para recorrer el Paseo de los Enamorados que conecta la orilla con el pueblo. El centro es un laberinto de escaleras y callejones con románticas vistas. Para visitar: Villa Monastero y el Castillo de Vezio, que domina el pueblo desde lo alto y ofrece una vista incomparable. En Varenna, haz una excursión a Bellano para visitar el Orrido, un desfiladero que puedes recorrer por pasarelas suspendidas entre el agua y la roca. En Colico, entre fortalezas, abadías y deportes acuáticos A los pies del monte Legnone, el pico más alto de la región del Lario, se encuentra el pueblo de Colico, habitado desde tiempos prerromanos. Gracias al suave viento en esta parte de la costa, es el lugar perfecto para practicar deportes acuáticos. Visita el Fuerte de Fuentes, del siglo XVII, construido en la colina de Monteggiolo y, cerca del pueblo, la Abadía de Piona, del siglo VII. Aquí los monjes preparan miel y licores. De Menaggio a Isla Comacina El paseo del lago de Menaggio ofrece un hermoso panorama de la orilla opuesta. Un paseo de 20 minutos desde el centro llevará a Villa Mylius Vigoni mientras que un camino ascendente conduce al castillo fortificado. Detente en Villa Carlotta, que conserva y pone en valor un patrimonio histórico, artístico y botánico único. En el camino hacia Isola Comacina, párate en Lenno, en el Golfo de Venus, para visitar la Villa del Balbianello, construida en el siglo XVIII en un promontorio que albergó un antiguo monasterio franciscano. La mejor vista de Isola Comacina la obtendrás al pasear por Santa Maria Maddalena di Ossuccio: es el mejor lugar fotográfico para los amantes de la fotografía. Si te encuentras en la zona el 24 de junio, detente hasta el anochecer para ver el Lumaghitt, los fuegos artificiales sobre el agua por el día de San Juan. Como, Cernobbio y Laglio No se puede decir que se ha visitado el Lago de Como sin una visita a la ciudad homónima. Aquí nacieron personalidades como los dos Plinii de la época romana y Alessandro Volta, a quien está dedicado el Templo de Volta. Visita: el Duomo, la última catedral gótica de Lombardía, el Broletto y la torre de la ciudad, la Basílica de Sant'Abbondio fuera de las antiguas murallas y el Ermo di San Donato fundado por los benedictinos en el siglo XV. No hay que perderse el Castillo de Baradello, en posición panorámica, y Villa Olmo, una de las más bellas del lago. Cernobbio alberga otras espléndidas villas: Villa Erba, Villa Bernasconi y Villa Pizzo. La estrella de este lado del lago es Villa Oleandra, frecuentada por los famosos de Hollywood desde que George Clooney la compró en 2002. El pueblo que lo acoge, llamado Laglio, es encantador. Desde aquí parten muchos caminos hacia el monte Colmegnone. El más bello es el que conduce a la cueva de Buca dell'Orso, una cavidad kárstica con un lago subterráneo. Villa Pliniana, una historia de amor y fantasmas Entre las villas con vistas al lago de Como, esta es la más fascinante. Si las paredes de Villa Pliniana pudieran hablar, contarían el amor prohibido entre el príncipe de Belgiojoso y la princesa Anne-Marie Berthier, ambos ya casados. Escaparon y se refugiaron en esta orilla, donde vivieron completamente aislados durante 9 años. Se dice que todas las noches los amantes se sumergían desnudos en el lago, envueltos en una sábana. Los que los veían desde el otro lado estaban convencidos de que la villa estaba habitada por un fantasma.
Cicloturismo
giro d italia 13 hero

Siguiendo los pasos del Giro de Italia 2022: Sanremo - Cuneo

Pedalear a lo largo de esta ruta es experimentar una lucha entre la cabeza y el corazón. La primera te obliga a mantener la vista en el asfalto y la segunda te invita a mirar hacia arriba. Hacia colinas, fortificaciones y terrazas que te enamorarán Tres escenarios en uno Playas anchas y arenosas, intercaladas por escollos y largos tramos de roca: estamos en la Riviera dei Fiori, en la Liguria occidental, donde las colinas cubiertas de matorral mediterráneo crecen al lado del mar. El paisaje cambia radicalmente en las Altas Langhe, las colinas piamontesas que limitan con Liguria, dedicadas a la viticultura. Aquí, las laderas son más escarpadas, pero siempre encantadoras en su vestido cambiante en cada estación: verde en primavera y verano, blanco como la nieve en invierno, amarillo y anaranjado con el follaje otoñal. Por último, la provincia de Cúneo está enclavada en el Alto Valle del Tanaro, un entorno natural todavía virgen, con densos bosques de robles, castaños, hayas y pinos, donde las líneas del horizonte se vuelven más verticales: son las paredes de los Alpes ligures y, más allá, las del arco alpino. En bicicleta desde el oeste de Liguria hasta el Piamonte La Riviera dei Fiori y las colinas piamontesas. El mar Tirreno y el arco alpino embelesan la vista y calman la mente. Es difícil imaginar un itinerario más rico que este, que serpentea por las carreteras de la 13ª etapa del Giro de Italia 2022. Al patrimonio natural se suman los elementos históricos, artísticos y espirituales. Y una invitación a todos los amantes de las dos ruedas: mirad hacia arriba. No os limitéis a las subidas (una, en realidad) pedaleando, sino que también podéis aprovechar las torres, los aerostatos y las cúpulas. Desde arriba, este territorio resultará incluso más maravilloso.
Cicloturismo
giro d italia 18

Siguiendo los pasos del Giro de Italia 2022: Borgo Valsugana - Treviso

A lo largo de esta ruta del Trentino al Véneto, todo está dictado por la naturaleza: el paisaje, el arte, la artesanía, el urbanismo. Incluso los ritmos sobre los pedales, sostenidos sí, pero no demasiado, para permitirte sentir la brisa de las colinas y el olor de las bodegas Todos los tonos de verde Enclavada entre la cadena de Lagorai al norte y las estribaciones alpinas vicentinas al sur, la Valsugana es un paraíso de bosques centenarios, fuentes termales, colinas plantadas de viñedos y prados salpicados de caseríos. Aquí,la ecosostenibilidad es el primer mandamiento: en el centro del modelo turístico están la salud del medioambiente y el bienestar de la sociedad que habita la zona. Una filosofía que se extiende a las colinas de Prosecco de Conegliano y Valdobbiadene, patrimonio mundial de la UNESCO: una extensión de alturas impenetrables, bordadas con hileras paralelas de vides, símbolo de la perfecta simbiosis entre el hombre, con su riqueza de conocimientos, y la naturaleza, con sus recursos. Por último, la llanura del bajo Véneto, una zona llena de recursos hídricos, como los ríos Piave, Sile y Livenza. Ruta en bicicleta por Valdobbiadene Desde Valsugana, el valle modelo de la ecosostenibilidad, hasta Treviso, pasando por las colinas de Valdobbiadene con sus preciados viñedos. En estas líneas te hablamos de una ruta llena de subidas y bajadas fáciles de recorrer, inspirada en la etapa número 18 del Giro de Italia 2022. ¿Qué debes esperarte? Una tierra que no impresiona con sus subidas, sino con otros efectos especiales: se transforma en obras de arte, da espacio al hombre y a sus herramientas agrícolas, regala bocanadas de calor que salen de su vientre. En resumen, se convierte en una amiga. También de vosotros, ciclistas, que estáis a punto de cruzarla.
Naturaleza
La «Via del Giovane» en el Camino de Francisco de Paula, en Calabria

La «Via del Giovane» en el Camino de Francisco de Paula, en Calabria

Caminar por la Via del Giovane no es solo sumergirse en un recorrido con una marcada identidad religiosa, sino también dejarse abrazar por suntuosos bosques de hayas y castaños centenarios y abrir la mirada al horizonte sobre las vastas colinas del Parque Nacional del Pollino. Estamos en esa parte del Pollino que mira a la costa del Tirreno, conformada por altozanos que dominan el valle del Crati, salpicados de antiguas iglesias, santuarios y monasterios. El itinerario de 49 km está certificado por el Touring Club Italiano y forma parte del más largo de los Caminos de Francisco de Paula (247 km), santo ermitaño fundador de la orden de los Mínimos. Para Francisco fue un camino marcado por la inquietud, durante el cual sintió arder en su interior el fuego de la vocación y el deseo de dedicar su vida a la religión, pero al mismo tiempo la incertidumbre de no saber cómo hacerlo. La primera etapa, la de la iluminación, es el pequeño y antiquísimo pueblo del interior llamado San Marco Argentano, a unos 420 metros sobre el nivel del mar. Desde aquí llegamos a Cerzeto, un municipio de etnia, lengua y cultura italoalbanesa, para dirigirnos a continuación hacia el mar Tirreno atravesando la cadena costera hasta llegar a las evocadoras vistas del santuario de San Francisco de Paula. El trazado se desarrolla casi en su totalidad sobre un camino de tierra, sin puntos peligrosos.
¡Ups! Hubo un error al compartir. Acepta las cookies de perfil para compartir esta página.