Saltar el menú

Un viaje en primavera es la mejor opción para disfrutar del clima agradable y ver los encantadores pueblos italianos florecer

En primavera somos testigos del despertar de la naturaleza, capaz de transformar lugares y paisajes. Uno de los placeres más simples es explorar el entorno y captar las vistas y sonidos circundantes. Cuando elijas dónde ir en primavera en Italia, prepárate y déjate sorprender por los colores, los aromas y los paisajes increíbles, para vivir plenamente la temporada del renacimiento.
  • Lagos
  • Campo y colinas
  • Bienestar
  • Cicloturismo
  • Deporte al aire libre
Pueblos
Scanno

Scanno

Bandera Naranja del Touring Club Italiano Scanno es sin duda uno de los pueblos más conocidos de las montañas de los Abruzos, inmortalizado por fotógrafos famosos como Cartier-Bresson, Giacomelli y Berengo Gardin. En el evocador entorno del Parque Nacional de los Abruzos, Lacio y Molise, es un destino ideal tanto en verano como en invierno. El centro histórico es inconfundible, con casas adosadas, escaleras, arcos y rincones panorámicos. No te pierdas la iglesia de Santa Maria della Valle con su campanario románico con cúspide del siglo XVI y la iglesia de Santa Maria delle Grazie con decoración de estuco de Pietro Piazzoli. Numerosos edificios antiguos y elegantes (por ejemplo, el palacio Mosca y el palacio Tanturri) jalonan las estrechas callejuelas que convergen en la Piazza San Rocco. Desde el punto de vista natural, el lago de Scanno, el mayor embalse natural de los Abruzos, es ideal para actividades como el piragüismo y el «windsurf», paseos y excursiones en bicicleta, y es el telón de fondo perfecto para las fotos, gracias a su forma de corazón. En invierno, la zona esquiable del monte Rotondo y del paso Godi es meta de muchos deportistas y apasionados del esquí. En verano, los visitantes transitan por la densa red de senderos del parque disfrutando de excursiones a pie, a caballo o en bicicleta de montaña. Scanno es rico en tradiciones: el traje tradicional femenino es el más famoso de los Abruzos y aún hoy las mujeres del pueblo visten orgullosas estas faldas negras o turquesas, las camisas abultadas, los chalecos de colores cerrados con filas de botones plateados y el «cappellitto» que protege la cabeza. En la mesa, las joyas gastronómicas están relacionadas con el pastoreo (carnes de oveja y cordero, quesos de oveja, embutidos) junto con algunos dulces característicos y deliciosos, como el «pan dell'orso» y los «mostacciuoli». Más información: Visit Scanno Portal of Tourism - Holiday in Scanno in Abruzzo
Naturaleza
Estanques de Belangero

Estanques de Belangero

Descubriendo los humedales del Piamonte Ubicada en una porción de llanura aluvial a lo largo de la orilla derecha del río Tanaro, la Reserva Natural de los Estanques de Belangero es un área natural aguas arriba de Asti caracterizada por un entorno húmedo y pantanoso y se extiende sobre una superficie de 487 mil hectáreas. La actividad minera pasada ha dado origen a un mosaico de espejos de agua que con el tiempo han sido parcialmente renaturalizados por la vegetación, dando origen a pequeñas zonas húmedas que albergan una discreta biodiversidad faunística y vegetal, entre las cuales la mariposa Lycaena dispar, el pelobato sombrío, un anfibio en riesgo de extinción, el tritón carnifex y el sapo Bufo viridis. Hoy en día, parte de estos estanques están protegidos por el Oasis WWF "La Bula" para la restauración de nuevos ecosistemas naturales degradados, comprometidos o completamente eliminados por actividades humanas pasadas. El descenso excepcional del nivel del agua en los últimos años ha sacado a la luz grandes porciones del fondo del cauce, junto con sedimentos arcillosos, y ha permitido un increíble hallazgo de interés paleontológico. En 2003 se descubrió un delfín fósil. La muestra se encuentra actualmente en las salas del Museo Paleontológico de Asti. El acceso a la reserva es gratuito y gratuito durante todo el año. Con reserva previa se pueden realizar visitas guiadas de dos horas de duración.
Ciudades culturales
Biella

Biella

Nieve, lagos y pueblecitos medievales Biella ofrece experiencias inolvidables para todos los gustos, desde las laderas nevadas de Bielmonte hasta pueblos históricos, reservas naturales, santuarios encaramados a las rocas, castillos y delicias enogastronómicas, con la polenta concia dominando la mesa. Biella se encuentra a los pies de los Alpes y su corazón es medieval: el barrio del Piazzo está situado en una cresta rocosa que domina el resto de la ciudad, construida más tarde y llamada Biella Piano. No puedes perderte el baptisterio románico de San Juan Bautista en la plaza del duomo, donde también se encuentra la catedral de San Esteban. Sin embargo, la iglesia más bella es la basílica renacentista de San Sebastián. El claustro del monasterio adyacente alberga el museo del territorio biellese. No lejos de Biella se encuentra el refugio de Candelo, un pueblo medieval amurallado que aún se conserva intacto. Avanzando hacia los Alpes bielleses, llegarás al santuario de Oropa, en el Sacro Monte, donde se venera a la Virgen Negra. Para sumergirte en la naturaleza, los lugares que no puedes perderte son el remanso de la Burcina o el remanso Zegna, verdaderos paraísos naturales. El lago de Viverone, el tercero más grande del Piamonte, también ofrece hermosos paseos y vistas. Para una inmersión en la historia, la dirección a señalar es en cambio el castillo de Masino, antigua residencia de los condes Valperga.
Cicloturismo
giro d italia 13 hero

Siguiendo los pasos del Giro de Italia 2022: Sanremo - Cuneo

Pedalear a lo largo de esta ruta es experimentar una lucha entre la cabeza y el corazón. La primera te obliga a mantener la vista en el asfalto y la segunda te invita a mirar hacia arriba. Hacia colinas, fortificaciones y terrazas que te enamorarán Tres escenarios en uno Playas anchas y arenosas, intercaladas por escollos y largos tramos de roca: estamos en la Riviera dei Fiori, en la Liguria occidental, donde las colinas cubiertas de matorral mediterráneo crecen al lado del mar. El paisaje cambia radicalmente en las Altas Langhe, las colinas piamontesas que limitan con Liguria, dedicadas a la viticultura. Aquí, las laderas son más escarpadas, pero siempre encantadoras en su vestido cambiante en cada estación: verde en primavera y verano, blanco como la nieve en invierno, amarillo y anaranjado con el follaje otoñal. Por último, la provincia de Cúneo está enclavada en el Alto Valle del Tanaro, un entorno natural todavía virgen, con densos bosques de robles, castaños, hayas y pinos, donde las líneas del horizonte se vuelven más verticales: son las paredes de los Alpes ligures y, más allá, las del arco alpino. En bicicleta desde el oeste de Liguria hasta el Piamonte La Riviera dei Fiori y las colinas piamontesas. El mar Tirreno y el arco alpino embelesan la vista y calman la mente. Es difícil imaginar un itinerario más rico que este, que serpentea por las carreteras de la 13ª etapa del Giro de Italia 2022. Al patrimonio natural se suman los elementos históricos, artísticos y espirituales. Y una invitación a todos los amantes de las dos ruedas: mirad hacia arriba. No os limitéis a las subidas (una, en realidad) pedaleando, sino que también podéis aprovechar las torres, los aerostatos y las cúpulas. Desde arriba, este territorio resultará incluso más maravilloso.
Cicloturismo
giro d italia 18

Siguiendo los pasos del Giro de Italia 2022: Borgo Valsugana - Treviso

A lo largo de esta ruta del Trentino al Véneto, todo está dictado por la naturaleza: el paisaje, el arte, la artesanía, el urbanismo. Incluso los ritmos sobre los pedales, sostenidos sí, pero no demasiado, para permitirte sentir la brisa de las colinas y el olor de las bodegas Todos los tonos de verde Enclavada entre la cadena de Lagorai al norte y las estribaciones alpinas vicentinas al sur, la Valsugana es un paraíso de bosques centenarios, fuentes termales, colinas plantadas de viñedos y prados salpicados de caseríos. Aquí,la ecosostenibilidad es el primer mandamiento: en el centro del modelo turístico están la salud del medioambiente y el bienestar de la sociedad que habita la zona. Una filosofía que se extiende a las colinas de Prosecco de Conegliano y Valdobbiadene, patrimonio mundial de la UNESCO: una extensión de alturas impenetrables, bordadas con hileras paralelas de vides, símbolo de la perfecta simbiosis entre el hombre, con su riqueza de conocimientos, y la naturaleza, con sus recursos. Por último, la llanura del bajo Véneto, una zona llena de recursos hídricos, como los ríos Piave, Sile y Livenza. Ruta en bicicleta por Valdobbiadene Desde Valsugana, el valle modelo de la ecosostenibilidad, hasta Treviso, pasando por las colinas de Valdobbiadene con sus preciados viñedos. En estas líneas te hablamos de una ruta llena de subidas y bajadas fáciles de recorrer, inspirada en la etapa número 18 del Giro de Italia 2022. ¿Qué debes esperarte? Una tierra que no impresiona con sus subidas, sino con otros efectos especiales: se transforma en obras de arte, da espacio al hombre y a sus herramientas agrícolas, regala bocanadas de calor que salen de su vientre. En resumen, se convierte en una amiga. También de vosotros, ciclistas, que estáis a punto de cruzarla.
Naturaleza
La «Via del Giovane» en el Camino de Francisco de Paula, en Calabria

La «Via del Giovane» en el Camino de Francisco de Paula, en Calabria

Caminar por la Via del Giovane no es solo sumergirse en un recorrido con una marcada identidad religiosa, sino también dejarse abrazar por suntuosos bosques de hayas y castaños centenarios y abrir la mirada al horizonte sobre las vastas colinas del Parque Nacional del Pollino. Estamos en esa parte del Pollino que mira a la costa del Tirreno, conformada por altozanos que dominan el valle del Crati, salpicados de antiguas iglesias, santuarios y monasterios. El itinerario de 49 km está certificado por el Touring Club Italiano y forma parte del más largo de los Caminos de Francisco de Paula (247 km), santo ermitaño fundador de la orden de los Mínimos. Para Francisco fue un camino marcado por la inquietud, durante el cual sintió arder en su interior el fuego de la vocación y el deseo de dedicar su vida a la religión, pero al mismo tiempo la incertidumbre de no saber cómo hacerlo. La primera etapa, la de la iluminación, es el pequeño y antiquísimo pueblo del interior llamado San Marco Argentano, a unos 420 metros sobre el nivel del mar. Desde aquí llegamos a Cerzeto, un municipio de etnia, lengua y cultura italoalbanesa, para dirigirnos a continuación hacia el mar Tirreno atravesando la cadena costera hasta llegar a las evocadoras vistas del santuario de San Francisco de Paula. El trazado se desarrolla casi en su totalidad sobre un camino de tierra, sin puntos peligrosos.
¡Ups! Hubo un error al compartir. Acepta las cookies de perfil para compartir esta página.