Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Ideas de viaje

Cómo viajar con amigos en autobús o en tren de forma ecológica y divertida

Es hora de partir, los vuelos están reservados, los hoteles también, en la lista de cosas pendientes "cómo organizar unas vacaciones con amigos" -y que sean memorables- lo único que queda por decidir es cómo desplazarse allí: ¿alquilar un coche o confiar en el transporte público? Esta última es sin duda la mejor opción para las vacaciones con amigos, créenos. No sólo reduce el impacto medioambiental, también es una oportunidad para divertirse juntos y, por qué no, conocerse mejor y tener luego nuevos recuerdos.

1. Viajar en autobús o en tren con amigos es ecológico

Si, en lugar de alquilar un coche, cogéis el autobús o el tren, vuestro viaje va a ser más ecológico y las vacaciones entre amigos tendrán un aspecto completamente distinto. Nadie tendrá que sacrificarse por tener que conducir durante horas, obligado a permanecer concentrado en la carretera en lugar de disfrutar del paisaje y de la compañía. Se pueden organizar juegos de viaje en grupo para superar las largas horas de traslado y convertir incluso una larga cola o un retraso del tren en un recuerdo memorable.

Tanto si habéis organizado un viaje de mochileros con Interrail como si solo vais a pasar un fin de semana en autobús, los viajes largos pueden ser realmente frustrantes. Muchas horas sentado, trenes retrasados, conexiones perdidas, WiFi que no va bien y asientos duros: parece la descripción de un viaje hacia el infierno. Pero sólo se necesita un poco para convertirlo en una aventura en la que todos se divierten. Y también puedes involucrar a otros pasajeros haciendo nuevos amigos.

2. Superar el aburrimiento de los viajes en tren o autobús jugando con los amigos

¿Cómo? Organizando juegos de viaje que alejen el aburrimiento y suban la temperatura del termómetro de la diversión. En lugar de aislarte con los auriculares puestos, quejándote de que llegáis tarde o de que solo estés navegando por las redes sociales, aprovecha el tiempo para retar a tus amigos. Cada juego tendrá un premio o una ficha a pagar al ganador o al perdedor. Por ejemplo, el ganador elegirá dónde ir esa noche y el perdedor pagará los helados para todos.

Todo lo que necesitas para jugar con tus amigos en el tren o en el autobús es tu imaginación, como mucho un bolígrafo y una hoja de papel, pero las notas en tu teléfono también sirven. He aquí algunas pistas, desde los grandes clásicos hasta algunas ideas más creativas.

3. 7 juegos para viajes con amigos

El ahorcado

¿Quién no ha jugado al ahorcado de pequeño? Pruébalo como adulto. Elige una palabra, que puede ser sobre temática de viajes, y marca el número de letras. Si tu oponente adivina una letra, la escribes y poco a poco se va formando la palabra. Si se equivoca, se dibuja un trozo de la horca y luego del ahorcado empezando por abajo. Cuanto más extraña sea la palabra, más difícil y, por lo tanto, más divertida.

 

Veo, veo...

Observa algo fuera de la ventana y descríbelo a tus amigos sin decir qué es. Puedes indicar su color, su forma, su altura. Los demás tienen que adivinar qué es antes de que desaparezca de la vista. ¡El más rápido gana!

 

¿Esto o eso?

El encuestado tiene que elegir entre un escenario desagradable y otro aún peor, o entre uno embarazoso y otro aterrador. Por ejemplo: ¿prefieres meterte en un depósito lleno de serpientes o comerte una larva? No está permitido no contestar. Risas garantizadas.

 

El juego de las matrículas

Estableced las reglas y lanzad un reto:  quién puede ver más matrículas que empiecen por una letra o contengan un número determinado. Basta con mirar por la ventana y observar los coches que pasan junto al autobús. ¿Estás en un tren? Juega a un juego similar localizando un número de objetos en el paisaje cuyos nombres empiecen por A o C o Z o incluso por todas las letras del alfabeto. Es una forma estupenda de pasar el tiempo mientras disfrutáis del paisaje.

 

Adivina la canción

Si el grupo es numeroso y no molestáis demasiado a los demás pasajeros, podéis participar en un reto musical. Por turnos, uno debe tararear la melodía de una canción y los demás tendrán que adivinar cuál es. Nueve de cada diez veces acabáis cantándola todos juntos. Intentad no bailar, si podéis.