Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Divertido

Campania

Estación zoológica Anton Dohrn: el acuario del Mare Nostrum

¿Explorar el ecosistema del <strong>golfo de Nápoles</strong>, conocer los secretos de la biodiversidad del mar Mediterráneo y descubrir lo que acontece en nuestros mares debido al cambio climático en una sola mañana? Créeme, es posible <br>

Estamos en la Riviera di Chiaia en Nápoles, en el bello edificio de la Villa Comunale, donde se encuentra el <strong>primer y más antiguo acuario público de Italia</strong>, el de la <strong>Estación zoológica Anton Dohrn</strong>, fundada en 1872.<br>

¿Te animas a adentrarte en los treinta tanques de una de las instituciones de investigación más importantes de la biología marina?

1. Aquí la vida submarina no tiene secretos.

El acuario de la Estación zoológica Anton Dohrn muestra y cuenta la vida de los habitantes de nuestro mar con el rigor científico y la habilidad divulgativa de una institución donde se han formado 20 premios Nobel. Es el acuario más antiguo del siglo XIX y el único dedicado exclusivamente a las formas de vida del Mediterráneo.

Su fundador, el zoólogo y naturalista alemán Anton Dohrn, realizó en Nápoles su sueño de crear un centro de investigación y divulgación del mundo submarino. Con mucha obstinación, Dohrn consiguió que el ayuntamiento le concediera un terreno gratuito a orillas del mar, donde construyó el edificio a su costa. A continuación, ideó estrategias para que las instalaciones fueran viables económicamente, para lo cual alquiló espacios o estableció asociaciones lucrativas con empresas. De esta manera, logró impulsar un centro de investigación de vanguardia en Europa. 

2. Un hábitat diferente del Mediterráneo en cada tanque

Los tanques del acuario de Nápoles siguen conectados directamente al mar a través de un canal subterráneo, gracias a un sistema diseñado hace 150 años por un ingeniero inglés que había trabajado en los acuarios de Londres y Hamburgo. Hoy en día, todavía vemos los tanques originales, así como nuevas instalaciones que muestran un arrecife de coral tropical, que nos da una idea de un posible cambio en el Mediterráneo.

Cada tanque cuenta un hábitat y una historia: aquella historia tenaz de los organismos que habitan en la zona de rompimiento de olas, expuestos a la fuerza del mar así como al peligro de secarse durante la marea baja; aquella del coralígeno y su curioso paisaje sonoro; el ambiente lleno de vida de las cuevas marinas; la singularidad del caballito de mar, que además de nadar verticalmente, se deja “embarazar” por la hembra, que deposita sus óvulos en una bolsa donde los conserva hasta la eclosión; y las estructuras de cría de las morenas ideadas por los antiguos romanos conservadas a día de hoy en el área arqueológica marina de Gaiola en Capo Posillipo. 

3. No te pierdas el abismo frente a la costa y el tanque del pulpo

Resulta fascinante descubrir que a solo 12 millas del paseo marítimo de Nápoles se encuentra uno de los cañones submarinos más profundos del Mediterráneo, un abismo de 1300 metros. Explorado por biólogos marinos por primera vez en 2016, reveló la presencia de ostras gigantes, que se creía extintas, además de otras formas de vida adaptadas a un entorno donde no penetra la luz solar.

Por último, encontramos el tanque del pulpo, del que desde hace décadas se estudia la inteligencia y el comportamiento en la estación Dohrn.

Echa un vistazo a la biblioteca. Además de una colección de textos donados por Dohrn, editores y científicos, incluido Darwin, en las paredes encontramos frescos del pintor alemán Hans von Marées, quien representó escenas de la vida de los pescadores napolitanos.

4. En la Casina del Boschetto la vida marina se convierte en arte

En 2021, la Estación zoológica se enriqueció con una nueva adquisición, el Museo Darwin-Dohrn, instalado en la cercana Casina del Boschetto, antiguo Circolo della Stampa, un centro cultural dedicado a la difusión de conocimientos sobre la evolución de la vida marina. A través de obras de arte, esculturas y objetos biológicos históricos, descubrimos los mecanismos de la biodiversidad y comprendemos la importancia de los océanos para el equilibrio del planeta. También se expone el esqueleto de un cachalote, varado en la costa de Campania, para explicar lo que les ocurre a estos gigantes del mar cuando llegan a las profundidades. 

5. Turtle point en Portici

Si te apasiona el mar, no puedes dejar de visitar una sección separada de la Estación zoológica Anton Dohrn, ubicada en el antiguo Museo Municipal de Portici, Turtle Point, un centro de investigación, conservación y educación sobre las tortugas marinas. Además de los laboratorios de los investigadores, los visitantes pueden acceder a las instalaciones de cuidado y rehabilitación de tortugas heridas por actividades humanas.

 

Para más información

www.szn.it