Saltar el menú

Abadía de San Liberatore en Majella

Resumen

La abadía marca el final del Camino Clásico de Celestino. Es uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura románica de los Abruzos. La fundación del monasterio benedictino está vinculada a muchas leyendas. Una de las más antiguas habla de dos patricios romanos que donaron las tierras a San Benedetto para la construcción del asentamiento. Otra refiere que el complejo fue construido por Carlomagno tras su victoria contra las fuerzas lombardas en el 781. El dato histórico es que en el año 888, en el territorio de los Abruzos teatino ya había una comunidad de monjes, como atestigua el Memoratorium del abad Bertario sobre los bienes de Montecassino.

En 990, un terremoto destruyó casi por completo el monasterio, pero gracias al interés del abad Teobaldo, nombrado en 1007, se pusieron en marcha los trabajos de restauración y ampliación. La elección de Desiderio como abad de Montecassino, en 1058, dio inicio a largos siglos de controversias en torno a los bienes del monasterio. En el siglo XIX, el edificio parecía estar en un estado de abandono, pero entre 1958-59 y en los años siguientes se iniciaron las obras de restauración para recuperar su aspecto original, lamentablemente marcado por intervenciones de calidad cuestionable.

La iglesia, que sobrevivió con el campanario del monasterio, se caracteriza por una fachada a dos aguas en la que se abren los tres portales que datan de la obra del abad Desiderio (siglo XI) y de la época angevina. La parte posterior está enriquecida con tres ábsides. El interior de tres naves es básico, con un techo con cerchas de madera, las naves tienen capiteles de inspiración clásica, pero alberga, entre otras cosas, un mosaico cosmatesco de 1275 y el hermoso ambón reconstruido con bajorrelieves del siglo XII.

Abadía de San Liberatore en Majella
Contrada S. Liberatore, 65025 Serramonacesca PE, Italia

Le puede interesar

Enogastronomía
Arrosticini, orgullo y patrimonio de la gastronomía de Abruzos

Arrosticini, orgullo y patrimonio de la gastronomía de Abruzos

Región
Abruzos, una inmersión en la naturaleza entre el mar y la montaña

Abruzos, una inmersión en la naturaleza entre el mar y la montaña

Sea
Pescara - Trabocco

En los Abruzos, por la Costa de los Trabocchi

Bienestar y relax
termas de caramanico

Termas de Caramanico, un concentrado de bienestar y relajación

Ciudades culturales
Teramo

Téramo, fusión de naturaleza e historia

Naturaleza
Photo by: Valentina Razzi

Cascate del Verde, un bello salto de agua en los Apeninos

Espiritualidad
Photo by: Diana Melfi

Descubriendo las ermitas de los Abruzos: dos espectaculares perlas de Maiella

Naturaleza
Parque Nacional del Gran Sasso y los Montes de la Laga

Parque Nacional del Gran Sasso y los Montes de la Laga

Naturaleza
Las “terrazas” sobre el mar en los Abruzzi

Las “terrazas” sobre el mar en los Abruzzi

Deporte
Gran Sasso, Abruzzo

Gran Sasso, las mil vías de escalada de los Abruzos

Lagos
Photo by: Cesidio Silla

El lago de Scanno, una auténtica perla para aficionados y deportistas

Deporte
Campo Imperatore, no solo esquí en Abruzzo

Campo Imperatore, no solo esquí en Abruzzo

Naturaleza
Abruzos, déjese atrapar por la naturaleza de una tierra por descubrir

Abruzos, déjese atrapar por la naturaleza de una tierra por descubrir

Naturaleza
Abruzos, la región verde de Europa

Abruzos, la región verde de Europa

Lagos
Photo by: Regione Abruzzo

Reserva Natural del Lago de Campotosto: senderismo y deportes acuáticos

Ocio
Los parques de los Abruzos ¡Qué aventura!

Los parques de los Abruzos ¡Qué aventura!

Deporte
Photo by: Coop Il Bosso

Recorrer los ríos de los Abruzos: una aventura de rafting

Cicloturismo
alla scoperta della ciclovia in abruzzo

Descubre la ruta ciclista "Bike to Coast" en Abruzos, la más bella de Italia

Espiritualidad
El Santuario de la Scala Santa (Téramo) entre sacralidad y belleza

El Santuario de la Scala Santa (Téramo) entre sacralidad y belleza

Enogastronomía
Abruzo un tesoro de sabores y conocimientos de la montaña al mar

Abruzo un tesoro de sabores y conocimientos de la montaña al mar

¡Ups! Hubo un error al compartir. Acepta las cookies de perfil para compartir esta página.