Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Veneto

Venecia, el Carnaval más icónico del mundo

Las antiguas tradiciones se reviven en las plazas y plazuelas (campi y campielli) de la ciudad que se llenan de máscaras únicas por su belleza y de atracciones impresionantes para deleite y asombro de los niños de todas las edades.<br>

Aquí nacieron personajes que se convertirían en los protagonistas del teatro popular de la Comedia del arte italiano (Commedia dell'Arte), como Arlequín y Colombina, y en este mismo ambiente, tan sensual y misterioso, Casanova vivió toda clase de aventuras. Déjate llevar y <strong>descubre cuántas oportunidades para disfrutar depara Venecia durante su Carnaval.</strong>

1. Una tradición milenaria

Una fiesta que hunde sus raíces en el pasado, en la época de la Serenísima República de Venecia, cuando las máscaras y los disfraces se utilizaban para ocultarse y reducir las desigualdades sociales y dar rienda suelta a libertad y desenfreno, superando la moral antes de volver sobrios y con la cara descubierta para la Cuaresma (el periodo previo a la Pascua que marca el final del Carnaval). Todo les estaba permitido (o casi todo) por el Dux durante los días de fiesta desenfrenada que desde hace siglos atrae a curiosos y creativos de todo el mundo a la ciudad lagunera. Y que, en un pasado no muy lejano, embrujó a figuras como Goethe, Lord Byron y la princesa Sissi.

2. Un estilo único

Incluso en la actualidad, el estilo sigue siendo clásico, con suntuosas máscaras, pelucas excesivas, tejidos barrocos, lazos y encajes, como era costumbre entre la aristocracia y la nobleza de la Serenísima en la época de su mayor esplendor.

El valor agregado de un Carnaval como el de Venecia se debe innegablemente al extraordinario escenario en el que todo cobra vida: cuando andes hacia el Puente de los Suspiros, o en dirección a la Plaza de San Marcos, te sentirás como si estuvieras cumpliendo un viaje en el tiempo, a través de estrechas callejuelas en las que se mueven misteriosos caballeros y sensuales damas, hasta perder toda referencia a la modernidad.

3. Sorpresas intemporales

Hay una sorpresa esperándote en cada esquina, con auténticos cuadros vivientes (perfectos para una publicación o una historia en Instagram) que destacan por el cuidado de los detalles, y la unicidad y calidad de los materiales utilizados para realizar las máscaras, los disfraces y las instalaciones.

Y de nuevo, cuando la luz proyecta las primeras sombras del atardecer en San Marcos, verás aparecer a tragafuegos, trapecistas, artistas callejeros y músicos. Cada año el programa se enriquece con eventos para todos, con experiencias dedicadas a los niños y fiestas exclusivas: pero el inicio de las celebraciones sigue siendo el núcleo del carnaval veneciano.

4. El Vuelo del Ángel y otros eventos destacados

Desde 2001, el acto principal que marca la apertura oficial de las celebraciones vuelve a coincidir con el Vuelo del Ángel o de la Colombina (de la Paloma). Este rito rememora la hazaña de un joven acróbata turco que, en la segunda mitad del siglo XVI logró andar, con la ayuda de un balancín y una cuerda desde el campanario de San Marcos hasta el balcón del Palacio Ducal y presentó sus respetos al Dux. Hasta el pasado milenio, una paloma tecnológica de madera planeaba sobre las cabezas de los visitantes de Venecia, lanzando flores y confeti al público durante su vuelo. En cambio, desde hace casi veinte años, la emoción de volar desde el campanario hacia la plaza la disfrutan mujeres del mundo del espectáculo, del deporte y de la moda (con la única excepción de 2008, cuando bajó el rapero Coolio, un caso único y una curiosidad que no todo el mundo conoce). La última dirección artística del Festival, encargada al genio italiano de Marco Balich (creador y director de las ceremonias de apertura de los eventos olímpicos), decidió finalmente reservar esta emoción a la ganadora del título "María del Carnaval" del año anterior.

Además del Vuelo del Ángel, que da el pistoletazo de salida oficial a las fiestas, hay otras citas ineludibles en el calendario, desde los desfiles históricos hasta La Fiesta de las Marías con la elección de la María del Carnaval, un concurso reservado a las 12 más bellas doncellas de Venecia -o residentes en la ciudad- que rememora el rapto de una docena de jóvenes por parte de los piratas y su posterior liberación, a las que el Dux dedicó largas celebraciones. El amplio programa de actividades se completa con desfiles históricos por los canales con gondoleros disfrazados.