Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Sport

Islas y Sandboarding: deslízate por la arena en Cerdeña y Sicilia

Una mezcla de surf, skate y snowboard en la arena. Se trata del sandboard, un deporte extremo que también ha llegado a Italia.
En Italia, hay 2 lugares que se prestan a esta disciplina: las dunas costeras de Porto Pino, al sur de Cerdeña, y las laderas del volcán Stromboli, en las Islas Eolias.
Dos paisajes completamente diferentes, pero perfectos para los descensos acrobáticos sobre la arena.

1. Sandboarding en Cerdeña en Porto Pino: las dunas blancas patrimonio de la UNESCO

De pie, si tienes experiencia. Acostado boca abajo si eres principiante. Cuerpo alineado con la tabla, brazos extendidos y salida, a toda velocidad, desde la cima de las imponentes dunas de Porto Pino hasta Sant'Anna Arresi.

Nos encontramos en el suroeste de Cerdeña, en un ecosistema que, por su singularidad natural, ha sido reconocido como patrimonio de la UNESCO.

Las dunas blancas de arena fina y suave, modeladas por el viento mistral, alcanzan los 30 metros de altura y son el sitio ideal para probar el sandboard.
Desde lo alto de la deslumbrante extensión de colinas de arena clara y suave, te lanzas a realizar saltos y acrobacias a una velocidad impresionante. El paisaje circundante es espectacular y el panorama de ensueño: el matorral mediterráneo interrumpe la blancura de las dunas con toques de vegetación fresca y los arbustos de romero desprenden su fragante esencia.
Un oasis encantado de incomparable belleza, entremezclado con bosques de pinos y lagunas, y bañado por un mar centelleante y cristalino.

2. Sandboarding en Sicilia en las laderas de Stromboli: la variante del volcán

Si, por el contrario, quieres descubrir el sabor de la adrenalina en un lugar de aspecto lunar, entonces debes probar las laderas del volcán Stromboli, en las Islas Eolias.

El paisaje aquí es completamente diferente al de las dunas sardas: aquí la arena es, de hecho, piedra pómez, muy fina y algo abrasiva. Pero la diversión es exactamente la misma.

Con la variante de volcano boarding, te deslizas por las laderas del volcán hasta el valle a gran velocidad.
Todo lo que necesitas es una tabla fuerte y una buena dosis de coraje. Un trozo de madera contrachapada, liso por un lado y rugoso por el otro, preferiblemente laminado de plástico o metálico, está más que bien. La parafina en la base de la tabla es útil para que deslizarse sea más fácil.

Se necesita muy poco equipo: casco, coderas, guantes, mono y gafas.

Si la subida es un poco fatigosa (aconsejamos realizarla en zigzag), la actividad del volcán hace que el descenso sea aún más audaz.