Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Itinerario

Las cúpulas de Emilia: itinerario entre iglesias, basílicas y catedrales

Duración
72 horas
Dificultad
Fácil
Mejor tiempo

Todo el año

Durante siglos, una geometría perfecta y complejos cálculos han permitido que las cúpulas se eleven al cielo: en Emilia, concretamente en Piacenza, Parma y Reggio Emilia, las iglesias, basílicas y catedrales despuntan por doquier. Estas albergan obras maestras únicas y frescos de importantes artistas como Correggio y Guercino.

Caminando entre cúpulas, con la mirada hacia arriba

La cúpula tiene varios significados, especialmente a nivel espiritual y simbólico. Representa la bóveda celeste y el contacto entre la realidad terrenal y la dimensión divina. A menudo, se adornan con llamativas decoraciones pictóricas. Un itinerario temático se despliega entre Piacenza, Parma y Reggio Emilia, pasando por centros de arte y cultura donde reina la belleza. 

 

Piacenza y la catedral

La primera parada es Piacenza , con la catedral y el Museo Kronos, que incluye (también de forma separada) la subida al cúpula: 160 escalones hasta la meta, entre caminos medievales, escaleras de caracol y techos. Destacan las continuas vistas de la ciudad y el interior de la iglesia. La última parada es la obra maestra de Giovanni Francesco Barbieri, llamado Guercino, entre 1626 y 1627. 

Piacenza y la basílica de Santa María de Campagna

Esta basílica es una verdadera joya del Renacimiento, que se inscribe perfectamente en el contexto del centro histórico. No siempre está permitido subir a la cúpula, pero el interior está adornado con importantes frescos de Giovanni Antonio Sacchi, llamado Pordenone, que trabajó allí desde 1528 hasta 1539.  

Parma y su baptisterio

El segundo día de tour, visitaremos Parma y su Baptisterio, con una cúpula dividida en 16 segmentos y pintada al temple por artesanos bizantinos. No te pierdas los cuadros de Antonio Allegri, llamado Correggio, en la Camera di San Paolo, dentro del piso privado de Giovanna da Piacenza, abadesa del monasterio benedictino de San Paolo. Aquí, en 1519, el pintor utilizó una idea innovadora, retomada en parte por Mantegna: una pérgola de la que aparecen putti y figuras alegóricas.

Parma y la basílica de San Juan Evangelista

En Parma, la cúpula de la basílica de San Juan Evangelista forma parte del complejo monástico, con el convento y la farmacia histórica de San Juan, que representa a Cristo rodeado de 11 apóstoles con el anciano Juan, protagonista de la visión, en la base. Correggio muestra gran habilidad en el manejo de figuras en escorzo, con arquitectura de nubes. 

Parma y la catedral

La cúpula de frescos de Correggio, en la catedral de Parma, data del 1524-1530 y está situada sobre el altar mayor. Representa la Asunción de la Virgen con un lenguaje muy innovador para la época, utilizando perspectivas audaces y escorzos que narran el paso de la tierra al cielo, en un vórtice de putti, santos, nubes y luz. 

Reggio Emilia y el artístico santuario mariano

En Reggio Emilia, recomendamos el Templo de la Santísima Virgen de la Ghiara, erigido tras un prodigioso milagro. En la decoración participó un grupo de artistas emilianos de la primera mitad del siglo XVII: Ludovico Carracci, Gian Francesco Barbieri, llamado Guercino, Lionello Spada y Alessandro Tiarini. La cúpula fue pintada al fresco en el siglo XVII por Lionello Spada, alumno de los Carracci, que demostró su habilidad en el arte de la perspectiva. Dentro de la iglesia se encuentra también una Crucifixión de Guercino, su principal obra tras regresar de Roma.

¡Ups! Hubo un error al compartir. Acepta las cookies de perfil para compartir esta página.