Saltar el menú

Desde el encanto del paseo marítimo, con el Vesubio asomando, hasta el centro histórico repleto de vida y de belleza. Nápoles es una ciudad abrumadora

El hecho de haber sido el lugar de encuentro de diversos pueblos la ha marcado profundamente, desde la más remota antigüedad, haciendo de Nápoles una fuente de cultura. Basta con pasear por sus calles, llenas de tesoros artísticos y arquitectónicos, para darse cuenta de ello. Es una ciudad con una magia única, que incluye atractivos naturales. Desde la cocina hasta el entretenimiento y los estímulos de todo tipo: es imposible aburrirse.

  • Destacados
  • Sitios imperdibles
  • En los alrededores
Ciudad

Una encantadora ciudad de mar y cultura

Nápoles no solo acoge, sino que abraza, literalmente, a quienes la visitan: es famosa por su calidez, y no hablamos únicamente del clima. Con vistas al mar y con el Vesubio de fondo, la capital de la Campania cuenta con una historia centenaria, de una variedad incontenible y con innumerables monumentos dignos de admirar. ¿Qué decir del laberinto subterráneo de la ciudad? Se organizan excursiones para visitarlo. El turismo gastronómico no tiene rival: ¿conoces la mejor pizza del mundo?

Más información
Una encantadora ciudad de mar y cultura
Info útiles

Todo lo que necesita saber

Nápoles Caserta Benevento Avellino Salerno
Napoli
Nápoles

Desde el encanto del paseo marítimo, con el Vesubio asomando, hasta el centro histórico repleto de vida y de belleza. Nápoles es una ciudad abrumadora. El hecho de haber sido el lugar de encuentro de diversos pueblos la ha marcado profundamente, desde la más remota antigüedad, haciendo de Nápoles una fuente de cultura. Basta con pasear por sus calles, llenas de tesoros artísticos y arquitectónicos, para darse cuenta de ello. Es una ciudad con una magia única, que incluye atractivos naturales. Desde la cocina hasta el entretenimiento y los estímulos de todo tipo: es imposible aburrirse.

Descubre
Caserta
Caserta

Descubrir el esplendor de los Borbones a un paso de Nápoles La provincia de Caserta debe descubrirse y saborearse empezando por una de las obras maestras del barroco italiano: la magnífica Reggia, construida por Carlos III de Borbón en las afueras de Nápoles. Aquí, puedes pasar un día entero paseando por el enorme parque que rodea el edificio principal, en medio de un cuidado jardín inglés y fuentes que te dejarán sin palabras. Una visita a los Apartamentos Reales, empezando por el imponente Scalone d'Onore utilizado a menudo como plató de televisión y cine, será una experiencia mágica. Otra parada obligatoria para quienes deseen descubrir esta zona es el pueblo medieval de Casertavecchia, con sus callejuelas llenas de encanto e historia, restaurantes en los que detenerse a descubrir las delicias locales y terrazas panorámicas desde las que tomar fotografías únicas. En los alrededores de Caserta también se puede admirar una de las obras más ingeniosas de la época borbónica: el acueducto construido por Luigi Vanvitelli para abastecer de agua a toda la ciudad y sus alrededores. En Santa Maria Capua Vetere, puedes dar un paso atrás en el tiempo paseando entre los restos bien conservados del Anfiteatro Campano, que data de la época de apogeo del Imperio Romano de Occidente.

Descubre
Benevento
Benevento

Ciudad bella y al mismo tiempo compleja, Benevento está radicada desde hace milenios en el interior de lo que hoy es la región de Campania, a más de sesenta kilómetros de Nápoles. En general, hoy en día se puede llegar cómodamente desde buena parte de las regiones italianas, con trenes de alta velocidad, en avión o por autopista. Buscando respuesta a la cuestión que plantea su complejidad material (callejones, espacios abiertos, patios, escaleras, arcos, lápidas, cipos romanos y palacetes barrocos que la historia ha acumulado), se puede empezar por una visita al Museo del Sannio, que recorre los acontecimientos de la región histórica. Pero probablemente sería una elección demasiado radical: primero es aconsejable vivir la ciudad, y después, su museo. Donde las cosas pueden parecer particularmente serenas es en Corso Garibaldi, un eje urbano amplio y muy apreciado (léase «muy paseado»), que sin duda se enorgullece de sus tiendas, de Santa Sofía, en el tramo intermedio, de la Rocca dei Rettori, en un extremo de la calle, y del arco de Trajano, al final de una breve travesía, pero tal vez el mayor orgullo sea su Caffè Strega. Carteles de autor con damas ligeras de ropa (¿brujas?) en las paredes y mesas donde se conversa amablemente o incluso se estudia (Benevento es también una importante sede universitaria) rodean botellas del licor símbolo de la ciudad. Hay más, por supuesto: por ejemplo, la catedral, o un toque de arte contemporáneo de Mimmo Paladino cerca del Museo del Sannio. También habría que recordar la leyenda de que Benevento fue fundada por Diomedes, un griego errante veterano de la guerra de Troya. Sin embargo, no exageremos: tampoco es necesario incomodar a Diomedes.

Descubre
avellino
Avellino

Naturaleza, arte y fe en la verde Irpinia En la naturaleza aún virgen de Irpinia se entrelazan tranquilidad, belleza e itinerarios entre arte, fe y naturaleza. La cuenca avelinesa está silueteada por los montes Picentinos y salpicada de castillos, abadías y pueblos por descubrir, como la hermosa localidad de Monteverde. Los bosques de Serino son el escenario perfecto para un pícnic. Los amantes de la naturaleza podéis zambulliros en el remanso del lago Conza, explorar la cueva de Caliendo o dejaros hechizar por las cascadas de Calabritto. En Avellino, admira la plaza della Libertà con el palacio episcopal y descubre la torre del reloj, con sus 36 metros de altura, y la majestuosa catedral dedicada a Santa Maria Assunta y San Modestino. En la mesa, disfruta de los ñoquis, la sopa de alubias y castañas, el caciocavallo colgado, los pimientos rellenos y los vinos de la zona: Taurasi, Greco di Tufo y Fiano di Avellino. El corazón del turismo religioso de la zona es el santuario de Montevergine, un complejo monástico construido en 1126 a 1270 metros de altitud. Se puede llegar a pie desde Ospedaletto d'Alpinolo o en funicular desde Mercogliano. Otro espléndido complejo monástico es la abadía de Goleto, en Sant'Angelo dei Lombardi. El castillo de Avella, de origen longobardo, y el castillo normando de Ariano Irpino abren una ventana a tiempos lejanos y dominan los valles. El castillo medieval de Rocca San Felice está vinculado a la leyenda del fantasma de Margarita de Austria que vaga por él en las noches de luna llena.

Descubre
Salerno
Salerno

Naturaleza e historia entre el mar y la montaña Con vistas al mar Tirreno, la provincia de Salerno cuenta con algunos de los destinos turísticos más populares y apreciados de Italia. El centro histórico de la capital, recuperado tras los daños causados por el terremoto de 1980, conserva intacta su estructura medieval original, cuyo mejor ejemplo es la Catedral, construida por el príncipe normando Robert Guiscard. Detente también en la Iglesia de la Annunziata con su hermoso campanario barroco, el Castillo Arechi, la iglesia de S. Pietro a Corte y la plaza Flavio Gioia, conocida como la Rotonda por su característica forma en la que se abre la Porta Nova, puerta monumental reconstruida en el siglo XVIII. No faltan espacios verdes en la ciudad, como el parque Mercatello, el parque infantil Pinocho y los Jardines de Minerva. La costa de Salerno está salpicada de pueblos imperdibles. Amalfi, Positano, Maiori y Minori, Vietri sul Mare son sólo algunas de las localidades donde podrás disfrutar de un mar cristalino, vistas impresionantes y delicias culinarias. Otra parada obligatoria en la zona arqueológica de Paestum para descubrir los majestuosos templos griegos, perfectamente conservados. Los amantes del senderismo y la naturaleza no pueden dejar de estar encantados con el Senda de los diosesuna ruta panorámica de Agerola a Positano, y la belleza natural del Parque Nacional de Cilento, Vallo di Diano e Alburni.

Descubre
¡Ups! Hubo un error al compartir. Acepta las cookies de perfil para compartir esta página.