Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Enogastronomía

Trentino

En Trentino a la caza de la bondad: albaricoques de Val Venosta

No se asocian inmediatamentealbaricoques a Val Venostauno de los principales valles de Trentino Alto Adigio.

Sinembargo, aquí, además de las manzanas  más famosas, el cultivo de estas frutas típicamente veraniegas, llamadas vinschger marille por los lugareños , data del siglo XIX. Según las hipótesis más creíbles, las primeras plantas de albaricoque fueron importadas del Imperio Austrohúngaro a principios de siglo, probablemente de la región de Bohemia-Hungría, y arraigaron inmediatamente, gracias a un clima muy favorable para su crecimiento. 

1. Maduración sin prisas

En el valle de Vinschgau, los albaricoqueros se plantaron principalmente en las laderas del norte, entre 500 y 1000 metros de altitud, una zona poco apta para otros cultivos. Esto sigue siendo así hoy en día.

La temperatura cambiante, la escasa lluvia anual y la óptima ventilación confieren a la fruta un hermoso color amarillo anaranjado, y un excelente tamaño, textura y sabor. Teniendo en cuenta la altitud, el albaricoque de Venosta madura lentamente en comparación con otros, normalmente entre finales de julio y principios de agosto. 

2. Una pequeña y preciada producción

Desde su introducción y durante un siglo , estas plantaciones  fueron muy importantes para la economía local: en el pasado cubrían unas 200 hectáreas.

Hoy, las cosas han cambiado mucho, pero no porque los agricultores locales hayan perdido el deseo de cultivarlos. Eldeclive comenzó en losaños 70 , debido a laskarka, una enfermedad vírica que obligó a arrancar muchos árboles enfermos. A pesar de las plantaciones sucesivas, nunca alcanzó el esplendor de antaño: hoy hay unas 80 hectáreas. 

3. El momento adecuado para cosecharlos y comerlos

Una de las principales dificultades del cultivo es la cosecha. Los agricultores deben comprobar el estado de maduración varias veces, árbol por árbol, porque nunca maduran al mismo tiempo, con diferencias incluso en el mismo árbol: la fruta en las ramas más altas madura antes que en las más bajas. A diferencia de otras frutas, que se recogen cuando aún no están maduras y se almacenan en frío, los albaricoques Venosta no pueden recogerse verdes, ya que de lo contrario no desarrollarían su aroma característico.

Llegado el momento deben consumirse en un plazo máximo de dos días.

4. La mermelada también es un manjar

Aparte de una pequeña cantidad, el uso principal es la conservación. La mermelada es la forma más común y práctica de consumirlos.

Si estás por estos lares en agosto, pasa por la Fiesta del Mármol y el Albaricoque, celebrada cada año en Lasa, en la provincia de Bolzano. A 868 metros sobre el nivel del mar, la ciudad celebra en una fiesta típica las dos cosas por las que es más conocida. 

5. Albóndigas de albaricoque

Le albicocche, ovviamente, sono protagoniste anche dell’enogastronomia locale. Tra le ricette da provare assolutamente, i canederli di albicocche o Marillenknödeln, grandi gnocchi dolci serviti con burro, zucchero e cannella. Anche in questo caso l’origine è boema: a importarli in Val Venosta furono le cuoche reclutate al servizio delle famiglie austriache e altoatesine. Oggi tutti possono gustarli, una vera specialità del territorio.

Per saperne di più

https://www.venosta.net