Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Naturaleza

Dónde fondear el barco en Italia, 8 lugares hermosos y poco frecuentados

8 lugares de Italia donde vivir en un barco amarrado a una rada es un sueño

4 minutos

Los amantes de las vacaciones en el mar seguro que saben lo que significa experimentar la vida en barco amarrado en un puerto. Cuando encontrar un lugar en el muelle del puerto se convierte en una locura, en algo casi imposible, o cuando la llamada de la naturaleza se hace irresistible, estar preparado para anclar en una rada es casi siempre la mejor opción.

Pero, qué se entiende por rada? Se trata de un entrante de mar natural o artificial que está delimitado por rocas y la línea de costa, creando una verdadera barrera protectora de las embarcaciones cuando hace mal tiempo, pero que también ofrece una oportunidad alternativa, poder explorar calas, pequeñas playas de difícil acceso, bahías, costas resguardadas y paisajes de naturaleza virgen.

Ideal para fondear y pasar una noche poética arrullado por el mar, huyendo del bullicio de los puertos deportivos, fondear en una rada requiere conocerse algunos trucos, pero ofrece algunas de las más bellas emociones que pueden aportar unas vacaciones a vela, empezando por los amaneceres, que lo tiñen todo de rosa y oro.

Las costas italianas están llenas de lugares para fondear, todos ellos lugares maravillosos y pintorescos, perfectos para convertir las vacaciones a vela en experiencias inolvidables. Para ello hemos seleccionado los lugares más bellos y menos convencionales, perfectos para una parada inmersa en la belleza.

1. Seno di Paraggi, Portofino, Liguria

Seno di Paraggi

Sólo hay un adjetivo para describirlo: encantador. Seno di Paraggi es sin duda una de las bahías más bellas de Italia. Situada al norte de Portofino, renombrada localidad turística de Liguria, un destino muy de moda siempre, es una cala bordeada por la playa y un pequeño pueblo, perfecta si se quiere hacer una excursión a tierra firme. Adecuado para amarrar sólo cuando hace buen tiempo, también sirve para bajar a tierra y disfrutar de la belleza de su entorno, saborear la rica gastronomía local en los numerosos restaurantes típicos y hacer algunas compras en sus exclusivas boutiques.

2. Islote de Palmaria, Porto Venere, Liguria

Porto Venere

Al final del Golfo de los Poetas se encuentra Porto Venere, un encantador pueblo de pescadores cerca de cuyo puerto es posible fondear. La rada del Isolotto della Palmaria es encantadora, pero hay que tener mucho cuidado: algunas embarcaciones locales atracan allí permanentemente.

3. Porto Capraia, Isla de Capraia, Toscana

Isla de Capraia

La rada de Porto Capraia, que puede verse directamente frente al puerto, con vistas al pueblo, es una de las más conocidas por los navegantes y también una de las más inspiradoras. Áspera y difícil, esta rada es ideal para navegantes experimentados y permite fondear, sólo cuando el tiempo es estable, en el flanco sur. El fondo marino está formado por arena y algas.

4. Cala Cannelle, Isla del Giglio, Toscana

Isla del Giglio

En la Toscana, otro lugar de desembarco popular es Cala Cannelle, al sur de Giglio Porto. La rada es amplia y está bien equipada: el bar y el restaurante donde refrescarse son de fácil acceso. También es posible visitar el pueblo, lleno de bares y atracciones. El anclaje se realiza en 6-10 metros de agua.  

5. Cala di Feola, Isla de Ponza, Lacio

Cala di Feola

Cala Feola, en Ponza, es una alternativa práctica y fascinante al caótico puerto de la isla. Situada en el lado opuesto de la ciudad, sólo hay que tomar un autobús para llegar a ella o explorar toda la isla.
Tienes miedo de aburrirte? No tendrás más remedio que elegir entre las numerosas atracciones de la zona al meterte allí después de atracar: puedes visitar los túneles naturales de la bahía, las fascinantes cuevas y las famosas Casas Tartufo creadas en la roca de toba, por nombrar solo algunas. Los buenos paladares apreciarán los numerosos y excelentes restaurantes que ofrecen cocina local de Ponza.  

6. Marina Piccola, Isla de Capri, Campania

Marina Piccola

Poder amarrar en Capri para pasar la noche es una hazaña para intrépidos a los que no les da miedo la confusión. La alternativa más fácil es la rada de Marina Piccola, un fondeadero abierto frente al pueblo lleno de tiendas, bares y restaurantes, desde el que es fácil moverse. La vista es impresionante: los farallones, icono de Capri, están a poca distancia y todo el paisaje costero es de postal.

7. Cala di Corricella, Isla de Procida, Campania

Isla de Procida

Es una de las más fascinantes gracias a un panorama que es pura poesía: la cala de Corricella, en la isla de Procida, está considerada una de las más bellas y evocadoras de Italia. Los expertos aconsejan situarse cerca de los acantilados o frente a la playa de Chiaia, desde donde se puede llegar fácilmente hasta los restaurantes y lugares de interés. Esta pequeña cala se encuentra frente al pueblo, su castillo y su pequeño puerto, el destino perfecto para una excursión, que fascinará a grandes y pequeños.  

8. Cala Santa María, Isla de Santa María, Cerdeña

Cala Santa Maria

Cerdeña también permite el fondeo en varios lugares fascinantes, pero uno de los más populares es Cala Santa María. Situada dentro del Parque Nacional de la Maddalena, es una cala rocosa con vistas a una hermosa playa, pero exige tener mucho cuidado a la hora de amarrar: se caracteriza por tener dos bahíos en su entrada.

Aislada, no es el destino ideal para quienes buscan entretenimiento y actividades en la costa, pero resulta ideal para disfrutar de la naturaleza virgen y pasar una noche romántica de relax.

Vivir con el ancla es quizá la mejor manera de disfrutar de la maravilla de unas vacaciones en barco, navegando en mar abierto, durmiendo en total oscuridad, despertándote con el sonido del mar y bañándote en calas paradisíacas. Si lo pruebas ya no podrás volverte atrás. Quedas avisado.