Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Magazine

Naturaleza y animales: la biodiversidad como protagonista en los parques naturales

Hábitats naturales y animales en libertad: 5 parques naturales que visitar para conocer la importancia de la protección de las especies y la biodiversidad.

14 octubre 2022

2 minutos

Entornos naturales y animales que se mueven libremente en sus hábitats, con la posibilidad de observarlos de cerca: los parques faunísticos son una experiencia divertida y educativa para los niños, que además aprenden la importancia de la protección de las especies y la biodiversidad. Aquí tienes 5 parques imprescindibles que visitar.

1. Lombardía: Parque Faunístico Le Cornelle

Parco Faunistico le Cornelle, foto di specie felina - Valbrembo, Lombardia. Photo by:  Gavioli / Shutterstock.com

Más de cien especies de mamíferos, aves y reptiles de todo el mundo habitan el parque que cuenta con una extensión de 126.000 metros cuadrados de vegetación en la ribera oriental del río Brembo. Los entornos recrean su hábitat natural, y las vallas de protección bajas permiten acercarse al máximo para estar en contacto directo con los animales, moviéndose exclusivamente a pie. El parque ofrece actividades educativas y recreativas para toda la familia, como visitas guiadas y talleres. Su símbolo es el tigre blanco de Bengala, una especie completamente extinguida en la naturaleza, y el objetivo principal del parque es precisamente asegurar la protección de las especies, especialmente las que están en peligro de extinción.

Descubre más en: lecornelle.it

2. Piamonte: Zoom

El Bioparque de Turín ofrece una experiencia inmersiva, paseando a pie entre los entornos naturales de Asia y África, para descubrir más de ochenta especies animales en sus hábitats, sin redes ni jaulas. Podrás nadar entre pingüinos africanos, sumergirte en un lago para observar a los hipopótamos bajo el agua, montar a lomos de un elefante, observar tigres, jirafas, cebras, tortugas gigantes, pelícanos y flamencos. Biólogos y veterinarios velan por su bienestar y organizan encuentros para satisfacer todas las curiosidades. También hay un espacio dedicado expresamente para los niños para que entren en contacto con los animales y la naturaleza.

3. Emilia-Romaña: Oltremare

Oltremare di Riccione, Emilia Romagna - Immagilario, CC BY-SA 4.0 via Wikimedia Commons

Delfines, aves rapaces, canguros, caimanes, peces y pájaros: estos son los protagonistas del extenso Parque Natural y Tecnológico de Riccione, que los acoge en hábitats naturales, reproducidos con mucha precisión. También ofrece experiencias naturales y culturales, como la observación de aves en el Delta del Po, el antiguo arte de la cetrería y las pinturas rupestres australianas. Gracias a sus acuarios y reservas naturales, el Parque protege determinadas especies animales terrestres, marinas y oceánicas.

Descubre más en: oltremare.org

4. Umbría: Città della Domenica

Asino Bianco - Città Della Domenica, Umbria

Totalmente dedicado a la familia, el parque de Perusa es una experiencia de inmersión en la naturaleza. El bosque alberga gamos, muflones y ardillas, el sendero de la fauna alberga búhos nevados, canguros, renos, avestruces, yaks, llamas y liebres patagónicas. A ellos se suman muchos animales de granja para que los niños se acerquen a ellos sin temor alguno. El parque puede visitarse a pie o a bordo de un pequeño tren, y también ofrece atracciones dedicadas a personajes de cuentos, juegos, entretenimiento y talleres educativos. La mascota es el burrito blanco de la isla Asinara, de grandes ojos azules, una especie que el parque ha contribuido a salvar de la extinción.

 

5. Lacio: Zoomarine

Situado en Torvaianica, cerca de Roma, el parque permite a los jóvenes visitantes conocer a delfines, ardillas voladoras, pingüinos, loros, lémures, focas y tortugas en su propio entorno, y entrar en contacto con los animales, siempre acompañados por guías expertos. Los niños también aprenden a relacionarse correctamente con crías y cachorros, estableciendo una relación de empatía y confianza, manteniendo siempre el sentido lúdico y de la diversión. Los niños más atrevidos también podrán disfrutar de encuentros virtuales con dragones y dinosaurios.