Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Sport

Molise, sobrevolando el macizo del Matese, en el reino de las corrientes de aire con los entusiastas del vuelo libre

Viajando por los bucólicos paisajes y los pintorescos pueblos de Molise, puede que al mirar al cielo vislumbres que hay gente volando.

No pienses en una invasión extraterrestre, son las coloridas alas delta y parapentes, guiados por los numerosos aficionados que frecuentan las escuelas y centros de vuelo situados en el macizo del Matese, la cadena de montañas calcáreas entre las provincias de Isernia y Campobasso, meca del vuelo libre en Molise.

Debido a su conformación orográfica específica, que permite el flujo de corrientes de aire tanto del norte como del sur, los amantes del vuelo libre, que utilizan aviones drásticamente sin motor, encuentran en este extraordinario escenario natural de vuelo excelentes oportunidades de despegue y una gama más variada de experiencias, dependiendo de la hora del día, las rutas y las condiciones meteorológicas.

1. Una experiencia inmersiva e intensa en contacto con la naturaleza

Al contrario de lo que podrías imaginarte, el vuelo libre no es un deporte extremo que implique riesgos temerarios y que precise que seas un atleta temerario.

Los principios en los que se basan las actividades del ala delta o el parapente son sencillos y naturales: el piloto da un empujón con las piernas mientras se lanza por una pendiente, y la energía del viento y las corrientes lo mantienen en equilibrio en altura mientras se va deslizando hacia el punto de aterrizaje. 

2. Una inmersión en el lugar con el cielo más azul

Los centros de vuelo ponen a disposición de los expertos y de los principiantes varios lugares de despegue (y aterrizaje), repartidos por las laderas y explanadas de los Apeninos de Molise.

En la zona de Matese, la zona de despegue más famosa es Bocca della Selva, situada a 1180 metros, a los pies del monte Mutria. Campochiaro es el lugar perfecto para efectuar vuelos largos. Calvisi domina la llanura de Alife, el destino más popular para los pilotos novatos, que aún no están familiarizados con las prácticas de vuelo.

Desde allí, aunque no seas un experto, puedes disfrutar de un vuelo en avioneta biplaza conducida por un piloto profesional, en la que tendrás la vista única del sol jugando a atrapar las nubes, impulsadas por la brisa de los Apeninos Samnitas. Los pilotos más experimentados son capaces de permanecer suspendidos en el aire durante horas, aprovechando las corrientes de aire, para que no te pierdas las vistas más sugerentes, permitiéndote explorar los desfiladeros, lagos y valles que bordean el macizo.

3. Competiciones y eventos en las tierras del viento

En Molise, la pasión por este deporte está creciendo con fuerza, experimentada por una comunidad que se basa en la ya extendida tradición de los vuelos sobre los Apeninos, lo que está contribuyendo a ampliar la oferta turística local.

Desde los años 80, el club de parapente Le Streghe, por ejemplo, organiza los eventos de vuelo libre más importantes de Molise. Con dedicación y pasión, los pilotos y aficionados, en estrecha colaboración con la región de Molise, han conseguido que el Matese y su patrimonio natural se conviertan en una parada popular y concurrida para aficionados al vuelo libre de todo el mundo.

 

Más información
molise.guideslow.it