Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Arte y Cultura

Los yacimientos palafíticos prehistóricos de los Alpes

Los yacimientos palafíticos prehistóricos de los Alpes son 111 y se encuentran en los Alpes europeos.

27 septiembre 2022

4 minutos

Repartidos entre Suiza, Austria, Francia, Alemania, Italia y Eslovenia, estos yacimientos Patrimonio Mundial de la UNESCO son una valiosa prueba de los asentamientos palafíticos de las comunidades prehistóricas.

Hay 19 en Italia, situados en las inmediaciones de lagos o, sobre todo, en zonas húmedas de Lombardía, Véneto, Piamonte, Friuli-Venecia Julia y Trentino Alto Adigio.

1. Qué son los palafíticos y dónde se encuentran?

Los yacimientos palafíticos prehistóricos de los Alpes son una prueba única de cómo los pueblos prehistóricos, entre el Neolítico y la Edad del Bronce, se asentaron en la Europa alpina, en entornos caracterizados por la abundancia de agua.

La mayoría de estos yacimientos se encuentran en Suiza, pero Italia puede presumir de contar con yacimientos especialmente valiosos en el lago de Varese, donde se han identificado los ejemplos de palafitos prehistóricos más antiguos, y en el lago de Garda

2. Historia e información sobre los yacimientos palafíticos

Museo delle Palafitte - Lago di Ledro

Los restos de los asentamientos prehistóricos en Italia incluidos en el sitio de la Unesco están fechados entre el 5000 y el 500 a. C., desde el Neolítico hasta la Edad del Bronce.

En Isolino Virginia, en el lago de Varese (Lombardía), se han identificado los palafitos más antiguos del Neolítico.

El poblado de palafitos del lago de Ledro se remonta a hace 4000 años. Allí se han descubierto numerosos artefactos prehistóricos que se encuentran entre los mejor conservados de Italia, objetos de bronce, hueso, piedra y cerámica, que nos proporcionan una imagen de la evolución de la vida cotidiana durante más de 4 milenios.

3. Por qué los yacimientos palafíticos son sitios de la UNESCO

Las excavaciones arqueológicas, que han sido posibles gracias a las costosas prospecciones y a la investigación arqueológica, han sacado a la luz asentamientos de la Italia prehistórica.

En 2011, la Unesco incluyó en la lista de Patrimonio de la Humanidad los 111 poblados palafíticos, importantes para reconstruir la vida cotidiana en la prehistoria, la evolución de la agricultura prehistórica, la ganadería y la metalurgia.

Para comprender la evolución de los asentamientos prehistóricos son especialmente importantes los yacimientos palafíticos del Véneto, que datan de dos fases diferentes de ocupación y desarrollo de asentamientos de la edad de Bronce.

4. Qué ver entre los yacimientos palafíticos

Museo delle Palafitte - Lago di Ledro

Si quieres hacer un viaje hasta hace 4 milenios, tienes que empezar por Isolino Virginia, un pequeño oasis de tranquilidad en el lago de Varese, en Lombardía.

La isla es la vivienda prehistórica más antigua de los Alpes y el ejemplo perfecto de cómo el hombre, para hacer frente a las cambiantes aguas del lago, tuvo que adaptar o trasladar sus viviendas varias veces, ocupando diferentes lugares de la isla y utilizando distintos materiales.

La isla, perteneciente al municipio de Biandronno, alberga un interesante museo arqueológico con reconstrucciones de viviendas neolíticas y una exposición de objetos encontrados durante las excavaciones.

En Lombardía también se ha encontrado el mayor asentamiento palafítico prehistórico. Los restos de los pilotes que sostenían las cabañas, sumergidos a poca distancia de la orilla del lago de Garda en Manerba del Garda y aún bien conservados, han demostrado la presencia de extensos poblados que sobrevivieron durante más de 4 siglos, desde el siglo XX hasta el XVI antes de Cristo.

El yacimiento palafítico de Palù di Livenza, entre los municipios de Caneva y Polcenigo, en Friuli-Venecia Julia, también muestra signos de la evolución de las estructuras de pilotes desde el Paleolítico hasta el Neolítico, cuando la cuenca pasó de ser un lago a una marisma y luego una ciénaga semiseca, para finalmente dar lugar a un robledo. Los pilotes hincados y las vigas horizontales encontradas en el yacimiento demuestran la adaptabilidad de las poblaciones prehistóricas y el uso de los diferentes materiales disponibles en la época.

El pequeño lago de la Costa de Arquà Petrarca en Véneto, la mayor cuenca hidrográfica natural de las colinas Euganeas, ha ocultado durante milenios numerosos objetos que se remontan a la antigua edad de Bronce y que hoy se conservan en el museo arqueológico nacional de Atestino en el cercano municipio de Este, y en el museo cívico de Padua.

Sin embargo, para disfrutar de una experiencia realmente inmersiva y completa, tienes que ir al pintoresco lago de Ledro, en Trentino Alto Adigio. Allí, a finales de la década de 1930, tras el descenso del nivel del lago, aparecieron los valiosos restos de un poblado palafítico de la edad de Bronce temprana y media, entre el 2200 y el 1350 a. C.

El trabajo realizado para sacar a la luz los artefactos y darles una nueva vida te dejará con la boca abierta: el museo de los palafitos del lago de Ledro, renovado en 2019, te lleva a recorrer las cabañas reconstruidas y las vitrinas que contienen artefactos únicos, como fragmentos de yeso y suelos, restos de tejidos de lino, partes de canoas y objetos de hueso y bronce.

Son especialmente impresionantes las reconstrucciones de la cabaña de la mujer chamana, la del jefe de la aldea y la de los agricultores, pescadores y cazadores. Una forma única para ver la organización y el ingenio de los pueblos que habitaron la Italia prehistórica.

Le puede interesar