Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Diversión, cultura, aventura y un país, de norte a sur, hecho a la medida de los jóvenes: Italia ofrece unas vacaciones inolvidables a las vacaciones con amigos
 

Igual da que sea en Versilia o en la Riviera Romagnola. Sean ciudades o instalaciones de montaña. Os atraiga la vida nocturna o aventuras por la naturaleza. Italia ofrece muchos destinos para los jóvenes. Amplía tus horizontes y disfruta de nuevas y emocionantes experiencias con tus amigos. Planifica ahora lo que queréis hacer y ver, iniciad unos viajes extraordinarios por nuestra maravillosa península.

Viajes para jóvenes 224 resulatdo de búsqueda
Arte y Cultura
pantheon

Panteon de Roma

El templo más grande de Roma El Panteón es uno de los monumentos romanos mejor conservados del mundo. Se construyó en el año 27 a.C. a instancias de Marco Vipsanio Agripa. Entre el 112 y el 125 d.C., Adriano ordenó su reconstrucción, ampliándolo, invirtiendo su orientación y abriendo una gran plaza de pórticos delante del nuevo templo. Su cúpula, con un diámetro interior de 43,44 m, sigue siendo la mayor cúpula semiesférica jamás construida en hormigón no armado, mayor que la de San Pedro. Lo que más sorprende de la arquitectura del Panteón es su tamaño: la altura del edificio es igual al diámetro de la cúpula, algo más de 43 metros, lo que refleja los cánones clásicos de la arquitectura racional romana. El interior de la cúpula está decorado con cinco filas de 28 casetones, que se estrechan hacia la parte superior. En el centro hay un óculo de 8,95 metros de diámetro, que permite que la luz natural penetre e ilumine todo el edificio. En caso de lluvia, el agua entra en el Panteón y discurre por los 22 agujeros del suelo que son casi invisibles. El óculo permite disfrutar de un espectacular efecto astronómico por el que, cada 21 de abril a mediodía, un rayo de luz entra en el Panteón en un ángulo tal que centra perfectamente el portal de entrada. En ese preciso momento, el emperador Adriano cruzó el umbral del templo para que el pueblo pudiera admirar su figura bañada por la luz como si se tratara de un dios. Abandonado y saqueado, el Panteón fue salvado de las incursiones bárbaras por el emperador bizantino Foca, que lo donó al papa Bonifacio IV. En el año 609 se consagró a Santa María de los Mártires y en su sótano se enterraron mártires cristianos desconocidos. Más tarde, se convirtió en un lugar de enterramiento donde descansaron Rafael Sanzio y miembros de la realeza italiana, como Vittorio Emanuele II, el rey Umberto I y la reina Margarita de Saboya. Todos los años, el día de Pentecostés, una lluvia de pétalos de rosa desciende del óculo del Panteón al final de la celebración del Corpus Christi.
Arte y Cultura
Ghetto Ebraico di Roma

Gueto Judio de Roma

De lugar de segregación y persecución a barrio cultural y de la memoria. Situado en el Lungotevere de' Cenci, uno de los más antiguos del mundo, solo superado por el de Venecia, el Gueto de Roma fue creado en 1555 por el Papa Pablo IV. Los judíos que vivían aquí estaban obligados a llevar un distintivo y no se les permitía comerciar ni tener propiedades. Desmantelado varias veces, fue finalmente cerrado en 1870. En 1904 se inauguró la Sinagoga, la Gran Sinagoga de Roma, que actualmente sigue siendo un lugar de oración, pero también un punto de referencia para la vida cultural y social de toda la comunidad. El templo es uno de los lugares más evocadores del barrio y en su interior puedes visitar el Museo Judío el Gueto de Roma y el Templo español. Puedes visitar otros monumentos de interés, además de la Sinagoga, como la Iglesia de Sant'Angelo in Pescheria, reconvertida del antiguo mercado de pescado, donde puedes admirar la Cappella di Sant’Andrea o la Iglesia de San Gregorio in Divina Pietà, en honor al Papa Gregorio Magno, que concedió la libertad de culto a los judíos, y el Pórtico de Octavia. En el gueto se encuentra la Fuente de las Tortugas, con cuatro efebos y delfines de bronce que descansan sobre conchas, y en el borde las cuatro tortugas, realizadas por Bernini, que completó la obra. Al pasear por las callejuelas, te darás cuenta de que algunos de los adoquines están cubiertos de placas de latón, las Memorie d'inciampo, con los nombres de los deportados que no regresaron de los campos de exterminio durante la redada del 16 de octubre de 1943. Un lugar ideal para una parada gastronómica en la que podrás degustar la típica cocina kosher, así como platos tradicionales judeorromanos, como las alcachofas alla giudia, el pastel de anchoas y escarola, el caldo de pescado y los filetes de bacalao.