Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Explore los tesoros y el enorme patrimonio artístico y cultural de Italia. Viaje entre extraordinarias iglesias, museos y galerías de arte. Desde los maestros del Renacimiento hasta los artistas contemporáneos, los museos de Italia ofrecen algunas de las obras de arte más bellas del mundo. Pase unas vacaciones o una estancia en nombre de la cultura made in Italy.

Museos 137 resulatdo de búsqueda
Ciudad
Recanati

Recanati

Recanati, la Ciudad del Infinito Recanati es la ciudad natal del mayor poeta italiano del siglo XIX, Giacomo Leopardi. Aquí todo habla de él y de su inspiración poética: el palacio donde nació que conserva sus "cartas sudadas", la casa de Silvia, la colina de L'Infinito. Las espléndidas vistas del campo, la elegancia del pueblo y las notables obras de arte que allí se conservan hacen de Recanati una parada imprescindible en cualquier viaje a la región de Las Marcas. Está a dos pasos del mar de Porto Recanati y de la Riviera del Conero. En el pueblo del poeta Giacomo Leopardi El "pueblo salvaje nativo" de Leopardi (1798-1837) te encantará por su posición favorable en una colina muy pintoresca, pero también te asombrarán sus hermosos palacios y el bonito paseo a lo largo de las murallas, por el que podrás pasear mientras disfrutas de las vistas del mar. La visita a la casa natal de Leopardi, un palacio aún habitado por sus descendientes, es muy interesante: se pueden ver las habitaciones donde creció, la elegante biblioteca con raros volúmenes de su "loco y desesperado estudio", su habitación con vistas a la más modesta casa de Silvia, la joven hija de su cochero de la que estaba enamorado. En el pueblo se encuentra el lugar que inspiró al poeta su poema más conocido, L'Infinito: es el huerto del monasterio de Santo Stefano, en lo alto de una colina a pocos pasos de la casa de Leopardi, reabierto al público en 2019 gracias al FAI (Fondo Ambiental Italiano). También encontrarás la plaza de Il sabato del villaggio y la torre de Il passero solitario, la de Sant'Agostino. A Leopardi se le atribuye la presencia en Recanati del Centro Mundial de la Poesía, instalado en el convento de Santo Stefano, y del Centro de Studios Leopardianos, creado en 1937 para estimular la investigación y la reflexión en torno a la obra del poeta, celebrándose el 21 de marzo el Día Mundial de la Poesía, y en junio un festival dedicado a él. En Recanati también merece la pena ver la Catedral de San Flaviano, el museo cívico de Villa Colloredo Mels, una galería de arte que expone cuatro importantes obras de Lorenzo Lotto, y el Museo de la Emigración de las Marcas, que documenta, con historias y testimonios, la diáspora de los 700.000 emigrantes que abandonaron la región en busca de fortuna. Otro ciudadano ilustre de Recanati fue Beniamino Gigli, uno de los tenores de ópera más aclamados del siglo XX. En el Teatro Persiani, dentro de la Sala dei Trenta, a la altura de la tercera grada de palcos, se ha reconstruido el camerino en su memoria, y en el Museo Beniamino Gigli se conservan trajes de escena. Porto Recanati Tan acogedor es el ambiente de Recanati, como animado y alegre es el de Porto Recanati en la costa. Durante el día, amplias playas de fina grava, en su mayoría privadas, ofrecen todo tipo de servicios: hay una cerca del pueblo y otra más apartada, la Pineta, que linda con la vegetación. Por la noche, Porto Recanati cobra vida en los alrededores del castillo suabo (en realidad del siglo XV), que acoge conciertos y espectáculos nocturnos en el patio que lleva el nombre de Beniamino Gigli. Se puede subir a la torre del castillo para contemplar el panorama de la costa: sus salas albergan una pinacoteca con una importante colección de pinturas del siglo XVII (de Luca Giordano a Rosso Fiorentino) y un núcleo de pintores macchiaioli o manchistas (de Giovanni Fattori a Silvestro Lega). También se exponen algunos hallazgos arqueológicos procedentes de las excavaciones de la antigua Potentia, la colonia romana fundada en el año 184 a.C. en la aldea de Santa María, donde se pueden ver los restos de una domus romana con suelo de mosaico y paredes pintadas al fresco. Para saber más www.comune.recanati.mc.it www.portorecanatiturismo.it
Arte y Cultura

Fidenza

Fidenza, destino de peregrinación centenario de la Vía Francígena Recorriendo la Vía Francígena en el maravilloso tramo que atraviesa las colinas pre apeninas de la zona de Parma, te encontrarás con la elegante Fidenza, ciudad de arte y cultura entre los principales lugares de las Terre Verdiane. La Catedral de Fidenza, obra maestra de la arquitectura románico-paduana, es el símbolo de la ciudad y, sin duda, su edificio más valioso, pero esta encantadora ciudad tiene mucho más que ofrecer, incluyendo edificios de interés histórico y artístico como el Teatro Magnani, la Iglesia de San Michele y el Museo del Risorgimento Luigi Musini. Un poco de historia Conocido como Borgo San Donnino hasta 1927, Fidenza tiene una larga historia ligada al santo patrón que fue decapitado aquí alrededor del año 296 d. C. La catedral construida entre los siglos XII y XIII lleva su nombre, pero el culto al santo comenzó mucho antes, cuando era la anterior iglesia paleocristiana la que albergaba los restos de San Donnino. Desde hace siglos, la ciudad es una parada obligatoria para los peregrinos que viajan a la Ciudad Eterna, no solo para rendir homenaje al Santo. La imponente catedral, que salió casi indemne de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, es rica en estatuas y bajorrelieves que representan episodios del Antiguo y del Nuevo Testamento y, por supuesto, la vida de San Donnino. Un recorrido en el corazón de Fidenza entre historia y cultura Detrás de la Catedral de Fidenza se encuentra la Puerta de San Donnino, la antigua entrada a la ciudad, y a pocos pasos está la Plaza Garibaldi, el centro de la vida de la ciudad. En el centro de la plaza se encuentra el obelisco dedicado a Garibaldi, y en uno de los laterales, dispuesto a cautivar a los visitantes con su estilo neogótico, se encuentra el Palacio Comunal. A poca distancia, a lo largo de la calle peatonal Benedetto Bacchini, se llega a una de las sedes de las Terre Verdiane, el Teatro Magnani, inaugurado en 1861 con la ópera " Il Trovatore " de Giuseppe Verdi. La mejor manera de conocer este teatro es asistiendo a uno de los muchos eventos del programa, pero si tienes suerte podrás visitarlo gratuitamente en determinadas épocas del año, como durante el evento Teatros Abiertos de Emilia. https://www.ater.emr.it/it/teatri/gestiti/teatro-girolamo-magnani Un poco más adelante, tras un paseo por la Via dei Mille, se llega a la iglesia de San Michele Arcangelo, dedicada durante siglos al culto del santo y ahora desconsagrada y transformada en centro cultural. Y si lo que buscas es cultura, en Fidenza hay dos importantes museos que explorar. Museos y eventos que no te puedes perder en Fidenza El Museo de Fósiles del Stirone, ubicado en el Palacio de las Ursulinas del siglo XVIII, presenta hallazgos fosilíferos descubiertos a lo largo del arroyo Stirone, una reconstrucción de la paleoflora recuperada en el valle del Po tras el retroceso del mar y una sala de minerales que alberga piedras de todo el mundo. El Museo del Risorgimento Luigi Musini, por su parte, hace un recorrido desde la Revolución Francesa hasta el periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial entre armas, uniformes y ropa, manuscritos, banderas, periódicos, medallas y fotografías. ¿Buscas una excusa para descubrir y experimentar Fidenza? A principios de octubre, la ciudad se convierte en la Gran Feria de Borgo San Donnino con numerosos eventos culturales y gastronómicos en las calles del centro histórico. https://www.comune.fidenza.pr.it/gran-fiera-di-san-donnino-e-borgofood/ Para terminar la visita con un poco de frivolidad, no hay que perderse 2 cosas: un poco de compras en Fidenza Village, una tienda outlet donde se pueden aprovechar las muchas ofertas, y un almuerzo de gnocco fritto (albóndigas fritas) y embutidos en una de las muchas, y todas muy buenas, trattorias locales.