Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Explore los tesoros y el enorme patrimonio artístico y cultural de Italia. Viaje entre extraordinarias iglesias, museos y galerías de arte. Desde los maestros del Renacimiento hasta los artistas contemporáneos, los museos de Italia ofrecen algunas de las obras de arte más bellas del mundo. Pase unas vacaciones o una estancia en nombre de la cultura made in Italy.

Museos 137 resulatdo de búsqueda
Punto de interés
Pinacoteca Ambrosiana

Pinacoteca Ambrosiana

La Pinacoteca Ambrosiana es uno de los museos más interesantes de Milán. Fue fundada en 1618 por el cardenal Federico Borromeo para albergar su colección de obras con el objetivo de proporcionar una educación artística y cultural gratuita para todos. La Pinacoteca alberga algunas de las obras maestras más extraordinarias de todos los tiempos, como el Músico de Leonardo, la colección más extraordinaria de hojas de Leonardo, el Códice Atlántico, el Cesto con fruta de Caravaggio, el dibujo preparatorio de la Escuela de Atenas de Rafael, la Adoración de los Reyes Magos de Tiziano, la Virgen del Pabellón de Botticelli y el espléndido Florero de Jan Brueghel. No te pierdas la Sala Federiciana, la antigua sala de lectura de la Biblioteca, que aún conserva todas las estanterías y los libros de la época, y en la que se exponen las hojas del Códice Atlántico y el Retrato de un músico de Leonardo. Dato interesante: un mechón de pelo de Lucrecia Borgia, duquesa de Ferrara, se conserva en un precioso estuche en la Ambrosiana. Durante el siglo XIX, el mechón de pelo se convirtió en una especie de reliquia que atrajo a numerosos hombres de letras y poetas de paso por Milán, como Lord Byron y Gabriele D'Annunzio. La leyenda cuenta que, en la noche de los difuntos, el espíritu de la duquesa se desliza por los pasillos y salas de la Pinacoteca en busca del relicario que contiene su mechón de pelo. Cuando lo encuentra, lo lava y lo peina como lo hacía en vida; por ello, el mechón sigue siendo hermoso, suave y brillante.
Relajación y Bienestar

Lamezia Terme

Descubre la belleza de Lamezia Terme en Calabria Lamezia Terme, tercera ciudad de Calabria por número de habitantes, tiene una historia relativamente reciente. Creada en 1968 con la fusión de los municipios de Nicastro, Sambiase y Sant'Eufemia, es un importante centro regional y nacional por su ubicación estratégica en el centro de la región, y además un núcleo empresarial decisivo para la economía regional. Los baños de Caronte A pesar de sus orígenes modernos, el nombre es más antiguo: deriva de la primera comunidad política presente en este territorio, los Lametìnoi, que se remonta a tiempos protohistóricos. Terme, por su parte, hace referencia a uno de los principales recursos de la zona, las Termas de Caronte, conocidas desde la época romana como Aque Angae. Estos cuatro manantiales se encuentran en las laderas del macizo montañoso del Reventino y, combinados con la corriente del río Bagni, dan lugar a temperaturas diversas: la más alta alcanza los 39 C°, de ahí el nombre de Caronte. Un chapuzón en los lagos Merece la pena visitarlos aunque solo sea por la belleza de su entorno. Se encuentran cerca del Golfo de Sant'Eufemia, rodeado de matorrales mediterráneos. Entre las numerosas instalaciones de bienestar disponibles está la gurna, una piscina natural al aire libre de acceso gratuito durante todo el año. No te molestes demasiado si oyes a alguien referirse a este lugar en plural: es solo porque antes había dos piscinas. Aquí podrás disfrutar de los beneficios de las aguas sulfurosas y el barro: la temperatura alcanza los 40 C°. Los secretos de la antigua Terina Los primeros asentamientos humanos en la actual Lamezia Terme se descubrieron en 1865, cuando se encontraron joyas en la zona de Sant'Eufemia Vetere, que posteriormente se vendieron al Museo Británico de Londres, que aún hoy las conserva. Este descubrimiento, conocido como el Tesoro de Santa Eufemia, fue el primero de una larga serie, que durante el siglo XX confirmó el antiguo asentamiento de Terina. Sin embargo hasta 1997 no se inició una búsqueda sistemática que permitió identificar un trazado urbano estructurado, del que ahora conocemos un barrio construido con ejes paralelos con una trama urbana regular. Según las hipótesis se trata de la ampliación de una estructura preexistente que se remonta del siglo V a. C. Hay dos salas dedicadas a la antigua Terina en el Museo Arqueológico Lametino, alojado en el Complejo Monumental de San Domenico. Dividido en tres secciones: Prehistórica, Clásica y Medieval, para conocer la historia de esta zona desde el comienzo. Hay, por ejemplo, una hidria, es decir, un jarrón, fechado entre el 380 y el 370 a. C., así como objetos cotidianos. De 1550 es el Baluarte de los Caballeros de Malta llamado así porque fue asignado a los Caballeros de Malta que poseían un feudo en la cercana Sant'Eufemia del Golfo; una imponente torre de defensa capaz de responder al fuego enemigo y que hoy se encuentra en perfecto estado. Las hadas del castillo de Nicastro Todavía hay mucho que descubrir en Lamezia Terme, especialmente en su centro histórico. En la Colina de San Teodoro, está el Castillo normando de Nicastro cuyo origen es controvertido. Construido estratégicamente en la ladera para controlar la llanura circundante hasta el mar, según algunos se remonta a laépoca bizantina, según otros a la suabo-normanda. Todo lo que queda de la estructura original son cuatro torres, las murallas, los muros y un contrafuerte con una pequeña logia; el terremoto de 1638 dañó gravemente la estructura y al mismo tiempo contribuyó a las leyendas que la pueblan. Una de las más evocadas es la de la cueva de las hadas: al caer la noche, estas criaturas salen de su morada y vagan por las ruinas de la antigua casa solariega hasta el curso del arroyo Canne, para recoger bayas y flores. Después de ver el castillo, pasea diez minutos por Via SS Salvatore y Via Garibaldi hacia la estatua de Federico II: en el antebrazo derecho del rey descansa un halcón mirando hacia el castillo que acaba de aterrizar (responsable de la introducción de la cetrería en Italia, ¿lo sabías?). Cerca de aquí, el Museo Diocesano conserva la historia de la diócesis desde el siglo XV hasta el XX. Los objetos expuestos van desde ornamentos sagrados hasta relicarios. La Casa del Libro Antiguo, un inmenso patrimonio Durante su paseo por el centro histórico de Lamezia Terme, debes visitar la Casa del Libro Antico: está en la Piazza Campanella y alberga más de 2500 volúmenes impresos desde principios del siglo XVI. También hay manuscritos en griego y latín. Es una colección realmente importante, que incluye libros de teología, filosofía, patrología, historia eclesiástica, y exégesis, y está formada principalmente por colecciones procedentes de los conventos de capuchinos y dominicos de Nicastro, y de la biblioteca de los frailes menores de Sambiase. Entre las piezas más importantes se encuentran algunos textos antiguos con anotaciones en los márgenes del filósofo Tommaso Campanella, nacido en la ciudad calabresa de Stilo. El pulmón verde de la ciudad También hay mucho verde en Lamezia Terme. Laciudad cuenta con un Jardín Botánico, construido en 1972. Contiene una gran variedad de plantas, más de mil especies. Sin embargo, más reciente es el Parque urbano S. Pietro Lametino, un pulmón verde de 15 000 metros cuadrados creado en 2006. Antes era una zona degradada, hoy es una historia diferente. La remodelación ofrece un hermoso lugar para que los ciudadanos y los visitantes se relajen.
Arte y Cultura

Mart de Trento y Rovereto

Mart de Trento y Rovereto Lugar de excelencia del arte contemporáneo, situado en Rovereto, en la fascinante región de Trentino-Alto Adigio, el Museo de Arte Contemporáneo de Trento y Rovereto (Mart) es un lugar especial en el que se pueden admirar espléndidas obras de arte de artistas italianos como De Chirico, Carrà, Burri, y extranjeros como Beuys y Kandinski. Creado en 1987 como entidad de la Provincia Autónoma de Trento, en un principio tenía su sede en el Palacio delle Albere, en Trento. Pero la llegada de varias obras de Fortunato Depero y las procedentes del Museo Provincial de Arte de Trento llevó a la administración a ampliar el Museo y, finalmente, en el año 2002, abre al público el Mart en su nuevo y actual espacio en Rovereto. En la actualidad también forma parte del museo la Casa de Arte Futurista Depero, en Rovereto, donde se exponen algunas de las obras más importantes del artista futurista Fortunato Depero. La colección permanente del Mart incluye unas 30.000 obras pictóricas, dibujos, esculturas y grabados, obras maestras seleccionadas de entre las producciones que abarcan desde finales del siglo XIX hasta el actual. También se dedica un amplio espacio a las vanguardias del siglo XX, en especial al futurismo, con lienzos de Giacomo Balla, Umberto Boccioni y Alberto Savinio. Además, son muchas las obras presentes en la colección permanente de la llamada Escuela de Piazza del Popolo, también llamada Escuela del pop romano, con importantes obras de Mario Schifano y Tano Festa. Entre los autores presentes con numerosas obras maestras destacan Giorgio Morandi, Carla Accardi, Giorgio de Chirico, Carlo Carrà, Albers Josef y, precisamente, el roveretano Fortunato Depero. Es importante subrayar que la Colección Permanente del Mart varía sus exposiciones cada seis meses aproximadamente. Scopri di più: http://www.mart.tn.it/ El Mart suele albergar muestras y exposiciones temporales con temas que abarcan desde la arquitectura a las vanguardias del siglo XX y las artes aplicadas. El Mart también suele organizar más de diez exposiciones al año que atraen a un gran número de público. Entre los autores expuestos en los últimos años destacan: Álvaro Siza, Tullio Pericoli, Luigi Senesi y Mario Radice. Scopri di più: http://www.mart.tn.it/mostre El moderno edificio que alberga el museo ha sido realizado por el arquitecto Mario Botta y el ingeniero Giulio Andreolli, que han creado una mezcla de soluciones de vanguardia y modelos clásicos, como la gran cúpula inspirada en la del Panteón de Roma. También es digna de admiración la plaza bajo la cúpula en cuyo centro está ubicada una fuente. Referencias a la tradición también para el revestimiento mural con piedra amarilla de Vicenza, que recuerda a la que usaba el gran arquitecto véneto Andrea Palladio.
Arte y Cultura

Santuario di Santa Maria de Finibus Terrae

Santa María De Finibus Terrae, el Oriente de Italia Allí donde la última franja de Italia limita con el mar, se encuentra el Santuario de Santa Maria De Finibus Terrae. Estamos en Santa Maria di Leuca (LE), la punta del talón de Italia, un lugar fronterizo que siempre ha estado consagrado a lo divino. La iglesia, que se levanta sobre los restos de un templo dedicado a Minerva, domina el hermoso cabo rocoso, desde el que se vislumbran las islas griegas, preludio de un Oriente que parece realmente cercano. ¿Estás listo para mirar al infinito? Prepárate, porque el Santuario de Santa Maria di Leuca es un lugar de especial encanto: como todos los extremos geográficos, representa un umbral no solo con el mar abierto, sino con lo desconocido y el infinito. El cabo de Leuca estaba bordeado por las naves de los peregrinos que se dirigían a la Tierra Santa y que salían de la península italiana por aquí. El aspecto actual del santuario data de 1720, con su sobria fachada de Carparo (o piedra de Lecce) y los portales de bronce realizados para el Jubileo del año 2000 por el escultor Armando Marrocco. En la entrada, a la derecha, una roca monolítica nos recuerda que aquí hubo un templo pagano, antes de que la gente se convirtiera al cristianismo ya en el siglo I y construyera una iglesia, que fue destruida tras el edicto de Diocleciano y la persecución de los cristianos, para luego ser reconstruida y de nuevo destruida, primero por los sarracenos y después por los turcos, y otra vez reconstruida. El interior tiene forma de cruz latina con decoraciones barrocas, como el notable púlpito tallado en piedra de Lecce y las estatuas de papel maché, como todas las de Salento. En el altar mayor, el cuadro de la Virgen es obra del pintor veneciano Giacomo Palma el Joven (1544-1628). El santuario acoge a los peregrinos en la residencia Maris Stella y en los cuartos para huéspedes: las habitaciones son básicas, pero la ubicación es la más envidiable de toda Puglia. El complejo sagrado también incluye el Museo de Arte Contemporáneo Vito Mele, con una colección de esculturas y pinturas de artistas de renombre (de Vincenzo Gemito a Medardo Rosso, de Arnaldo y Giò Pomodoro a Ugo Nespolo) y autores locales. Qué ver en los alrededores de Santa María De Finibus Terrae Frente a la basílica, más allá de la gran plaza con la columna mariana barroca (1694), se encuentra el faro de Leuca. Construido en 1866, tiene 47 metros de altura desde el suelo, pero visto desde el mar es una columna de más de 100 metros, un punto que destaca para cualquier barco que se dirija hacia o desde el Este. La escalera monumental con la cascada, un espectáculo de agosto Un monumental Vía Crucis serpentea por el verde pinar de Capo di Leuca, con 15 grupos escultóricos creados en 2001 por el artista de Lecce Antonio Miglietta. Lo que hace que este lugar sea aún más fascinante es la Escalera Monumental con la cascada de 120 metros de altura, construida en 1939 como obra de celebración de la construcción del Acueducto de Apulia: el agua, distribuida por toda la región gracias a una de las obras públicas más importantes de principios del siglo XX, al llegar al finis terrae, se devuelve simbólicamente al mar. La apertura de la cascada es un espectáculo emocionante, que se reserva a raras ocasiones: la cascada funciona una vez a la semana y en agosto. Las villas eclécticas de Santa Maria di Leuca A lo largo del paseo marítimo se encuentran algunas hermosas villas de estilo ecléctico de finales del siglo XIX, las casas de vacaciones de la burguesía de Lecce, a la que no le faltaba originalidad y ganas de sorprender: el tejado en forma de pagoda de color azul cobalto es el de la villa Episcopo; las torres rojas pertenecen a la mansión neogótica Mellacqua; la cúpula a rayas amarillas y rojas es de la inconfundible villa Meridiana; la villa Mariuccia tiene decoraciones de estilo egipcio, mientras que la villa Daniele es decididamente moruna. Todas ellas nos trasladan a la época del descubrimiento de los placeres de las colonias, cuando, sin embargo, el sentido del pudor dictaba que las damas debían bañarse en las "bagnarole", bañeras escondidas en los pabellones que se ven en la playa con los mismos colores que las villas. Las excursiones a las cuevas del Capo parten del puerto de Leuca: recuerda que las orientales se visitan mejor con la luz de la mañana y las occidentales al atardecer.