Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Si eres un fanático de los deportes "al aire libre", te conviene saber que la práctica de los deportes al aire libre produce numerosos beneficios. El entrenamiento en el verde en Italia te permite regular los ciclos del sueño, te ayuda a combatir el estrés y fortalece el tono de tus músculos y de tu sistema inmunológico.

Deportes al aire libre 30 resulatdo de búsqueda
Arte y Cultura
Museo del Calcio, Toscana - Photo by ph.FAB /shutterstock.com

Museo del Calcio - Coverciano

El Museo del fútbol: en el mundo mágico del deporte más popular Entra a un viaje virtual que te explica el deporte más popular y querido del mundo. El Museo del fútbol no es sólo un templo para los aficionados al fútbol, con los italianos a la cabeza, es también un lugar lleno de curiosidades, que puede ser culturalmente educativo a todas las edades. Se encuentra en Florencia, concretamente en Coverciano, en la sede del Centro técnico federal de fútbol, y es un lugar donde se detienen todos aquellos con carné de su equipo favorito en la cartera. Y no es sólo para ellos. En las salas, una mezcla de recuerdos míticos El museo se encuentra en Viale Palazzeschi, en el barrio de Coverciano, y forma parte de la Fundación museo del fútbol, que se dedica a documentar el pasado y el presente de la selección nacional de fútbol de Italia y de la Federación italiana de fútbol. Al visitarlo vienen a la memoria una mezcla de recuerdos y emociones para quienes crecieron viendo partidos y amando a los grandes del fútbol. A lo largo de sus salas, podrás conocer la historia de la selección nacional italiana. El recorrido de la exposición está repleto de recuerdos míticos. Abarca desde los banderines hasta las camisetas que hicieron historia en el fútbol, pasando por las mascotas de la Copa del Mundo, los trofeos, las copas ganadas y una rica documentación histórica multimedia con vídeos, imágenes y sonidos. Para deleite de los visitantes, también se puede visitar la zona de los campos de juego donde se entrena la selección nacional. El objetivo principal del proyecto no es sólo dar una imagen espectacular del deporte: también se trata de promover los valores del fútbol y del deporte entre los jóvenes, desde la capacidad de aceptar la derrota hasta el respeto por el juego limpio en el campo. La idea de una posible instalación permanente de este tipo empezó a tomar forma cuando se iniciaron las obras de ampliación del Centro Técnico Federal, con motivo de Italia 90, por iniciativa de Fino Fini, presidente de la fundación. Sin embargo, tuvieron que pasar 10 años hasta que se iniciaran las obras y el 22 de mayo de 2000 fue la fecha en la que finalmente se inauguró el museo. El recorrido se articula en 6 salas La estructura que alberga la exposición es la casa colonial llamada Podere Gignoro, restaurada siguiendo un minucioso trabajo de recuperación de materiales y respetando su disposición tradicional. Hoy en día vuelve a tener su antiguo aspecto, con una serie de salas y, sobre todo, un cuerpo central dividido en tres plantas. Una gran sala subterránea está destinada a conferencias y congresos. El recorrido del museo, por su parte, se compone de seis salas: en la primera se recogen los recuerdos de todos los secretos de la selección italiana de fútbol, desde sus inicios hasta su victoria en el Mundial de 1982. Entre los pequeños tesoros presentes, se encuentra la camiseta con la que el delantero italiano Silvio Piola debutó con la selección nacional el 24 de marzo de 1935 contra Austria. También está el verde que llevó Celestino Celio durante el partido amistoso Italia-Argentina jugado en Roma en 1954. La segunda sala cuenta la historia de la selección nacional desde el Mundial de 1986 hasta la actualidad. En la tercera, la atención se centra en la selección femenina de fútbol de Italia, mientras que la cuarta es la sala de trofeos. No faltan los premios de las cuatro victorias en el Mundial. La quinta sala está destinada a las exposiciones temporales, mientras que la sexta es la sala de cine, donde podrás revivir la historia de la selección nacional gracias a varios vídeos. La Fundación organiza a menudo eventos culturales en sus instalaciones y promueve acciones en favor del deporte. También mantiene estrechas relaciones de colaboración con otros centros culturales, tanto italianos como extranjeros.
Conero - Nella terra di Giacomo Leopardi, dove il mare incontra l’Infinito

Conero Golf Club

Inaugurado en 1992, el Conero Golf Club se encuentra dentro del Parque del Conero, en el municipio de Sirolo, que ofrece la extraordinaria belleza de la campiña de Las Marcas, su suavidad, sus colores, sus productos y la hospitalidad de su gente. Casi setenta hectáreas en las que tojos, madroños, robles, tamariscos y cerezos envuelven los 18 hoyos del recorrido de campeonato y los cinco del recorrido ejecutivo, a lo largo de seis mil metros de puro disfrute. El campo de campeonato, de 18 hoyos, par 71, constituye una prueba de fuego para cualquier golfista. El terreno es ligeramente ondulado y ofrece una extrema variedad de situaciones y paisajes: en los primeros nueve hoyos, el juego se caracteriza sobre todo por la presencia de un lago, mientras que en los segundos nueve, el recorrido se transforma y adquiere tonalidades lentamente. Desde la colina, el encanto y los panoramas rurales de una belleza inusual acompañan al jugador hasta el hoyo 18. En el centro del complejo se encuentra el recorrido ejecutivo. Sus cinco hoyos, par 17, son el lugar ideal para empezar a jugar y para recibir las enseñanzas de los maestros. Este campo corto permite celebrar competiciones para niños y principiantes, clinics de golf y un gran perfeccionamiento del juego corto. El Conero Golf Club se distingue por su alto nivel de hospitalidad y servicios. En la casa club, en el bar o el restaurante, en la gran piscina, en la sala de cartas, hasta los que no son ávidos golfistas pueden disfrutar de momentos de relax absoluto. Además, dos pistas de césped sintético permiten jugar al tenis.