Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Disfrutad de un tiempo de relax familiar disfrutando de unas vacaciones en Italia
 

Cuando se trata de unas vacaciones en familia, en el mar o en la montaña, lo importante es elegir un destino que pueda gustar a todos. Italia, con su abundancia de atracciones y entretenimientos, es capaz de satisfacer a todo el mundo, ofreciendo emociones inigualables de 0 a 99 años.

Viajes en familia 249 resulatdo de búsqueda
Bienestar y Relax
Terme di Arta - Photo by: LorenzoPeg / Shutterstock.com

Arta Terme

Arta Terme, perla de Carnia, entre el bienestar, los itinerarios alpinos y los cultos arcaicos Pequeña localidad friulana de la provincia de Udine, a 442 metros sobre el nivel del mar, a 10 kilómetros de la frontera austriaca y a 20 kilómetros de la eslovena, Arta Terme tiene muchas razones para merecer una visita. La ciudad, enclavada en el valle del But que conecta Tolmezzo con Austria a través del paso del Monte Croce Carnico, es conocida desde la época romana por sus aguas: el agua sulfurosa brota del manantial Fonte Pudia, que aporta curas y bienestar desde hace siglos y que ha convertido a Arta en un popular balneario, un lugar perfecto para restaurar el cuerpo y el espíritu y un punto de partida ideal para realizar paseos y excursiones entre pastos y refugios de montaña. El balneario de Arta y sus aguas portentosas, amadas por Carducci Encerradas en una cuenca verde, las Termas de Arta se encuentran dentro de un complejo, el Palacio del Agua, formado por dos estructuras conectadas. El primero, que data de los años 60 y fue diseñado por el arquitecto Gino Valle, es un edificio con tejado de estilo oriental; el segundo es más reciente. Sus salas invitan a relajarse en las saunas y los baños turcos o a regenerarse bajo las duchas emocionales y a lo largo del sendero Kneipp; a su alrededor hay un hermoso parque donde se puede disfrutar del minigolf, del tenis o refrescarse en la piscina de hidromasaje. Un consejo: no te dejes desanimar por el intenso olor sulfuroso de las aguas que brotan de Fonte Pudia, cuyo nombre deriva del participio latino putens y alude a su olor no precisamente agradable, porque es precisamente la riqueza mineral de sus aguas lo que permite que Terme di Arta pueda ofrecer cursos de rehabilitación altamente especializados y curas para diversas dolencias, comenzando por las de las vías respiratorias. Desde hace siglos, de hecho, sus propiedades medicinales han atraído a turistas y pacientes a esta localidad de Carnia: entre las personalidades famosas que han venido aquí se encuentra Giosuè Carducci, que dedicó uno de sus poemas, Il comune rustico, a Arta. Senderismo a través de la historia y vistas espectaculares Piano d'Arta, a pocos kilómetros de Arta Terme, es un excelente punto de partida para comenzar una serie de itinerarios que te permitirán descubrir mejor la zona: si te gusta el senderismo, el primer destino que debes abordar sin ninguna duda es el monte Zoncolan, uno de los escenarios montañosos más conocidos de Friuli Venezia Giulia, que alberga una renombrada estación de esquí en invierno y está atravesado en verano por itinerarios panorámicos, entre pastos llenos de flores, bosques y malghe (cabañas de pastores). No debes perderte, en los alrededores de Arta Terme, la ciudad de Zuglio, la antigua Iulium Carnicum, un floreciente centro económico y comercial de la época romana, fundado entre el 58 y el 40 a.C. y que se convirtió en colonia en el siglo I d.C. Cerca de su Museo Arqueológico, se pueden admirar los restos del foro romano y hallazgos desenterrados durante las excavaciones. De regreso a Arta, también merece una visita por su valor arquitectónico la iglesia parroquial de San Pietro, cerca de Zuglio, una iglesia gótica construida sobre una parroquia románica anterior, de la que aún se conservan las ventanas: en el interior, la iglesia conserva un altar de madera de Domenico da Tolmezzo, una obra maestra del arte renacentista, un órgano barroco y dos lienzos pintados entre los siglos XVI y XVIII, que representan la conversión de San Pedro y la entrega de las llaves al Santo. Descubrir las antiguas tradiciones de Carnia Precisamente en esta iglesia parroquial tiene lugar cada año, en la fiesta de la Ascensión, el llamado Beso de las Cruces, una de las festividades sagradas más emotivas, que se remonta a un culto muy antiguo, probablemente de origen medieval: siguiendo una serie de caminos a través del bosque, los fieles llevan en procesión hasta la iglesia parroquial de San Pietro las preciosas cruces procesionales colocadas sobre un asta, que se conservan durante todo el año en las iglesias de los valles cercanos. Si pasas por Arta Terme durante las fiestas navideñas, además de visitar el mercado de Navidad, podrás revivir una antigua tradición de Carnia que se celebra todos los años, desde el 26 de diciembre hasta la Epifanía: la de la Estrella de Navidad, una procesión de creyentes encabezada por los Reyes Magos que, cantando canciones y sosteniendo en sus manos una estrella de madera decorada con lazos de papel de colores y una lámpara en el centro, van de casa en casa para anunciar el nacimiento del Salvador. Y en la mesa, cjarsòns, un plato tradicional de Carnia No puedes irte de Friuli sin dejarte tentar por las delicias de su tradición gastronómica. En las tiendas de la zona se puede comprar miel, licores de ciruela y pera, quesos y, sobre todo, los típicos cjarsòns, uno de los platos simbólicos de Carnia: agnolotti hechos a mano y rellenos de hierbas y especias, normalmente cubiertos de mantequilla fundida y queso ricotta ahumado. Precisamente a los cjarsòns se les dedica un fiesta que se celebra todos los años, durante el primer domingo de agosto, en Arta Terme, en la localidad de Val Rivalpo.
Arte y Cultura

Museo històrico y el parque del Castillo de Miramar

Naturaleza e historia en el Parque del Castillo de Miramar Basta salir un poco de Trieste para entrar en el oasis del parque del castillo de Miramar, donde pasaremos horas agradables rodeados de vegetación. Una parada imprescindible, a solo 6 kilómetros de la capital de la región Friuli Venezia Giulia. No es casualidad que sea el castillo más visitado de todo el noreste. El parque resulta especialmente atractivo, pues domina el mar desde lo alto y permite el encuentro del verde y el azul intenso. Una excursión fuera de la ciudad, donde la naturaleza se sumerge en la historia. Amor a primera vista El archiduque Fernando Maximiliano de Habsburgo, enamorado perdidamente de este espectacular lugar, encargó todo el complejo del castillo de Miramar en pleno siglo XIX. El parque y la residencia histórica se alzan sobre el promontorio de Grignano, un saliente rocoso que domina la bahía, a modo de mirador. En tiempos de Maximiliano, era un territorio kárstico completamente seco, pero el archiduque no tuvo miedo de intentar transformar un páramo estéril en un jardín exuberante . A partir de 1856, mandó comenzar las obras de construcción de la mansión y la compleja tarea de recuperar el terreno y adaptarlo a la plantación. Maximiliano se trasladó a la residencia recién terminada en 1860. Vivió allí mucho tiempo con su esposa Carlota, princesa de Bélgica, y eligió el nombre de Miramar, del español mira el mar. Otra noble se enamoró de este lugar: su cuñada Isabel de Baviera, la famosa princesa Sissi, una invitada habitual. Jardines ingleses y especies exóticas: la zona verde Veintidós hectáreas de parque rodean el castillo de Miramar. Maximiliano de Austria prefería las plantas no europeas, suministradas por los viveristas de Lombardía-Venecia, mientras que la tierra venía de las regiones de Estiria y Carintia. Cuando el noble estuvo en México, donde murió en 1867, envió personalmente algunas especies para enriquecer el parterre. Además del ingeniero Carl Junker, dos personalidades se ocuparon del aspecto botánico: el jardinero de la corte Josef Laube y, posteriormente, Artur Jelinek, que consiguió plantar especies exóticas en el clima adverso de Trieste, donde son frecuentes las heladas nocturnas y el viento bora. Actualmente, el parque presenta dos zonas diferenciadas. La primera, al este, es una arboleda con deliciosos estanques, caminos y cenadores, al estilo romántico de los jardines ingleses. La segunda, orientada al suroeste y mejor protegida del viento, alberga un jardín italiano y varios parterres, como el de narcisos que florece exuberante en primavera. La residencia Abierto al público, como todo el parque, el castillo de Miramar se puede visitar por dentro. En la planta baja se encuentra la residencia privada de los príncipes y, en la planta superior, las habitaciones de estado. El suntuoso salón del trono se utiliza actualmente como sala de conciertos y exposiciones. La residencia está decorada con muebles, objetos preciosos, cuadros y lienzos. Las caballerizas, apartadas del edificio principal y utilizadas para caballos y carruajes, fueron restauradas en 2018. Actualmente, un ala alberga el BIOdiversitario Marino (BioMa), el Museo inmersivo del Área Marina Protegida de Miramar. Hay una cafetería y una librería para los visitantes. Atmósfera Al llegar, atravesando Porta Bora y el Viale Miramar hacia el castillo, se respira una nostálgica atmósfera de tiempos pasados. Merece la pena dar un lento paseo por los senderos sinuosos y bajo las pérgolas, hasta los invernaderos y sus originales estructuras de hierro. Desplazándonos por el parque, tendremos numerosos encuentros: el Orante, una estatua masculina de bronce, una copia de la Venus de Capua y el Apollino, una versión adolescente del dios. Las fuentes refrescan en días calurosos, así como los estanques y el gran lago de los cisnes. En la plaza con los cañones donados por Leopoldo I, rey de los belgas, se respira todo el poder del Imperio austríaco, mientras que en los salones del castillo parece que podamos ver a la joven princesa Sissi dando vueltas en una fiesta de salón. La biblioteca tiene el denso aroma de la historia. Bajo las adelfas, cerca de la Serre Antiche, nos viene a la mente el jardinero de la corte Anton Jelinek, pues su deseo de plantarlas ha sido encontrado en unas antiguas cartas. Él no lo consiguió porque las temperaturas eran demasiado frías, pero aquí están hoy, en su honor.
Arte y Cultura

Nus

Admira las estrellas en el Observatorio Astronómico del Valle d’Aosta Si eres un observador de las estrellas y estás planeando unas vacaciones en Valle d’Aosta, haz una parada en Lignan, una aldea de montaña a 1600 metros de altitud en el municipio de Nus, en el valle de Saint-Barthélemy, donde se encuentra el Planetario de Lignan y el Observatorio Astronómico de la Región, OAVdA. Un viaje por los misterios del cosmos Para acceder al Planetario Lignan hay que reservar entrada, pero realmente merece la pena. Aquí puedes viajar virtualmente entre las estrellas y los planetas, descubriendo galaxias, nebulosas y curiosidades sobre el cielo y sus misterios. Las imágenes que fluirán ante tus ojos han sido construidas hasta el más mínimo detalle gracias a un sistema de proyección digital 4K de última generación, que tiene en cuenta los últimos datos científicos, por lo que la experiencia no solo es inmersiva, sino también realista. El sitio ideal para mirar el cielo El Observatorio Astronómico del Valle d’Aosta , por su parte, ofrece una espectacular visión de las estrellas, incluso a simple vista, que tiene pocos iguales en el mundo. Pero toda la zona de Saint-Barthélemy es un lugar de visita obligada para los amantes de la observación y el estudio del cielo. Están certificados por la comunidad científica. De hecho, Lignan ha obtenido la certificación Starlight Stellar Park, expedida por la Fundación Starlight del Instituto de Astrofísica de Canarias. Es la primera zona de Italia que recibe esta certificación, reconocida por la UNESCO en el marco de la iniciativa internacional Starlight, para la protección del cielo nocturno. Descubrir la OAVdA De fácil acceso en coche, el Observatorio es también el único en Italia que tiene un acuerdo para actividades de investigación, enseñanza y difusión con el INAF, el Instituto Nacional de Astrofísica. Por ello, el OAVdA está equipado con numerosos instrumentos de última generación, entre ellos el Laboratorio de Heliofísica, que permite mirar al Sol con total seguridad para los ojos. Bajo la guía de los expertos, se pueden observar todos los fenómenos visibles en la estrella más cercana a la Tierra, como las manchas solares. Pero eso no es todo. También hay una Terraza Educativa, equipada con siete telescopios, y el Teatro de las Estrellas, para ver el cielo a simple vista con punteros láser. Si te apasiona la astronomía, aquí tendrás parcelas de observación de nueve metros cada una (hay doce) equipadas con torres de alimentación e iluminación LED roja, la forma menos molesta de mirar el cielo. El Observatorio está abierto para actividades educativas, pero también para visitas individuales, que se realizan de día y de noche, exclusivamente en italiano. Reservar es indispensable Un laboratorio de investigación El Observatorio no es simplemente un lugar que se visita para mirar las estrellas, sino un verdadero centro científico de excelencia, que colabora con otros institutos científicos nacionales e internacionales. Entre los proyectos de investigación más importantes se encuentran el Proyecto Asteroides y el Proyecto Corona Solar, que se refieren a la investigación de cuerpos celestes cercanos a la Tierra; el Proyecto Núcleos Galácticos Activos, que vigila las galaxias alejadas de la Tierra; el Proyecto Planetas Extrasolares, cuyo objetivo es buscar planetas que orbiten alrededor de otras estrellas en la Vía Láctea, y el Proyecto Antártida, que se ocupa de la instalación y el funcionamiento de un telescopio robótico para observaciones en el infrarrojo. El Observatorio, abierto desde 2003, ha logrado resultados muy importantes, como el descubrimiento de un asteroide llamado Vallée d'Aoste, la participación en el descubrimiento de los dos exoplanetas de la estrella XO-2S y la detección de más de cien estrellas variables. Solo queda planificar una visita a este lugar único. Leer más https://www.oavda.it
Arte y Cultura
Forte di Bard

Forte di Bard - Parcheggio

El Forte di Bard, en defensa de la cultura de montaña Se trata de un grandioso centro cultural dedicado a los Alpes occidentales: es el Fuerte de Bard, en el Valle de Aosta, una antigua fortificación que defiende todo el valle. Hoy en día es un museo, donde la tradición y la tecnología se dan la mano, con efectos muy especiales. Historia, naturaleza, arquitectura y geología, en un viaje multisensorial a través de vídeos, pantallas en 3D, sonidos y proyecciones. Algo apasionante para todos: adultos, estudiantes y niños. Hasta la cima en ascensores futuristas La primera emoción que experimentarás en el Fuerte de Bard es la de sus ascensores futuristas y totalmente acristalados que te llevan desde el pueblo hasta la cima de la fortaleza. Sientes como que estás subiendo a un rascacielos, excepto que la vista te dirige directamente al corazón de la exuberante naturaleza. La cabina panorámica recorre la superficie de las rocas y luego roza con la imponente estructura de la fortaleza, construida a varios niveles, en una obra maestra de la arquitectura defensiva. Desde allí tendrás una vista completa del valle y del río que lo creó, el Dora Baltea, de los pueblos de alrededor y de los picos que cortan el horizonte. Si el ascensor te da vértigo, igual de espectacular es el recorrido a pie. Un paseo en el que lentamente se te irá revelando el paisaje en todos sus detalles. Escalar el Mont Blanc, pero de forma virtual ¿Has ascendido alguna vez a la extraordinaria montaña que es el Mont Blanc, el monte más alto de los Alpes? Si la respuesta es no, ahora tienes tu oportunidad. Gracias al recorrido interactivo que ofrece el fuerte de Bard, podrás experimentar la emoción de un simulacro electrizante: bajo la supervisión de un guía podrás ir en una cordada, con arneses, cuerdas y mosquetones de alpinista. Antes de salir, comprueba el tiempo que va a hacer, prepara cuidadosamente tu mochila y estudia la mejor ruta. Al comienzo de la ascensión, el guía te informa sobre el entorno natural, que difiere de una altitud a otra. Te encuentras con obstáculos, riesgos y sorpresas, antes de llegar finalmente a la cima. Un yeti te espera al final de la experiencia, para felicitarte y acompañarte a la salida. Cuando Napoleón entró aquí A través de proyecciones y escenografías auténticas, conocerás la larga historia del Fuerte de Bard, desde el año 1000 hasta su completa reconstrucción en 1830. Entre los muchos personajes que se cruzaron en su camino está Napoleón Bonaparte, que en 1800, con su ejército, tardó dos semanas en derrotar a las fuerzas enemigas austriacas atrincheradas en la fortaleza. Tal fue su decepción por el largo asedio que decidió desmantelar el edificio, que posteriormente fue devuelto a la vida por Carlos Félix de Saboya en 1830. En el Fuerte de Bard visitarás celdas, ya que a lo largo de los siglos también ha sido una terrible prisión. En el interior de las 24 celdas, una escenografía recrea su ambiente de hacinamiento, mientras que las películas y las reconstrucciones en 3D te representan la Gran Historia. En las 29 salas del Museo Alpino, en cambio, te encontrarás cara a cara con naturalistas, geógrafos y antropólogos, que te hablarán por medio de vídeos de los múltiples aspectos de la civilización, la flora y la fauna alpinas, sumergiéndote en un mundo de absoluta fascinación. 5 cosas que hay que hacer antes de salir de la fortaleza ● Al final de tu visita al Fuerte de Bard, debes hacer una pausa en la Cafetería di Gola o en el restaurante La Polveriera, dentro del complejo museístico, donde podrás pedir tablas de embutidos y quesos, crepes alla valdostana y su postre de nueces y miel. ● Si eres un fan de Marvel, busca dentro del fuerte las réplicas de Iron Man, el Capitán América y Hulk, que atestiguan el montaje realizado aquí para algunas escenas de la película Vengadores: La era de Ultrón. ● Explora el pueblo de abajo, quizás con el mismo enfoque tecnológico que durante tu visita a los espacios del museo. Millibard es un proyecto que consiste en diez estaciones equipadas con códigos QR impresos en paneles especiales. Acercando el smartphone, puedes acceder a toda la información sobre el pueblo, que sin duda merece un paseo por sus calles antiguas. llenas de talleres artesanales. ● El mejor lugar para admirar el Fuerte de Bardo desde lejos y apreciar toda su grandeza, combinada con su posición estratégica encaramada en la roca, es desde el puente sobre el río Dorea Baltea. Tómate un breve descanso en este mirador natural. ● No muy lejos, en el valle, el pueblo de Arnad es famoso por su excelencia gastronómica: el lardo (tocino) de Arnad DOP. Maravilloso para degustar sobre el tradicional pan negro recién calentado y untado con un chorrito de miel local. Para saber más fortedibard.it
Naturaleza
Parco Nazionale del Vesuvio, Campania

El Parque Nacional del Vesubio

El Parque Nacional del Vesubio, tierra de fuego y de renacimiento El Parque Nacional del Vesubio tutela el territorio del único volcán activo de la Europa continental, símbolo de la ciudad de Nápoles. Una ascensión por sus laderas, entre el aroma de la retama y el olor a azufre, ofrece la emoción de poder contemplar el cráter del Gran Cono, en un paisaje caracterizado por las formaciones geológicas moldeadas por la última erupción de 1944. Estamos en un territorio único, rico en los tesoros arqueológicos de Pompeya y Herculano, y en los frutos de una tierra extraordinariamente fértil. Una espectacular caldera con un cono activo Visitar el Parque Nacional del Vesubio te permite dar un paseo por al menos dos millones de años de historia. La gran caldera de Somma representa lo que queda de un antiguo volcán de hace trescientos mil años y en su interior se encuentra el Gran Cono del Vesuvio (1281 metros), con su típica forma de cono truncado, un diámetro de 450 metros y una profundidad de 300 metros. En su interior hay pequeñas fumarolas que revelan su estado de "reposo activo". A lo largo del sendero número 5, trazado sobre las cenizas y el lapilli de la última erupción, la de 1944, se puede admirar el interior del cráter. Una vez conquistada la cima, te sentirás recompensado por la grandiosa vista del golfo y de la ciudad de Nápoles. En total hay 11 senderos. El número 9 permite observar cómo la vegetación va recuperando el territorio sobre las coladas de lava del siglo XX, ocurridas en 1906, 1929 y 1944. Cómo las plantas pioneras sacan lo mejor de la lava A pesar de la sucesión de erupciones, las laderas del Vesubio están cubiertas de una densa vegetación que se ha ido adaptando a vivir sobre las coladas de lava, debido al fenómeno de la "sucesión ecológica": cuando la lava se enfría, los primeros en colonizarla son los líquenes y los musgos, las llamadas especies pioneras, organismos muy resistentes que forman un sustrato orgánico inicial sobre el que pueden empezar a desarrollarse organismos más complejos como los helechos o ciertas gramíneas, creando a su vez una capa para plantas con sistemas radiculares más complejos. En la actualidad, en las zonas afectadas por las erupciones más recientes se puede observar un liquen gris y filamentoso (Stereocaulon vesuvianum) que prepara el terreno para otras plantas, mientras que en las erupciones más antiguas aparecen especies arbustivas tales como el helicriso, la jara, la artemisa y la valeriana roja. La siguiente etapa es la de la aliaga, cuyas grandes extensiones pueden verse coloreando el Vesubio de amarillo en primavera. Las diferentes etapas de la "sucesión ecológica" pueden observarse claramente a lo largo del sendero nº 3, donde los tramos de lava aún desnuda están flanqueados por zonas colonizadas por líquenes, que se van alternando con tojos y encinas. Qué visitar en el Parque Nacional del Vesubio Tras las excursiones al cráter, dentro del Parque Nacional del Vesubio, se puede visitar el Museo del Parque en el municipio de Boscoreale, donde se exponen maquetas de plástico para visualizar la evolución del volcán, materiales ilustrativos de las peculiaridades del suelo y su biodiversidad, así como la historia de la compleja interacción entre las poblaciones humanas y el entorno volcánico. En Boscoreale hay un museo arqueológico, el Antiquarium, para conocer la zona del Vesubio antes de la erupción del año 79 que afectó a Pompeya y Herculano. En este último lugar se encuentra el primer observatorio vulcanológico del mundo, creado en el siglo XIX para efectuar las primeras investigaciones y mediciones de la actividad sísmica, donde aún permanecen los instrumentos originales. Entre los municipios situados en las laderas del Vesubio, te interesará visitar Borgo Casamale en Somma Vesuviana, el único barrio medieval que queda en la zona, Terzigno, una zona en la que se trabajaba la piedra de lava, donde se ha inaugurado un museo con los restos arqueológicos de varias villas romanas, mientras que en Torre del Greco se puede visitar Villa le Ginestre, donde se alojó el poeta Giacomo Leopardi. Los buenos productos de una tierra fértil El Lacryma Christi es un vino blanco y tinto con denominación de origen, producido a partir de diversas variedades de uva cultivadas en las laderas del Vesubio, cuyas bondades eran conocidas desde la época romana. Los albaricoques, de los que se cultivan unas 40 variedades en la zona, también son conocidos por su dulzura y sabor, y el secreto siempre está en los suelos volcánicos, ricos en minerales, sobre todo en potasio. Lo mismo puede decirse de la cereza de Monte, con su fruto amarillo rosado y su carne clara y firme, y de la uva catalanesca, llamada así porque fue importada desde Cataluña por Alfonso de Aragón en el siglo XV, que tiene la característica de poder permanecer intacta en la cepa hasta Navidades. No se puede salir del parque sin haber probado (o comprado) los tomates cherry DOP Piennolo del Vesuvio, cosechados en racimos: colgados en lugares secos pueden durar hasta 7-8 meses, desde el verano hasta la primavera siguiente, conservando su intenso sabor resultante de una alta concentración de azúcares y una gran riqueza de ácidos orgánicos. Lo que hace de la zona del Parque Nacional del Vesubio uno de los lugares más fascinantes y visitados del mundo es una mezcla de riquezas naturales, paisajes impresionantes, cultivos centenarios, tradiciones populares y mucho más.
Ocio
Edenlandia, Campania - Photo by Matteoandreozzi99, CC BY-SA 4.0,  via Wikimedia Commons

Edenlandia

Edenlandia: el parque temático más antiguo de Europa Es todo un templo de la diversión Edenlandia, el primer parque temático de Europa que, a día de hoy, sigue ofreciendo atracciones para grandes y pequeños en el corazón de Nápoles. Pionero por excelencia en su clase en Italia, el Parque de atracciones de Nápoles se empezó a construir en 1937, antes de lo que se considera el precursor de los parques de atracciones, es decir, Disneylandia, que abrió sus puertas casi veinte años después, en 1955, en Anaheim, a las afueras de Los Ángeles. La misma marca internacional envió a Italia en los años 70 su regalo inaugural: el carrusel de Dumbo, que se hizo famoso con el nombre de Jumb. Sin embargo, la primacía de Edenlandia es absolutamente indiscutible, ya que las instalaciones se inauguraron en 1965 e incluso después de su apertura, el parque de atracciones, situado en el barrio de Fuorigrotta, ha sufrido numerosos parones a lo largo de los años. Pero volvamos al parque y a su oferta: entre paseos, espectáculos, atracciones, fiestas temáticas y conciertos musicales, las posibilidades de pasar horas de pura evasión son infinitas. Entre otras cosas, la mayoría de las atracciones han recibido una renovación 4.0, mejorando las características que elevan la adrenalina y las experiencias virtuales inmersivas. Apostamos a que no te decepcionará Te damos la bienvenida al primer y único parque de ocio y alimentación de Italia Un gran espacio está reservado a las áreas de restauración, donde encontrarás los sabores típicos locales, lo cual hace que la experiencia de Campania sea lo más completa posible. Solo hay que decidir si se quiere empezar por las pizzas, los sfogliatelle y los babà, y luego adentrarse en los puestos de comida callejera, los rincones de granizados y zumos, los asadores e incluso una churrasquería. Olvídate de contar calorías: estás en el único parque de ocio y alimentación de nuestro país. ¡Deja la dieta para mañana! De dónde surge la idea original Edenlandia, como se deduce de la fecha de inicio de las obras, forma parte de un proyecto que se remonta a la época fascista, vinculado a la Mostra d'Oltremare, que sigue siendo una de las principales sedes de exposición de Italia y la mayor del sur del país. Para esta idea se eligió Nápoles por su posición central en el Mediterráneo y porque formaba parte de un amplio programa ansiado por Benito Mussolini para revitalizar la zona. Antes de la creación de este parque, había un pequeño Luna Park en la misma zona, dentro de la villa municipal de la ciudad. Los niños de entonces podían jugar con un tren de choque, coches de choque, una montaña rusa, platillos voladores y una noria. Edenlandia: un paraíso para todos El nombre se eligió pensando en un lugar apto para todos, un pequeño paraíso: Edenlandia. Si decides pasar unos días por aquí, aprovecha la proximidad de la Mostra D’Oltremare y del Estadio Diego Armando Maradona, pues ambos merecen una visita.
Arte y Cultura

Riardo

El castillo de Riardo y las fuentes efervescentes Riardo, uno de los pueblos más encantadores del Alto Casertano, importante parada en la ruta de la Vía Francesa del Sur, situado en la ladera norte de los Montes Trebulani y dominado por un imponente castillo longobardo. El agua, relacionada a la historia del pueblo desde tiempos remotos, justifica por sí sola una visita a este lugar: Riardo ya era conocida en la época romana por sus aguas naturalmente efervescentes, mencionadas y apreciadas por Vitruvio y Plinio el Viejo. Desde la ventana de la mansión La principal atracción de la ciudad y extraordinario mirador, el Castillo de Riardo, surge en la colina que domina la llanura del Savone, el arroyo que brota del extinto volcán de Roccamonfina. Durante los trabajos de restauración, encontraron una piedra con una fecha cerca de la entrada: 1122, pero los orígenes del castillo remontan a épocas anteriores, probablemente al siglo IX, cuando la dinastía Castaldei, de origen longobardo, decidió construir una de las muchas fortalezas defensivas del condado de Capua en estas tierras. El edificio se amplió dos siglos después, en la época normanda. El punto fuerte del castillo, es la enorme ventana en forma de arco que permite admirar la impresionante vista de la llanura de abajo que se extiende hasta el mar: no te lo pierdas. Otro detalle es la torre principal con sus paredes huecas, en cuyo interior se encuentran las escaleras de acceso al torreón. Una pasarela cruza los jardines por la ladera norte y ofrece una vista espectacular más allá de las murallas. Había una vez tres personas de Rieti Precisamente en el castillo de Riardo tiene lugar una anécdota histórica que los lugareños transmiten con orgullo de padres a hijos: se dice que en 1463, el rey Ferrante de Aragón asedió Riardo y su castillo porque su joven señor feudal, el barón Antonio Cristoforo Gaetani, se había puesto del lado de los angevinos contra su acceso al trono del reino de Nápoles. Los riardos se defendieron ferozmente, pero después de unos días capitularon. Todos menos tres de ellos, que, atrincherados en el castillo, siguieron lanzando piedras, diezmando a las tropas reales. La anécdota cuenta que el gobernante, para ahorrar tiempo y pérdidas humanas, quiso llegar a un acuerdo con la resistencia prometiéndoles la salvación y una gran suma de dinero a cambio de la rendición. Al no confiar en sus palabras, los tres rebeldes, que habían mantenido en jaque a todo un ejército, se burlaron del rey, tomando el dinero y desapareciendo por un pasadizo secreto. Entre monumentos y lugares sagrados Entre los edificios históricos de Riardo para visitar se encuentra Santa Maria a Salice, la iglesia madre de la ciudad que alberga la estatua de la Madonna della Stella, de la escuela napolitana, y la estatua de madera de Sant'Antonio Abate, donada por la duquesa Elena Aldobrandini al pueblo de Riardo durante la peste de 1656; bajo los arcos gótico-románicos de la iglesia hoy dedicada a San Leonardo, con su portal gótico catalán, se pueden admirar los restos de una serie de frescos del siglo XIV. Otra parada importante entre los lugares de culto de Riardo es el Santuario de la Madonna della Stella, que se construyó en la década de 1952-1962 para ampliar la antigua capilla que data de la segunda mitad del primer milenio d. C., que aún alberga frescos medievales de la escuela de Campania. En la fuente de un tesoro líquido “Sunt nonnullae acidae venae fontium”, aquí están las fuentes de agua ácida, escribió Vitruvio hace más de dos mil años, aludiendo a que la mayor riqueza de Riardo reside en sus acuíferos, en los que fluyen las aguas naturalmente efervescentes que aún hoy se embotellan en la fábrica de Ferrarelle. La calidad naturalmente espumosa se debe a que brotan de las rocas volcánicas de Roccamonfina, del cráter ahora inactivo. Una combinación natural y paisajística tan especial que el Parque de las Fuentes de Ferrarelle del que manan estas aguas es Patrimonio Fai (Fondo Ambiente Italiano) desde 2011: 135 hectáreas de vegetación virgen aún poco transitada por el turismo de masas, que se pueden visitar gracias a un proyecto de mejora de la zona que ha plantado cultivos históricos, miles de árboles y restaurado una antigua masía. Cosecha la primera manzana Si necesitas una razón más para visitar Riardo, su campo se encuentra en la zona de producción de la manzana Annurca Campana I. G. P., conocida como la "reina de las manzanas", una de las variedades más conocidas y apreciadas, una perla entre las delicias de la comida y el vino locales, cuya producción se caracteriza por madurar en el suelo en los llamados "melai": muy nutritiva y rica en vitaminas, minerales y fibra, especialmente adecuada para los niños y las personas mayores. Leer más https://mediovolturno.guideslow.it/localita/riardo/
Arte y Cultura

Sessa Aurunca

Sessa Aurunca, un viaje en el tiempo por el sur de la Vía Francesa Sessa Aurunca, ciudad en la provincia de Caserta, Campania, muy cerca de la frontera con Lacio, un tesoro de monumentos y vistas naturales para descubrir. Parada obligatoria para los peregrinos que recorren la Vía Francesa en Campania, aún hoy un lugar místico y fascinante. La catedral de Sessa Aurunca, una joya de la arquitectura románica de Campania Comienza desde el corazón de la ciudad, su catedral, que se encuentra en el centro histórico, a lo largo de la ruta sur de la Vía Francígena. Dedicada a los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, es una de las obras más importantes de la arquitectura románica de Campania y ha sido un lugar de peregrinación durante siglos. Construida en 1103 sobre un edificio sagrado, probablemente pagano, ha permanecido intacta a pesar de una renovación en el siglo XVIII y de numerosas intervenciones para salvaguardarla del desgaste y de los daños causados por una serie de terremotos. Ha sido recientemente restaurada a su disposición original. Del suelo al púlpito, la maravilla de los mosaicos La fachada está parcialmente cubierta por un pórtico decorado con arcadas sostenidas por columnas y pilares, donde se alternan estatuas y bajorrelieves con figuras misteriosas y mitológicas, escenas que recuerdan la vida de San Pedro y el Antiguo y el Nuevo Testamento. Dividido en tres naves, el interior llama la atención por su suelo de mosaico, que lo cubre todo con motivos moriscos. El púlpito también está decorado con un fino mosaico que alterna vívidas representaciones de animales con motivos geométricos. El teatro romano y el misterio del criptopórtico Visitar Sessa Aurunca es como hacer un viaje en el tiempo: desde la arquitectura románica de su catedral hasta los espectaculares mármoles de colores del gran teatro romano, sacado a la luz en 2003 y extraordinariamente bien conservado. Realizado en el siglo I d. C., aprovechando la pendiente natural de una colina, con capacidad para 7000 espectadores, es el segundo teatro romano más grande de Campania, después del de Nápoles, que queda casi completamente oculto bajo las casas de la ciudad. Junto al teatro, hay un criptopórtico, un pasillo cubierto, que data de una época posterior. Todavía no está claro cuál era su finalidad, tal vez lo utilizaban los actores para trasladarse de un lugar a otro, aunque las numerosas inscripciones en griego y latín de sus paredes, que incluyen versos virgilianos, sugieren que se utilizaba como escuela o gimnasio. El castillo ducal: un "coro" de la historia de la ciudad El castillo ducal de Sessa Aurunca narra y sintetiza, en su extraordinaria estratificación de épocas y estructuras, la historia y las dominaciones de la ciudad. En su interior puedes visitar la biblioteca, pero sobre todo las salas del Museo Arqueológico Cívico, que conservan numerosos testimonios del paso de las dinastías que se han sucedido a lo largo de los siglos, desde los lombardos hasta los normandos, desde los angevinos hasta los aragoneses, junto con hallazgos arqueológicos descubiertos en el fondo marino del Golfo de Gaeta, entre los que destaca la famosa estatua de Matidia menor, domina local de relevancia y poder en la época romana. Borgo Valogno, de ciudad fantasma a galería al aire libre No te pierdas el pequeño pueblo de Valogno, a 390 metros sobre el nivel del mar y a pocos kilómetros de Sessa Aurunca: esta aldea de poco más de 90 almas, que se estaba despoblando poco a poco, ha evitado el destino que amenazaba con convertirla en una ciudad fantasma transformándose en una galería de arte al aire libre: sus calles, muros y patios acogen obras de arte callejero e instalaciones de artistas, atraídos por la llamada a la acción de la asociación cultural Il Risveglio, que ha promovido un verdadero renacimiento y lo ha convertido en un destino continuo para turistas y aficionados. Del volcán (extinto) a las playas de Baia Domizia Valogno se encuentra dentro del Parque Regional Área Volcánica de Roccamonfina y Foce Garigliano, 11 000 hectáreas de naturaleza que llegan hasta la frontera con el Lacio. El parque está custodiado desde arriba por el volcán extinto de Roccamonfina, el más antiguo de la región, justo enfrente del Vesubio. Esta zona de montañas, colinas y costas, entre castañares, viñedos, olivares y arroyos que bajan hasta el mar, acoge durante todo el año festivales y eventos para promover las tradiciones y los productos locales, en primer lugar la famosa castaña, mientras que sus itinerarios atraen muchos aficionados al senderismo y al ciclismo. Dejando atrás las laderas de Roccamonfina, te aconsejamos dirigirte de nuevo a Baia Domizia: la costa de Sessa Aurunca, la perla balnearia de Campania en el Golfo de Gaeta, donde podrás recargarte con un paseo descalzo por sus kilómetros de playa fina y dorada, o darte el gusto de relajarte en sus aguas celestes.
Bienestar y Relax

Terme di Telese

Las termas de Telese y el milagro del agua efervescente No hay nada mejor que programar una parada en Telese Terme para descubrir, de primera mano, lo que significa el bienestar. Situada en el centro del Valle Telesina (BN), en la orilla derecha del río Calore, la aldea, antiguamente llamada Telesia, es una importante parada en la Vía Francígena del Sur. Quienes se detengan aquí encontrarán un campanario con una historia que se remonta a miles de años y balnearios termales con propiedades reparadoras. Ubicada al pie del monte Pugliano donde brotan los manantiales de agua mineral sulfurosa que alimentan sus establecimientos termales, Telese Terme no dejará de sorprenderte con cuidados totalmente personalizados. El campanario, el único sobreviviente del terremoto El recorrido de las antigüedades aquí en Telese se hace rápido: uno de los pocos monumentos que quedan de la Telesia medieval, completamente arrasada por el terremoto de 1 349, es el campanario, situado en la localidad de Vescovado. Se apoya sobre una base rectangular, tiene 17 metros de altura y está entre los edificios románico-normandos más raros y valiosos de Campania. Construida con materiales de la Telesia romana, está decorada con motivos en ladrillo trabajados con la técnica del opus reticulatum. Es todo lo que queda de la antigua catedral de la Santissima Croce, erigida en el siglo X y reconstruida bajo el nombre de Santa María della Trinità. Las aguas termales, un tesoro de las profundidades Las primeras noticias de las aguas sulfurosas de Telese se remontan a la época del violento terremoto de 1349, que devastó el campo de Telese, arrasando la ciudad. Los frecuentes e intensos temblores, que se prolongaron durante mucho tiempo, no solo hicieron aflorar los manantiales, sino que también provocaron episodios de hundimiento y alteraron el suelo, dando lugar a lagunas y pantanos, como el famoso lago Telese, así como a exhalaciones de dióxido de carbono y dióxido de azufre que hicieron el aire irrespirable durante mucho tiempo. Sin embargo, los primeros estudios sobre sus virtudes terapéuticas se remontan a 1734, con la publicación de De acidulis telesinis dissertatio, un ensayo de Tommaso Bruni. El actual establecimiento del Parque Termal de Telese, sigue utilizando esas aguas para los tratamientos termales y debe su fortuna a la clarividente intuición de la familia Minieri que, a finales del siglo XIX, logró obtener un contrato y dar vida a lo que entonces se llamaba los Grandes Establecimientos de Baño de Telese, cuyos departamentos siguen inmersos en un gran parque de árboles centenarios donde, se puede pasear entre las cuencas de los manantiales, las piscinas y las numerosas instalaciones recreativas. La belle époque de las antiguas Termas de Jacobelli Puedes hacerte una idea de cómo debían ser las instalaciones de la época visitando las antiguas Termas de Jacobelli, en la confluencia de Castelvenere, Solopaca y Telese, transformadas en parque natural en 2008 tras una profunda renovación. Fundadas por el caballero Achille Jacobelli de San Lupo e inauguradas en 1867, las Termas Jacobelli eran, según las crónicas de la época y lo que queda de las cabinas de baño, piscinas y bouvettes, un sitio encantador, rodeado de vegetación, con un hermoso pórtico para descansar y dos fuentes para los bañistas. Senderismo a orillas del agua Siguiendo con el tema del agua, y siempre entre Telese y Solopaca, también se encuentra el pequeño lago de Telese, no muy lejos de las orillas del río Calore. Un encantador tramo de agua, de unos 20 metros de profundidad, cuyo origen se encuentra en la naturaleza sísmica del suelo y las rocas sobre las que se asienta la ciudad. Utilizada para la pesca deportiva, a lo largo de sus equipadas orillas, una carretera panorámica de más de un kilómetro se abre paso entre una densa vegetación, pasando por restaurantes, hoteles y una piscina, ofreciendo, sobre todo en verano, momentos de recreo y frescor. ¿Quieres sumergirte aún más en el paisaje? Agrega a tus destinos una excursión al parque de Grassano, a pocos kilómetros de Telese, uno de los más bellos oasis naturales de Campania, equipado para un paseo familiar al aire libre y atravesado, entre tilos, sauces y álamos, por el torrente de Grassano, en cuyas aguas turquesas nadan patos, gansos y nutrias. El monte Pugliano, entre muros megalíticos y dolinas Detrás del complejo termal, el monte Pugliano vigila la ciudad desde lo alto. Su nombre deriva de la vía latina que unía Roma con Puglia. A lo largo de los itinerarios que atraviesan sus aproximadamente 54 hectáreas, se encuentran restos de estructuras residenciales que se remontan al Paleolítico y ruinas de murallas megalíticas samnitas, pero lo más característico de su paisaje es la presencia de dolinas, oquedades o cavidades kársticas producidas por la erosión de la piedra caliza, algunas de las cuales se pueden visitar, únicas en su forma a lo largo de todo el macizo sur de los Apeninos. ¡Aquí es donde está la fiesta! Epicentro de la diversión, sobre todo en las noches de verano, Via Minieri, corazón de la ciudad termal, es el sitio donde se consume el "struscio" de Telesine, entre el complejo y la estación de tren, en ambas direcciones. Es aquí donde se concentran la mayoría de las actividades comerciales: boutiques, pubs, restaurantes, bares de vinos. Si buscas espectáculos, música en vivo y entretenimiento: ¡es aquí!
¡Ups! Hubo un error al compartir. Acepta las cookies de perfil para compartir esta página.