Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Compras

Tiendas y talleres de artesanía

Encontrarás de todo, desde artesanía hasta alta costura, desde vinos preciados hasta comida local, por poner algunos ejemplos, solo tienes que pasear por las numerosas tiendas italianas.

Por regla general, los establecimientos están abiertos de lunes a sábado. Algunos funcionan de forma continua de 9.00 a 20.00 horas, otros cierran a la hora de comer, aproximadamente de 13 a 15 horas.

En los centros históricos y turísticos, muchas tiendas también abren los domingos, así como en los aeropuertos y las grandes estaciones de tren. Evidentemente, se trata de horarios de apertura orientativos que varían de norte a sur o, en lugares con una fuerte vocación turística, según la temporada: horarios ampliados en temporada alta y reducidos en temporada media y baja.

 

Centros comerciales / Outlets

Son muchos y están dispersos por toda Italia, a menudo cerca de los grandes núcleos de población, pero también cerca de los grandes cruces de autopistas: son los centros comerciales, que han crecido con los años y que ahora están arraigados en el tejido social y en el territorio. Repletos de escaparates, ofertas gastronómicas, espacios para niños y, en algunos casos, incluso gimnasios o multicines, son destinos ideales para un día de compras. Creados más recientemente, los outlets siguen siendo grandes centros comerciales, cuya característica es acoger principalmente marcas de primera línea de moda y alta tecnología con ofertas muy ventajosas, ya que ofrecen productos fuera de catálogo.

Los centros comerciales, los outlets y los grandes almacenes suelen abrir todos los días de 9.30 a 20.00 horas (en algunos casos hasta medianoche).

 

Recibos y tickets

Por cualquier bien/servicio que adquiera en Italia, recuerda pedir (y conservar) un recibo o factura en el momento del pago: esto ayudará a justificar la posesión de bienes y a evitar sanciones en caso de controles. En nuestro país, de hecho, todos los negocios oficiales están obligados a emitir un comprobante de pago, y cada ciudadano debe recibir uno después de cada compra, para no infringir la ley. Pero también -en el caso de la compra de productos- para poder contar con la garantía o para cualquier operación de devolución.

 

Negociaciones

En nuestro país, los precios de los bienes y servicios suelen ser los expuestos o mostrados en las listas de precios/menús: no solemos regatear en el momento de la compra.

Sin embargo, hay ferias y mercados donde es posible entablar negociaciones con los comerciantes. A principios de julio y después de las vacaciones de Navidad, los comercios italianos aplican las llamadas "rebajas", es decir, fuertes descuentos en los productos a la venta. Las fechas exactas varían de una región a otra.

Desconfía de los productos falsificados del mundo de la moda que se ofrecen en la calle, en la playa o en los centros históricos: ¡el verdadero diseño italiano no se puede comprar en las aceras! Ceder a la tentación de ahorrar dinero iría en contra de nuestras leyes, que prohíben tanto la venta como la compra de estos productos que no tienen nada que ver con el verdadero Made in Italy.