Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Documentación

Documentos necesarios

Puedes entrar en Italia desde todos los países de la UE y extra UE. Las condiciones y la documentación requerida varían en función del país de origen del viajero.

Ciudadanos de la UE y de los países de Schengen

Para entrar en Italia basta un documento de identidad o un pasaporte válidos.

Ciudadanos de países no pertenecientes a la UE

Puedes entrar en Italia con un pasaporte válido durante al menos tres meses después de la fecha prevista de salida del espacio Schengen.

 

Dependiendo de tu país de origen, puedes necesitar un visado para entrar en Italia. Para saber si tienes que solicitarlo, visita el sitio esteri.it.

Tras introducir tu nacionalidad, país de residencia, duración de la estancia (menos o más de 90 días) y motivo del viaje, recibirás toda la información que necesitas.

  • Recuerda que cuando cruces la frontera, las autoridades pueden pedirte que presentes la documentación que justifique los motivos y la duración de tu estancia en Italia.

El visado debe solicitarse en los consulados italianos del país de residencia y, por lo general, se expide 90 días después de la solicitud.

Si te alojas en un hotel u otro tipo de establecimiento, el gerente rellenará una declaración de presencia por ti y la remitirá a la comisaría. Debes llevar siempre contigo una copia de la declaración para poder mostrarla a la policía en caso de control.

Si entras en Italia desde un país que no forma parte del espacio Schengen, el sello uniforme Schengen, que se estampa en tu pasaporte durante el control fronterizo, sustituye a la declaración de presencia.

Si entras en Italia en tránsito desde un país del espacio Schengen y no te alojas en un estructura de alojamiento, debes presentar la declaración de presencia en los 8 días siguientes a tu entrada en Italia en la comisaría (Jefatura de Policía) de la provincia en la que estás domiciliado.

Aduana

Existen límites específicos que varían de un país a otro para la introducción de determinadas mercancías en Italia, por ejemplo: alimentos, alcohol y productos del tabaco, o bienes culturales y productos farmacéuticos.

La disponibilidad de dinero en efectivo también sigue límites estrictos: entre monedas y billetes, puedes introducir hasta 9999.99 euros en Italia sin tener que declararlos. Por encima de esta cantidad, tienes que rellenar un formulario especial en las oficinas correspondientes para no incurrir en sanciones y embargos que oscilan entre el 30% y el 50% del importe que supera el límite indicado.

También se establecen normas precisas para la composición de los objetos personales del viajero, el transporte de mercancías de origen animal y vegetal o la introducción de animales de compañía en el territorio italiano.

Las indicaciones que sigues para entrar en Italia también las tienes que respetar al salir, ya sea para ir a casa, a otro país europeo o a cualquier otro destino.

Para más detalles sobre cada uno de ellos, consulta la Carta aduanera del viajero, que puedes ver/descargar aquí:

https://www.adm.gov.it/portale/dogane/cittadino/carta-doganale-viaggiatore

 

Libre de impuestos (solo para Extra UE)

Si llegas desde un país no europeo (o, en cualquier caso, desde fuera del espacio Schengen), puedes obtener la desgravación directa o el posterior reembolso del IVA aplicado a los bienes que adquieras en el territorio italiano.

Esta prestación puede concederse a condición de que:

  • el valor de los bienes adquiridos, por cada factura, supere los 154,94 euros
  • los bienes estén destinados a un uso personal o familiar y se transporten en el equipaje personal
  • la factura incluya una descripción de la mercancía, los datos personales del viajero, los datos del pasaporte u otro documento equivalente que demuestre que el viajero es residente o está domiciliado fuera de la UE
  • la salida de bienes del territorio de la UE se produce en el plazo de los tres meses sucesivos a la fecha de expedición de la factura y se acredita mediante un "visado aduanero"
  • la factura así validada se devuelve al vendedor italiano en los cuatro meses siguientes al mes de la compra

Se destaca que el servicio OTELLO, procedimiento que digitaliza el visado que se estampa en las facturas libres de impuestos, emitidas electrónicamente, está activo en los puntos de salida nacionales desde el 1 de septiembre de 2018. En este sentido, cabe señalar que como viajero, en el momento de la compra, debes tener la precaución de comprobar que la copia de la factura recibida del comerciante lleva el código de solicitud que indica que ha sido enviada a OTELLO.

Para más información sobre el procedimiento, consulta la sección OTELLO del portal de la Agencia.

Si lo prefieres, puedes recurrir a un "intermediario de OTELLO", es decir, a una agencia especializada en "compras libres de impuestos", que transmitirá tus datos a OTELLO y te conseguirá la devolución del IVA. La agencia deducirá directamente un porcentaje del IVA que te será reembolsado.