Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Destino turístico

Piamonte

Insólitos hoteles históricos del Piamonte, lugares de ensueño para viajes en busca de la belleza

5 direcciones para una estancia de ensueño en villas y casas señoriales del Piamonte

Un recorrido por el arte y la cultura de cinco ciudades del Piamonte puede enriquecerse con una experiencia adicional: una estancia en una residencia de época, entre muros antiguos y muebles de época.En los hoteles históricos del Piamonte reina una atmósfera de lujo y gran belleza. Mansiones con sabor a historia, transformadas tras una cuidadosa restauración en magníficos hoteles equipados con todas las comodidades.
Destinos excepcionales a los que aspirar para pasar unos días de absoluto relax viviendo en auténticos monumentos, en una continuidad ideal de los muchos que puedes visitar.

1. En Turín, Hotel dei Pittori

Las 12 habitaciones del hotel se encuentran en una villa estilo Art Nouveau que data de 1897. Caminas sobre alfombras que cubren el suelo de parqué, y luego, tumbado en la cama, puedes contemplar las estrellas a través de las ventanas encastradas en el techo entre vigas de madera. Los colores son suaves y relajantes, con refinados tejidos en la cama y las cortinas. Desde el pequeño balcón de Saboya y la terraza de las habitaciones Deluxe se domina el barrio histórico de Borgo Vanchiglia, justo al lado de las murallas medievales de la ciudad, bordeando el río Po y el Dora.
Desde el hotel se puede ir andando a las principales maravillas de Turín: la Mole Antonelliana, los Giardini Reali y la Piazza Castello, así como las animadas Via Garibaldi y Via Roma.

El restaurante cuenta con una amplia gama de menús de cocina local, en la que predominan la Bagna Caoda, el Tajarin y los Agnolotti a la salsa de asado, y los risottos. Para los paladares más internacionales, hay picantón en salsa teriyaki y sopa de miso con almejas.

2. En Alba, Palazzo Finati

La residencia data de principios del siglo XIX y ha sido restaurada siguiendo un estricto criterio filológico: sólo tiene 9 habitaciones con mobiliario original de sencilla elegancia piamontesa. El desayuno se sirve en una sala con restos arqueológicos de la época romana. Los artistas contemporáneos locales también exponen aquí sus obras.
Estás en pleno centro histórico de Alba, una joya de las Langhe que puedes visitar dando un paseo. Pronto llegarás a la catedral de San Lorenzo, un imponente edificio gótico, y a la iglesia barroca de la Maddalena.

Te encuentras en uno de los pueblos más gourmet de Italia, cuna de la preciada trufa blanca. A unos pasos del Palazzo Finati se encuentra el famoso restaurante Piazza Duomo, dirigido por el multiestrellado chef Enrico Crippa, que mantiene sinergia con las bodegas Ceretto. Las habitaciones tienen un toque artístico, al igual que los platos: cocina local innovadora al más alto nivel, así como en su carta de vinos.

3. En Asti, Relais Cattedrale

Tan exclusivo como insólito, sus instalaciones se encuentran en el Palazzo Curbis di San Michele, del siglo XVIII, haciendo gala de un estilo muy ecléctico: los muebles antiguos se yuxtaponen con piezas de diseño y modernas, con algunas incursiones en muebles de países lejanos. Los huéspedes pueden disfrutar de una terraza, un jardín y una biblioteca con su colección de vinilos.

Desde el palacio en el que estás alojado, vete a ver los magníficos palacios del centro histórico: Alfieri, Mazzetti y Ottolenghi. Pasea por el pueblo para admirar su arquitectura medieval y sus torres, y luego entra en el Duomo, la Catedral de Santa Maria Assunta.

Para comer, puedes explorar las trattorias de Monferrato o detenerte en la ciudad que da nombre al famoso vino espumoso. Prueba el vitel tonnato (ternera en salsa de atún), las carnes servidas crudas, y no dejes de probar su postre de avellanas.

4. En Alessandria, Palacio Paleológico

Se encuentra a las afueras de la ciudad, en un entorno verde de suaves colinas. Los muebles de época decoran las habitaciones del antiguo palacio, que también organiza para los huéspedes rutas enológicas reservadas a los apasionados a la buena bebida.
Alessandria, la segunda ciudad más grande del Piamonte, es famosa por la riqueza de sus residencias aristocráticas, especialmente concentradas en la Piazza della Libertà. La ciudadela fortificada permanece intacta, mientras que la catedral neoclásica alberga importantes obras de arte.

Sin moverte del Palazzo Paleologi, puedes reservar una mesa en el Restaurante Antico Monastero, en un ala del edificio. En el interior hay chimeneas antiguas, mientras que los porches y las terrazas tienen vistas a la vegetación. Si te gusta la carne, elige una tagliata de ternera piamontesa raza Fassone.

5. En Biella, Tenuta Il Giocco

Es una villa del siglo XVII rodeada de un inmenso parque de 60.000 metros cuadrados, con piscina. Los interiores de la propiedad sorprenden por la suntuosidad de su mobiliario, las estatuas y pinturas, los techos abovedados y los suelos de terracota y madera.
Biella está a cinco minutos en coche desde el hotel y la primera parada es Biella Piano, la parte más antigua de la ciudad que se agrupa alrededor del monumental Duomo.

Puedes cenar en el restaurante Tenuta Il Giocco o en Biella, ciudad que posee muchos productos típicos: entre los quesos, la toma y el beddu, entre los postres, los canestrelli y el turcetùn. El risotto con malva es una especialidad local. Ante la carta de vinos, no dudes en pedirte un Nebbiolo.

El Piamonte es la región ideal para combinar paisajes impresionantes, comida, néctar de los dioses e historia. Aquí, los hoteles históricos, las ciudades de arte y los pueblos de impresionante belleza no son sólo destinos excepcionales, sino destinos en los que encontrarse consigo mismo.