Saltar el menú

Para obtener la información más reciente sobre las restricciones de viaje por COVID-19 en Italia. Haz clic aquí.

Frascati

Resumen

Frascati, el verdadero placer de las vacaciones

Debido a su ubicación privilegiada, Frascati ha sido un lugar de deleite desde el principio de los tiempos.

Fue elegida por los pueblos latinos para crear uno de sus mayores asentamientos, Tusculum. Durante la Roma republicana, fue la favorita de senadores y hombres de letras. También fue centro de la corte papal estiva durante el Renacimiento, cuando se construyeron alrededor villas de cuento con jardines espectaculares que aún hoy admiramos.

¿Cómo resistirse a tal encanto?

 

Qué ver en Frascati

Se puede llegar en tren desde Roma por una línea construida parcialmente por el Estado Pontificio en 1856. La estación está cerca del centro histórico, a pocos metros de la plaza de Roma, la catedral de San Pedro con su hermosa fachada de dos campanarios y el Museo Cívico Tuscolano delle Scuderie Aldobrandini, transformado en el 2000 por el arquitecto Massimiliano Fuksas en un espacio multifuncional, con una exposición permanente de los hallazgos arqueológicos de Tusculum.

En el lado opuesto del centro histórico encontramos la fortaleza medieval, remodelada en el siglo XV, con el Palacio Episcopal. Un bonito paseo natural conduce a la iglesia y al convento de San Francisco, donde se encuentra el Museo Etíope del Cardenal Massaia, con una colección etnográfica de objetos de África oriental. La visita a Frascati se completa recorriendo sus extraordinarias villas, construidas en posiciones dominantes alrededor de la ciudad.

 

Las villas Tuscolanas de Frascati y alrededores

Las 10 villas Tuscolanas renacentistas erigidas entre Frascati, Grottaferrata y Monte Porzio Catone constituyen un extraordinario conjunto arquitectónico, que testimonia la época en que la zona fue un lugar privilegiado para el ocio de la corte papal.

Todas las fachadas de las villas dan a Roma, cuyo perfil se ve en el horizonte. Para su construcción se contrató a los mejores arquitectos de la época, que diseñaron residencias principescas con jardines y parques.

De Villa Torlonia solo queda el enorme parque, hoy municipal, con el Teatro de las Aguas, las fuentes y las escaleras: la villa fue completamente destruida durante la Segunda Guerra Mundial y no pudo ser reconstruida. El resto han sobrevivido casi intactas hasta nuestros días, aunque con funciones diferentes.

La monumental Villa Aldobrandini, erigida en alto a las afueras de la ciudad, fue diseñada por Giacomo della Porta, pero completada en 1604 por Carlo Maderno y Giovanni Fontana, los arquitectos estrella del momento. Su espectacular ninfeo, con elementos acuáticos y estatuas de 2500 metros cuadrados, basta para describir su magnificencia: en su interior, conserva importantes ciclos de frescos barrocos. La villa fue un regalo del Papa Clemente VIII a un sobrino cardenal. Actualmente, acoge grandes eventos, ceremonias y actos culturales. 

Villa Falconieri (o Rufina), la más antigua de las villas de Frascati (1540-1550), construida sobre una antigua villa romana, fue ampliada por Francesco Borromini y hoy alberga una prestigiosa academia de estudios clásicos. Villa Tuscolana, la más panorámica, es un hotel con encanto. Villa Sora, que también acogió al papa Gregorio XIII y al cardenal Carlo Borromeo, fue cedida a los salesianos en 1900, que la convirtieron en el colegio que todavía existe. Junto al Parque dell'Ombrellino de Frascati surge la privada Villa Lancellotti. En Grottaferrata encontrarás Villa Grazioli, otro prestigioso hotel, y Villa Muti, mientras que en Monte Porzio Catone está Villa Parisi, gravemente dañada durante la Segunda Guerra Mundial, y la espléndida Villa Mondragone, residencia estiva de los papas hasta 1626, cuando Urbano VIII prefirió Castel Gandolfo y condenó a la decadencia no solo a villa Mondragone, sino también al conjunto de villas Tuscolanas que prosperaron gracias a la corte papal y su séquito. Actualmente, Villa Mondragone es la sede representativa de la Universidad de Tor Vergata de Roma. Las villas (excepto Lancellotti y Muti) pueden visitarse a través del Instituto Regional de Villas Tuscolanas.

 

El Parque Arqueológico de Tusculum

Desde Frascati, una hermosa carretera panorámica lleva al Parque Arqueológico y Cultural de Tuscolum, en una colina entre Frascati, Grottaferrata y Monte Porzio Catone, que conserva los restos de una ciudad más antigua que Roma, Tusculum, del siglo X a. C., uno de los principales centros de la Liga Latina. Derrotada por los romanos, pronto se convirtió en la residencia de verano favorita de literatos y senadores (entre ellos Cicerón) durante muchos siglos, hasta que fue destruida por Roma en el siglo XII.

De Tusculum, en un entorno natural de inusual belleza, se puede ver la calzada de los sepulcros, el reciente complejo termal, la capilla dedicada al dios Mercurio, el foro, un teatro romano del siglo I a. C. donde se realizan representaciones teatrales en verano y la acrópolis. Desde allí arriba se puede ver toda la zona de Castelli Romani, con Roma en la distancia.

También puedes dedicar un día entero a visitar Tusculum, con zona de picnic, parque infantil y una amplia variedad de visitas guiadas arqueológicas y naturales.

 

Leer más

www.irvit.it/

Opiniones
Opiniones
()
Frascati

00044 Frascati RM, Italia

Explora los alrededores

Cercano