Venta al detalle

Las presentes indicaciones se aplican al sector de la venta al detalle.

▪    Predisponer información adecuada sobre las medidas de prevención.

▪    Especialmente en los supermercados y en los centros comerciales, se podrá tomar la temperatura corporal
impidiendo el acceso cuando esta sea superior a 37,5 °C.

▪    Establecer reglas de acceso basadas en las características de cada establecimiento que permitan evitar concentraciones de personas y asegurar el mantenimiento de 1 metro de separación como mínimo entre los clientes.

▪    Garantizar una amplia disponibilidad y accesibilidad a sistemas para la higiene de las manos con soluciones hidroalcohólicas, fomentando un uso frecuente de los mismos por parte de los clientes y de los operadores.

▪    En el caso de las compras con selección autónoma y manipulación del producto por parte del cliente, se habrá de establecer la obligación de desinfectarse las manos antes de manipular la mercancía. Como alternativa, se deberá facilitar a la clientela guantes desechables de uso obligatorio.

▪    Los clientes deben llevar puesta siempre la mascarilla, así como los trabajadores cada vez que interaccionen con los clientes.

▪    La persona encargada de despachar deberá higienizar sus manos frecuentemente con soluciones hidroalcohólicas (antes y después de atender a cada cliente).

▪    Asegurar la limpieza y desinfección cotidiana de las zonas comunas.

▪    Favorecer la renovación del aire en los espacios de interior. Siempre que sea técnicamente posible, será obligatorio excluir totalmente la función de recirculación del aire en los sistemas de climatización. Si ello no fuera técnicamente posible, habrá que tomar medidas adicionales para su renovación con aire natural, asegurándose de efectuar, no obstante, la limpieza de los filtros de recirculación con el sistema parado, a fin de mantener los niveles apropiados de filtración/eliminación, con arreglo a las indicaciones técnicas recogidas en el documento del Istituto Superiore di Sanità.

▪    El espacio dedicado a la caja puede ser equipado con barreras físicas (p. ej. mamparas). Como alternativa, el personal debe llevar puesta la mascarilla y tener a su alcance gel para la higiene de las manos. En todo caso, se han de favorecer los métodos de pago electrónico.