Está vd. en Home / Info / Directrices para la reapertura de las actividades económicas y productivas / Oficinas abiertas al público

Oficinas abiertas al público

Las presentes indicaciones se aplican al sector de las oficinas, públicas y privadas, de los despachos profesionales y de los servicios administrativos que prevén el acceso de público.

▪    Predisponer información adecuada sobre las medidas de prevención.

▪    Se podrá tomar la temperatura corporal, impidiendo el acceso cuando esta supere los 37,5 °C.

▪    Fomentar, cuando sea posible, el contacto con los clientes a través de conexiones a distancia y soluciones tecnológicas innovadoras.

▪    Favorecer el acceso exclusivo de los clientes mediante reserva, permitiendo la presencia contemporánea de un número limitado de clientes en base al aforo del local (ver punto siguiente).

▪    En la medida de lo posible, reorganizar los espacios en función de las condiciones logísticas y estructurales, para asegurar el mantenimiento de 1 metro de separación como mínimo, tanto entre las distintas zonas de trabajo como entre los clientes (y, en su caso, sus acompañantes) que esperan. En los lugares done esto no pueda ser mantenido, se deberá utilizar la mascarilla para la protección de las vías aéreas.

▪    Cuando sea posible, la zona de trabajo puede ser delimitada con barreras físicas adecuadas para prevenir el contagio a través de gotas.

▪    En zonas de espera, poner a disposición de los clientes y de los operadores soluciones hidroalcohólicas para la higiene de manos, recomendando un uso frecuente de las mismas, sobre todo después de tocar revistas y material informativo.

▪    La actividad de atención al público para las oficinas de gran afluencia de clientes externos puede desarrollarse exclusivamente en estaciones específicas y equipadas con cristaleras o paredes de protección.

▪    El operador deberá higienizar sus manos frecuentemente con soluciones hidroalcohólicas (antes y después de atender a cada cliente).

▪    Para las reuniones (con usuarios internos o externos) se dará prioridad a las modalidades a distancia. En alternativa, deberá garantizarse el mantenimiento de la distancia interpersonal de 1 metro como mínimo y, cuando se prevea una duración prolongada, también el uso de la mascarilla.

▪    Asegurar una adecuada limpieza de las superficies de trabajo antes de atender a un nuevo cliente, así como una adecuada desinfección de los equipos.

▪    Favorecer la renovación del aire en los espacios de interior. Siempre que sea técnicamente posible, será obligatorio excluir totalmente la función de recirculación del aire en los sistemas de climatización. Si ello no fuera técnicamente posible, habrá que tomar medidas adicionales para su renovación con aire natural, asegurándose de efectuar, no obstante, la limpieza de los filtros de recirculación con el sistema parado, a fin de mantener los niveles apropiados de filtración/eliminación, con arreglo a las indicaciones técnicas recogidas en el documento del Istituto Superiore di Sanità.