A partir del 17 de agosto de 2020, se suspenden las actividades de baile que tengan lugar en discotecas, salones de baile y lugares similares destinados al entretenimiento o que se realicen en balnearios, playas equipadas, playas libres, zonas comunes de instalaciones de alojamiento o en otros lugares abiertos al público (Ordenanza del Ministerio de Salud del 16 de agosto de 2020).

Por esta razón, también se suspenden las indicaciones que figuran a continuación, contenidas en las Directrices para la reapertura de las actividades económicas y productivas (Decreto del Primer Ministro de 11 de junio de 2020).

----

Las presentes indicaciones se aplican a las discotecas y otros locales similares destinados al entretenimiento (especialmente vespertino y nocturno). En lo referente a servicios complementarios (p. ej. hostelería, producciones musicales, espectáculos, etc.), atenerse a las fichas temáticas correspondientes.

▪    Predisponer una información adecuada sobre las medidas de prevención, comprensible también para los clientes de otras nacionalidades, sea mediante el auxilio de señales y carteles específicos, sea recurriendo al personal responsable, encargado de supervisar y fomentar el cumplimiento de las medidas de prevención, así como apelando al sentido de responsabilidad del visitante.

▪    Reorganizar los espacios para garantizar el acceso de forma ordenada, con el fin de evitar concentraciones de personas. A efectos, exclusivamente, de la determinación del aforo del local, se deberá tener en cuenta el mantenimiento garantizado de una distancia mínima de 1 metro entre usuarios y 2 metros entre los usuarios que acceden a la pista de baile. Organizar, si fuera posible, recorridos separados de entrada y de salida.

▪    Prever un número de responsables encargados de supervisar el cumplimiento del adecuado distanciamiento interpersonal respecto al aforo determinado para el local según lo establecido más arriba. Promover, con tal propósito, el uso de cuentapersonas para monitorizar los accesos al local.

▪    Siempre que sea posible, garantizar un sistema de reservas, pago de entradas y cumplimentación de formularios preferentemente por internet, con el fin de evitar la previsible concentración de personas, y llevar, cuando sea posible y cumpliendo las normas sobre privacidad, un registro de las presencias, conservándolo además durante 14 días.

▪    Se podrá tomar la temperatura corporal impidiendo el acceso cuando esta supere los 37,5 ºC.

▪    En caso de que la zona de la caja no estuviera ya equipada con barreras físicas (p. ej. mamparas), esta deberá ser acondicionada. En todo caso, se han de favorecer los métodos de pago electrónico.

▪    En los guardarropas, las prendas y objetos personales deben ser colocados en bolsas especiales para prendas.

▪    Es necesario facilitar el acceso a productos para la higiene de las manos, disponibles para los usuarios y para el personal en varios puntos de las distintas áreas, estableciendo además la obligación, para los usuarios, de utilizarlos antes de acceder y a la salida de cada zona dedicada al baile, al servicio de restaurante, servicios higiénicos, etc.

▪    En referencia a la actividad del baile, esta podrá estar permitida exclusivamente en exteriores (p. ej. jardines, terrazas, etc.).

▪    Los usuarios deberán llevar puesta la mascarilla en los espacios cerrados y en el exterior cuando no sea posible respetar la distancia interpersonal de 1 metro. El personal de servicio debe utilizar la mascarilla y proceder a higienizar sus manos con frecuencia.

▪    En cumplimiento de las indicaciones generales recogidas en la ficha relativa a la hostelería, en el caso de las discotecas no está permitida la consumición de bebidas en la barra. Por otra parte, la suministración de bebidas podrá tener lugar exclusivamente cuando sea posible asegurar el mantenimiento riguroso de la distancia interpersonal de 1 metro como mínimo entre los clientes, que deberán acceder a la barra de manera ordenada y, si fuera necesario, por cupos.

▪    Las mesas deben disponerse de manera que el mantenimiento de 1 metro como mínimo de separación entre clientes esté asegurado, con excepción de las personas que, con arreglo a las disposiciones vigentes, no estén sujetas a distanciamiento interpersonal. La aplicación de dicha excepción es de responsabilidad individual. Dicha distancia puede ser reducida solo recurriendo a la colocación, entre las distintas mesas, de barreras físicas adecuadas para prevenir el contagio a través de gotas.

▪    Todo objeto entregado a los usuarios (p. ej. abrebotellas, cubos para el hielo, etc.) deberá ser desinfectado previamente.

▪    Favorecer la renovación del aire en los espacios de interior. Se deberá comprobar la eficacia de los sistemas de ventilación en función de la afluencia y tiempo de permanencia de los ocupantes, con el fin de garantizar que los caudales de aire exterior sean los adecuados con arreglo a las leyes vigentes. En cualquier caso, el nivel de afluencia debe estar vinculado a los caudales efectivos de aire exterior. Cuando sea técnicamente posible, en los sistemas de climatización es obligatorio excluir por completo la función de recirculación del aire. En cualquier caso, se deberá tomar medidas adicionales para la renovación con aire natural y/o por medio del sistema, asegurándose de efectuar, no obstante, la limpieza de los filtros de recirculación con el sistema parado, a fin de mantener los niveles apropiados de filtración/eliminación adecuados. Si fuera técnicamente posible, se deberá aumentar la capacidad de filtración del sistema de recirculación, sustituyendo los filtros existentes por otros de clase superior que garanticen el mantenimiento de los caudales. En los servicios higiénicos, el extractor de aire deberá mantenerse en funcionamiento constante.

▪    En el caso de actividades complementarias que requieran compartir objetos (p. ej. juegos de mesa, billares), adoptar modos organizativos que permitan reducir el número de personas que manipulan dichos objetos y establecer, en cualquier caso, la obligación de utilizar la mascarilla y la desinfección de las manos cada vez que se empiece un nuevo juego. En todo caso, las superficies de trabajo, las mesas de juego y cualquier objeto suministrado a los usuarios para su utilización, deben ser desinfectados antes y después de cada turno de uso. Queda prohibida la utilización de instrumentos de juego que no puedan ser desinfectados al final de cada turno de uso (p. ej. juegos de cartas) o garantizar el mantenimiento de la distancia de 1 metro como mínimo entre personas (p. ej. futbolín).

▪    Garantizar una limpieza y desinfección frecuentes y regulares de las superficies, poniendo especial atención en las superficies tocadas con mayor frecuencia por los usuarios y en los servicios higiénicos.