Está vd. en Home / Video / Video / Trento, la ciudad pintada

Trento, la ciudad pintada


Trento ha sido siempre considerada una ciudad-bisagra entre la cultura alemana y la latina. En el centro histórico, que presenta una fuerte huella renacentista, se abre la histórica Plaza del Duomo con la funete barroca de Neptuno, el Palacio Pretorio, las Casas Rella y la Catedral de San Virgilio, donde tuvo lugar el Concilio de Trento. La historia de la ciudad aparece profundamente ligada a la figura del Príncipe Obispo Barnardo Clesio. El Castillo del Buonconsiglio, su morada habitual, se presenta a los ojos del visitante como un magnífico conjunto. En su interior es posible admirar los magníficos frescos realizados por los más hábiles artistas de la época y la sugestiva Torre del Águila, obra maestra absoluta del estilo gótico internacional.