Está vd. en Home / Info / Directrices para la reapertura de las actividades económicas y productivas / Venta al detalle en zonas públicas (mercados y rastros)

Venta al detalle en zonas públicas (mercados y rastros)

Las presentes indicaciones se aplican a las actividades de venta al detalle en zonas públicas que pueden considerarse ordinarias por la frecuencia con que se llevan a cabo y cuya reglamentación es competencia de los ayuntamientos, los cuales deberán asegurar:

▪    La reorganización de los espacios, incluso mediante señalización de suelo, para permitir el acceso de manera ordenada y, si fuera necesario, por cupos, con el fin de evitar concentraciones de personas y asegurar el mantenimiento de 1 metro de separación como mínimo entre los usuarios, con excepción de los miembros de un mismo núcleo familiar, convivientes o personas que, con arreglo a las disposiciones vigentes, no estén sujetas a distanciamiento interpersonal.  La aplicación de dichas excepciones es de responsabilidad individual.

▪    La supervisión, a través de controles adecuados, el uso de mascarilla por parte tanto de los clientes como de los operadores, y que estos últimos pongan a disposición productos higienizantes para manos, especialmente junto a los sistemas de pago.

▪    El mantenimiento del distanciamiento interpersonal en todas las actividades y sus fases.

▪    Una amplia disponibilidad y accesibilidad a sistemas para la desinfección de las manos. En concreto, dichos sistemas deben hallarse disponibles junto a los sistemas de pago.

▪    El uso de mascarilla por parte tanto de los operadores como de los clientes.

▪    Información que garantice el distanciamiento de los clientes a la espera de entrar, colocando, en la entrada de los mercados, carteles en italiano e inglés, como mínimo, que informen a la clientela sobre los comportamientos apropiados.

▪    Un mayor distanciamiento de los puestos y, para dicho fin, donde fuera necesario y posible, la ampliación de la zona dedicada al mercado.

▪    La determinación, para cada puesto, de un área en la que limitar la concentración máxima de clientes presentes al mismo tiempo, que habrá que respetar ateniéndose a la distancia interpersonal de 1 metro.

Asimismo, cuando sea oportuno, los ayuntamientos podrán barajar la posibilidad de suspender la venta de bienes usados.


Medidas a cargo del gerente del puesto

▪    Limpieza y desinfección cotidiana de los equipos antes de iniciar las operaciones de venta en el mercado.

▪    Es obligatorio el uso de mascarillas, mientras que el uso de guantes puede sustituirse por una higienización frecuente de las manos.

▪    Poner a disposición de la clientela solución hidroalcohólica para la higiene de las manos en cada mostrador.

▪    Respeto del distanciamiento interpersonal de 1 metro como mínimo.

▪    Respeto del distanciamiento interpersonal de 1 metro como mínimo respecto a los demás operadores, incluso durante las labores de carga y descarga.

▪    En el caso de las compras con selección autónoma y manipulación del producto por parte del cliente, se habrá de establecer la obligación de desinfectarse las manos antes de manipular la mercancía. Como alternativa, se deberá facilitar a la clientela guantes desechables de uso obligatorio.

▪    En caso de venta de bienes usados, se deberá efectuar la limpieza y desinfección de las prendas de vestir y del calzado antes de exponerlas para su venta.